Suscriptor digital

En 8 años, la producción del campo cayó o creció menos que en otros países

Los rubros más afectados fueron carne y trigo; en soja, pese al boom del cultivo, el alza fue limitada
Fernando Bertello
(0)
4 de mayo de 2014  

El deterioro de la producción agropecuaria durante la gestión kirchnerista no sólo se evidencia al analizar los números internos. En los últimos años, mientras la producción de carne y trigo caía en la Argentina, la misma actividad creció en los países vecinos y en los competidores globales. Y en aquellos rubros en los que creció la producción local, como soja, maíz y leche, lo hizo en niveles mucho más bajos que en sus principales competidores.

El motivo: mientras los países con los cuales la Argentina disputa negocios en materia agropecuaria no aplican retenciones a las exportaciones, trabas al comercio exterior ni intervenciones en los mercados, la producción argentina viene sufriendo desde 2006 todo ese combo. Una muestra más de que para el agro no hubo década ganada.

Un informe elaborado por Juan Rey Kelly, economista de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), revela cómo la Argentina se quedó atrás en relación a otros países.

Uno de los casos más significativos es la carne. En 2005, el país producía 3,2 millones de toneladas al año. En 2013 fueron 2,7 millones de toneladas. Hubo así una baja de 16 por ciento. Frente al retroceso de la Argentina, dos competidores clave tuvieron una tasa positiva. En el mismo período, Brasil subió de 8,6 millones a 9,6 millones de toneladas su producción de carne, casi un 12 por ciento. Estados Unidos, en tanto, cuya producción rondaba los 11,3 millones de toneladas en 2005, saltó el año pasado a 11,8 millones de toneladas (4% más).

La caída no sólo se dio en producción: según datos del consultor en temas ganaderos Víctor Tonelli, las exportaciones de carne en 2005 fueron de 775.000 toneladas equivalentes res con hueso, cifra que ubicaba al país en el cuarto lugar en el ranking de exportadores del mundo. Brasil ocupaba en ese momento el primer puesto, con 2,3 millones de toneladas.

En 2013, la Argentina cayó al puesto número 12°, siendo superado ya no sólo por Brasil sino también por Uruguay y Paraguay. Tonelli señaló que el año pasado el país exportó sólo 200.000 toneladas. Ahora hasta Bielorrusia -un ex país que perteneció al bloque socialista soviético- y México superan a la Argentina en los puestos décimo y undécimo.

Otro dato: según Tonelli, hoy Uruguay está exportando 2,6 veces más que la Argentina.

Con esta performance y un freno en los permisos de embarque, advierte Tonelli, hay riesgo de que 2014 sea el peor año en la historia del país para la exportación de carne, por debajo incluso de 2001, cuando se dio el cierre de mercados externos por el rebrote de la fiebre aftosa. "Las exportaciones del primer trimestre sumaron 36.278 toneladas y anualizadas dan 145.112 toneladas, 6888 toneladas por debajo de las 150.000 toneladas de 2001", indicó el consultor. El otro riesgo es perder más relevancia en el comercio mundial del sector: en 2005 el país participó del 10% del comercio global de carne, y este año podría bajar a sólo 1,5 por ciento.

Trigo, en baja

En el caso del trigo, cuyos mercados están intervenidos por el mercado desde 2006, el informe del economista de CRA refleja que, mientras entre 2007 y 2014 Estados Unidos aumentó 18% su producción (de 49,2 millones a 58 millones de toneladas), Paraguay creció 63% (de 800.000 a 1,3 millones de toneladas) y Uruguay un 183% (de 600.000 a 1,7 millones de toneladas), la Argentina cayó un 44%: de las 16,3 millones de toneladas del ciclo 2007 bajó a 9,2 millones la última cosecha.

Otro dato sorprendente es que, mientras caía en el país, la cosecha global de trigo creció 19%, al pasar de 596,5 millones a 712,5 millones de toneladas.

También hubo un retroceso en las exportaciones del cereal. "Pasamos de ser el quinto exportador mundial, con más de 10 millones de toneladas en 2005, al décimo escalón, con menos de 1,5 millones de toneladas [es el volumen que hasta el momento autorizó a exportar el Gobierno]", señaló Kelly.

Otra prueba: el año pasado, Brasil, tradicionalmente un comprador cautivo del trigo argentino, tuvo que ir a buscar el cereal en Estados Unidos, adquiriendo más mercadería allí que en la Argentina.

En el rubro leche también hay un defase importante con respecto a otros países. Entre 2006 y 2013, la Argentina aumentó 8% su producción (de 10.200 millones de litros a 11.000 millones de litros), pero Brasil creció en el mismo período 28% (de 25.230 millones a 32.380 millones de litros), Uruguay aumentó 36% (de 1794 millones a 2432 millones de litros) y Nueva Zelanda, 29% (de 15.200 millones a 19.678 millones de litros).

Kelly culpó a las "políticas públicas equivocadas" por la situación de las diversas actividades. "Diagnósticos y políticas públicas equivocadas, sumado a una voracidad fiscal récord, nos han llevado a esta situación de estancamiento respecto a nuestros competidores", dijo, y agregó: "Este fracaso se refleja en menor generación de riqueza, empleo y desarrollo, sobre todo en el interior. Debemos ir en la dirección de Brasil, con el objetivo de generar gran volumen suficiente para que haya una oferta previsible, no volátil como la que existe hoy, que la pagamos con menos empleo y menos pymes agropecuarias".

De acuerdo con el informe del especialista de CRA, en maíz el país también creció menos en términos porcentuales frente a otros competidores. Tomando como referencia la campaña 2007, la producción creció 7% (de 22,5 a 24 millones de toneladas en grano comercial, pese a que el Gobierno informó una producción mayor incluyendo el uso ganadero), frente al 41% de Brasil (de 51 millones a 72 millones de toneladas), 32% de Estados Unidos (de 267 millones a 354 millones de toneladas) y 243% de Ucrania (de 9 millones a 30,9 millones de toneladas).

"Pasamos de ser el segundo exportador al cuarto lugar en el ranking, producto del estancamiento de la producción por las políticas públicas", remarcó Kelly.

Tal vez el dato más llamativo es que, pese al boom de la soja en la Argentina, el informe de CRA revela que el aumento de la producción quedó atrás frente a los porcentajes de suba que lograron otros países desde 2007. Mientras aquí el aumento fue de casi 7% (de 48,8 millones a 52 millones de toneladas), Brasil creció 39% (de 59 millones a 82 millones de toneladas), Paraguay un 49% (de 5,6 millones a 8,3 millones de toneladas) y Estados Unidos un 24% (de 73 millones a 90 millones de toneladas), siempre en comparación con la última cosecha.

El país pierde en la comparación

Pérdida histórica

Por muchos años la Argentina ocupó los primeros puestos en el mundo como exportador de carne. En 2005 estaba en el 4° lugar. El año pasado, en el 12°

Granero, en baja

La producción de trigo en el país cayó 44% entre 2007 y 2014, mientras se expandió la cosecha global

El "yuyo" creció menos

La producción de soja aumentó casi 7% en el país, mientras Brasil y Paraguay crecieron 39 y 49%, respectivamente

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?