Crecimiento, inflación y desempleo en Europa

Asoman señales de recuperación en el viejo continente, la baja del desempleo será todavía una materia pendiente
Luis Palma Cané
(0)
6 de mayo de 2014  • 18:18

La Comisión Europea (órgano ejecutivo de la Unión Europea) publicó ayer sus pronósticos macroeconómicos para el período 2014/2015. A partir de este documento, resulta interesante analizar las variables claves de crecimiento, inflación y desempleo ya que las mismas tendrán, sin duda, un importante papel en las políticas monetarias a implementar durante el período bajo análisis.

Luego de la severa recesión 2012/2013 -con caídas del PBI del 0,7% y 0,4%, respectivamente- se estima que la situación se revertirá a partir del 2014 (+1,2%) y se irá consolidando en el 2015 (+1,7%). Al igual que para otras variables, se advierte aquí una profunda asimetría entra las tasas de crecimiento de los 18 países miembros. En efecto, para 2014 Letonia presenta un crecimiento del 3,8%, mientras que -en el otro extremo- se espera que el PBI de Chipre caiga nada menos que un 4,8%.

Un caso interesante a remarcar es el de Grecia, primera economía "rescatada" en el 2008 por la Comunidad. Luego de 5 caídas consecutivas anuales de su producto (-25% acumulado), se estima que recién en el bienio bajo análisis revertirá la situación con crecimientos del 0,6 y 2,9% respectivamente.

Inflación

La Comisión pronostica que la inflación se mantendrá en los bajos niveles actuales, con niveles del 0,8% en 2014 y del 1,2% en 2015. A juicio del organismo, la baja inflación viene determinada principalmente por: caídas en el precio de las materias primas, continúa apreciación del euro, mejoras en la productividad de los periféricos y bajos niveles de confianza del consumidor. Cabe destacar que el informe menciona riesgos de caer en deflación.

Desempleo

A pesar de que las condiciones del mercado laboral empezaron a mejorar en el 2013, se prevé que la creación neta de empleo a corto plazo será realmente escasa debido -fundamentalmente- a la anémica expansión prevista, sumada al conocido desfasaje temporal entre crecimiento y recuperación del mercado laboral.

De acuerdo a la Comisión, el desempleo en la Eurozona sólo se reducirá de la actual tasa récord del 12% (20 millones de desempleados) a 11,8% en 2014 y a 11,4% en 2015. Al igual que para el caso del crecimiento, aquí también se presentan profundas asimetrías; siendo los extremos para 2014 Austria con 4,8% y Grecia con 26,0%.

En síntesis. La Eurozona revertiría su recesión 2012/2013 a partir del corriente año (+ 1,2%), consolidándose la recuperación en 2015 (+1,7%). Este anémico crecimiento no permitiría una mejora sustancial en el gravísimo escenario actual de desempleo (12%). En lo que hace a la inflación, la misma se mantendría en los niveles actuales rondando el 1% anual; considerado por el BCE como el "umbral de peligro" para caer en deflación. Parece claro que el escenario es de una fragilidad extrema. En efecto, la combinación de anémico crecimiento, alto desempleo y peligro de deflación merece un manejo ultra sensible de las políticas monetarias; so pena de caer en estancamiento, deflación y en aún más débil mercado laboral

La pregunta clave aquí es cómo enfrentará el BCE, en su reunión que finaliza mañana, este peligroso escenario. ¿Continuará sin tomar medida alguna y -una vez más- sólo prometerá que, "en caso de ser necesario", implementará una política monetaria más laxa (baja de tasa de interés, inyección monetaria vía compra de bonos y/o líneas de préstamos a largo plazo al sistema financiero, entre otras medidas no convencionales)? O, por el contrario, advertirá que -ante los peligros que se presentan- no puede continuar con dilaciones y comenzará actuar. Una Eurozona en peligro de deflación con veinte millones de desempleados, sumada a una Comisión Europea que "presiona", están a la espera de novedades positivas. En 24 horas más se develará la incógnita.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.