Suscriptor digital

El Vaticano destituyó a 884 sacerdotes por abusos a menores en última década

En el segundo día de comparecencia ante el Comité de la ONU contra la Tortura, la Santa Sede dijo que separó a los religiosos que fueron encontrados culpables
(0)
6 de mayo de 2014  • 12:09

GINEBRA.- La Santa Sede investigó en los últimos diez años 3420 casos de sacerdotes que supuestamente habían abusado sexualmente de menores y, de ellos, 884 fueron destituidos y apartados, confirmó hoy el representante permanente del Vaticano ante la ONU en Ginebra, Silvano Tomasi.

Tomasi, que compareció hoy por segundo día ante el Comité de la ONU contra la Tortura, reiteró que si bien la Santa Sede no tiene jurisdicción penal en casos de pederastia del clero cometidos en terceros países, sí que tiene competencia para apartar a los sacerdotes culpables si se comprueba que han cometido el delito.

"La Santa Sede no tiene competencia para juzgar a los pederastas fuera del Estado del Vaticano, pero sí que realiza procedimientos eclesiásticos contra aquellas personas sobre las que pesan abusos a menores", explicó Tomasi, quien especificó que estas acciones se llevan a cabo "sin perjuicio de las acciones judiciales que se practiquen en los lugares donde resida el acusado".

Tomasi explicó que cuando se sospecha de un caso de abuso a menores por parte de un clérigo, el obispo local "tiene el deber de proteger a los niños de las acciones llevadas a cabo por los sacerdotes de su diócesis", por lo que debe realizar un informe y trasladarlo a la Congregación para la Doctrina de la Fe para que esta dirima al respecto.

Una vez hecho el estudio del caso, la Congregación tiene la capacidad de condenar al sacerdote a una pena canónica, "y en caso de que el clérigo sea declarado culpable, la pena canónica más extrema es la separación del entorno clerical".

Dicho esto, Tomasi procedió a aportar las cifras solicitadas la jornada anterior por la relatora del Comité, Felice Gaer, quien había pedido datos sobre sacerdotes investigados por la Congregación y cuántos de ellos habían sido condenados.

En números

"De 2004 a 2013 la Congregación estudió 3420 casos creíbles de abusos a menores de 18 años", afirmó Tomasi: 730 en 2004; 184 en 2005; 218 en 2006; 216 en 2007; 191 en 2008; 196 en 2009; 464 en 2010; 402 en 2011; 418 en 2012; y 401 en 2013.

Tomasi especificó que los casos se refieren a conductas delictivas cometidas desde 1950 hasta finales de la década de los ochenta, no acciones contemporáneas.

De éstos 3420 casos, 884 sacerdotes fueron separados de su condición clerical: 89 en 2004; 84 en 2005; 114 en 2006; 84 en 2007; 68 en 2008; 69 en 2009; 84 en 2010; 143 en 2011; 70 en 2012; y 43 en 2013.

El representante diplomático vaticano añadió que en otros 2572 casos, tras la investigación, los sacerdotes fueron simplemente sancionados con distintas penas, que no especificó.

En 2004 fueron sancionados 641 clérigos; 100 en 2005; 104 en 2006; 132 en 2007; 123 en 2008; 127 en 2009; 380 en 2010; 259 en 2011; 348 en 2012; y 358 en 2013.

Responsabilidad

Ayer, el Comité hizo un aluvión de preguntas, ya que entiende que el Vaticano violó un tratado internacional contra la tortura y prácticas inhumanas al que adhirió en 2002. En ese sentido, hizo hincapié en por qué la Santa Sede cree que su responsabilidad en cuanto a la protección contra la tortura sólo se aplica dentro de la Ciudad del Vaticano, un Estado de 800 habitantes. La distinción jurídica planteó la posibilidad de que la Santa Sede enfrente mayores implicaciones legales por no investigar a los clérigos.

En respuesta, el Vaticano se defendió y dijo que en los últimos meses las denuncias por abusos disminuyeron.

El fin de semana pasado, la comisión para la protección de menores creada por el papa Francisco en diciembre último aseguró que llegó la hora de la responsabilidad por parte de la Iglesia .

"Debemos asegurarnos de que se asuman las responsabilidades en la Iglesia, esto es especialmente importante", dijo la comisión en un comunicado.

Agencia EFE

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?