Suscriptor digital

Barrio Chino

Un bazar de lo que no abunda
Silvana Moreno
(0)
3 de mayo de 2014  

Frases para leer, memorizar y comentar en reuniones

El libro se lee en dos horas, pero seguramente se lo querrá tener cerca más tiempo para, con el correr de los días, echar mano a frases oportunas. Se llama Pequeñas reflexiones sobre el universo, el tiempo y mis discos favoritos, y lo firma Pablo Krantz, escritor, músico y, desde hace poco, pensador de frases contundentes que también llegaron a los sobres de azúcar.

Es una costumbre de hace muchos años, pero se le ocurró subirlas a Facebook, entonces sus fans empezaron a comentarlas y se armó una catarata interactiva. Además, el comentario: "¡Tendrías que hacer un libro con todas estas frases!" se hizo recurrente. Y realidad.

Editado por Timbuctú (timbuctueditorial.com.ar), con diseño e ilustraciones de lo más entretenidos, se suceden textos breves, fotos de infancia, historias de balas, de música y comentarios de la vida en general.

Entre las frases, aparecen profecías (El fin del mundo nos sorprenderá subiendo fotos de gatos a Facebook); consejos (Nunca contradigas a quien te hace reír), propuestas (Si dejamos de reproducirnos por unos cien años, casi todos los problemas de la Tierra se solucionan solos) y advertencias (Ni las canciones satánicas, ni las que hablan de drogas duras o de masacres con la motosierra: las más peligrosas son las canciones de amor).

Y otras tan inclasificables como taxativas: El mundo es de los que saben salir solos; hay gente que viene a poner su granito de arena y te lo mete en el ojo o me acaban de informar vía satélite que el sarcasmo no reemplaza la inteligencia. También, confesiones realmente graciosas: Cuando era chico pensaba que la canción de Kiss Fui hecho para amarte en realidad era Fui hecho para Marte. Me sentía muy identificado.

Por el momento, el libro se distribuirá de mano en mano, de forma independiente (hasta se puede confirmar un encuentro con el autor y llevarse el ejemplar firmado).

Zapatillas de la nueva era

¿Para qué matar animales y contaminar el planeta para hacer zapatillas o zapatos, si hay tanta materia prima dando vueltas, gratis y sin sufrimiento? Cada vez más rápido, van apareciendo materiales innovadores de recursos que siempre estuvieron al alcance de la mano. Una opción (por ahora en fase experimental) son las zapatillas de basura del mar: los británicos Charles Duffy, William Gubbins y Billy Turvey apoyan sus proyectos de arte anticonsumo con zapatillas hechas a mano, a partir de basura encontrada en las playas de su país, que, fundida en planchas multicolores, cobre vida útil. Todo el proceso puede verse en everythingisrubbish.co.uk, con video y todo.

Para comprar, en cambio, existen las Nike de corcho, sólo disponibles en store.nike.com. Es el modelo Airforce 1, en opciones baja y bota, y se puede elegir el tono del corcho y el color de los detalles (suela, cordones, logo). Cuestan alrededor de 200 dólares.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?