Federico Cash: el mártir de la búsqueda

Así lo definió Juan Carr, responsable de la Red Solidaria; "prácticamente no dormía para buscar a su hija", contó
(0)
29 de abril de 2014  • 10:48

Cuando en 2012, un año después de iniciada la búsqueda de su hija, Federico Cash hablaba con LA NACION, pedía que no lo retuvieran mucho tiempo. Necesitaba seguir analizando las denuncias que le llegaban y entre las que deseaba encontrar algún mínimo dato que le permitiera saber dónde estaba María.

Así transcurrieron los últimos 34 meses de Federico Cash. Desde el 8 de junio de 2011, cuando María se comunicó por última vez con su familia, la única prioridad fue encontrarla.

"Estoy impactado y hablo desde lo que me genera un hombre que fue como un mártir de la búsqueda", expresó esta mañana Juan Carr, titular de la Red Solidaria, en diálogo con TN.

Carr siguió de cerca todo el proceso vivido por la familia Cash. "Estamos ante un papá admirable que no sé de dónde sacaba fuerzas cada día para buscar a su hija", sostuvo, y agregó: "Él prácticamente no dormía desde el primer momento. Estaba haciendo su propia búsqueda".

El responsable de Red Solidaria contó también algunas particularidades sobre la incansable tarea del hombre que murió ayer en un accidente automovilístico en La Pampa. Viajaba por todo el país y casi no tenía dinero. "Tenía cosas admirables. En las últimas semanas pedía alojamiento en los lugares más insólitos. A veces golpeaba una puerta a la noche para que lo alojen cuando iba de paso. Estaba jugado desde todo punto de vista", relató.

"La última vez que hablamos estaba en Bariloche, hace tres o cuatro días. Seguía una pista más", añadió. El hombre recorría las rutas detrás de mensajes anónimos de personas que aseguraban haber visto a su hija. "La gente es muy buena y hay muchos que creen haber visto muchas 'Marías'. Él iba a todas partes. A todos lados", señaló Carr.

Por último, remarcó la necesidad de "romper con el silencio". "Lo vuelvo a repetir. Alguien que está viendo esto sabe lo que pasó. Estoy seguro. Romper ese silencio es clave para que se abrace esa familia".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.