Suscriptor digital

Jason Beghe. "Para encarnar a un detective tuve que estar con policías y delincuentes reales "

El protagonista de Chicago P.D., que Universal estrena mañana, estuvo en Buenos Aires
Ricardo Marín
(0)
12 de mayo de 2014  

El inicio de su trayectoria artística se remonta a mediados de los años 80, y acumula en su haber un enorme número de películas y series. Para el público argentino una referencia fácil de ubicar es su participación en Thelma & Louise -ya en los 90-, en la que hace un papel que lo tiene menos de cinco minutos en pantalla, pero que no pasa inadvertido. Jason Beghe es el actor que interpreta al policía que persigue a las protagonistas por una ruta en el desierto y cuando ellas se detienen se la lleva a Louise al patrullero, con el objeto de llamar a la central policíaca para verificar su identidad. Pero la actitud de Thelma lo sorprende cuando ésta se acerca al coche y le ordena bajarse apuntándole con un arma. El oficial Trooper -así se llamaba el personaje- se transforma, de hombre rudo y autoritario en niño asustado que solloza y termina encerrado en la baulera de su vehículo.

Luego podemos ubicarlo en muchos otros trabajos en televisión como los que hizo en las series Chicago Hope, C.S.I., Policía de Nueva York, Los expedientes secretos X o, más cerca en el tiempo, Californication. Aunque últimamente se lo puede ver en el papel del detective Hank Voight que interpreta en Chicago Fire. Este mismo papel es el que hace en calidad de protagonista en la nueva serie, Chicago P.D., que pondrá en pantalla Universal Channel, desde mañana, los martes, a las 22. Beghe estuvo en Buenos Aires y LA NACION pudo hablar con él.

El papel del sargento Hank Voight, que interpreta Jason Beghe, en Chicago Fire es un personaje secundario que termina en conflicto con uno de los bomberos protagonistas de esa serie, el teniente Mateo Casey. La disputa surge cuando un hijo de Voight tiene un accidente automovilístico en el que se lo acusa de haber estado manejando ebrio. Su padre, sin embargo, no cree en esta hipótesis e intenta defenderlo de cualquier manera, aun con métodos no legales. Esta situación, que generó mucho interés en la audiencia, es la que dio origen a que Dick Wolf, el creador de la primera, decidiera hacer una nueva serie, Chicago P.D., en la que Voight es el personaje central, a cargo de una unidad de inteligencia encargada de investigar delitos complejos.

-Hábleme del personaje de Voight. ¿Crece su figura en esta serie respecto de lo que se veía de él en Chicago Fire?

-Sí, por supuesto. En aquella pudimos ver un punto específico del personaje. Pero ahora vamos a tener una perspectiva mucho más amplia y un conocimiento más profundo de él y de su vida, lo que nos va a permitir entender mucho más de él y por qué actúa de la manera que actúa.

-Aparte de lo que pasa con este personaje, ¿qué otras particularidades tiene Chicago P.D. que la diferencien de otras series de su género, como Policía de Nueva York, por ejemplo?

-No sé si nos importa diferenciarnos tanto. Los guionistas ni se preocupan por eso. Lo diferente es su elenco, sus productores y directores. Eso ya la hace particular. Y lo importante es que lo que cuenta es muy atractivo. Además, su ubicación, en una ciudad como Chicago, es lo que le da una particularidad muy especial respecto a otras de su género.

-Usted es de Nueva York. ¿Se siente cómodo haciendo un personaje de Chicago?

-Como pez en el agua. Pasé mucho tiempo en Chicago antes de hacer esta serie. Vivo hace tiempo en esa ciudad y tengo muchas raíces familiares en ella. Mi bisabuelo fue fiscal de distrito y senador de Illinois. Mis abuelos y mis padres nacieron y se criaron allí.

-¿Y con el trabajo de un policía? ¿Tuvo que investigar mucho para armar su personaje?

-Sí, bastante. Eso siempre es así. Pasé mucho tiempo acompañando a varios policías en operativos. Algunos de ellos implicaban acciones peligrosas. Compartí también muchas horas con ellos a nivel social y también con delincuentes verdaderos. De esta manera, intenté tener una idea general de lo que ellos hacen y lo fui almacenando para poder crear lo que es Hank Voight.

-Después de tantas horas con la policía real, ¿encuentra más fantasía o realidad en los guiones?

-En el equipo tenemos dos asesores técnicos que velan para que lo que hagamos se parezca lo más posible a la realidad. Uno de ellos es un policía todavía en actividad que colabora con los guionistas y les cuenta historias verdaderas. A partir de esas historias, ellos desarrollan los guiones. Lo que puedo decir es que el haber pasado tanto tiempo viendo el accionar real de la policía y escuchando historias que ellos me han contado me demostró que la realidad es aun más sorprendente e interesante que cualquier cosa que se pueda ver en la pantalla. En las grabaciones, están estos asesores técnicos observando las escenas y cuando detectan que hay algo que estamos haciendo que es diferente a lo que ocurre en la realidad, paran la escena y nos explican cómo suceden esos hechos de verdad. Entre los cumplidos más satisfactorios que hemos recibido están los de los policías reales. Dicen que aquello que ven en la serie les hace acordar a lo que viven diariamente. Eso me parece que es suficiente como para decir que tenemos un programa bastante realista.

-¿Cuánto tiempo de grabación lleva un episodio de un programa como éste?

-Aproximadamente unas ocho jornadas completas de trabajo.

-Y una jornada, ¿cuántas horas de trabajo son para alguien que interpreta un papel protagónico?

-Pocas. [Se ríe]. Apenas unas catorce horas más o menos.

-¿Divididas en qué actividades?

-En unas horas para tomar sol, otras, para recibir unos masajes y luego varios refrigerios. [Se ríe a carcajadas] No, de ninguna manera. La primera actividad es la de maquillaje. Yo tengo suerte, porque no tardo tanto en ese proceso. A las mujeres les lleva un poco más de tiempo esa etapa. Después trabajamos por la mañana, escena tras escena. En cada una de ellas primero ensayamos y luego se enciende la luz y grabamos. Al mediodía paramos un rato para comer y a la tarde seguimos. Terminado el día, me voy a casa, me doy una ducha y me pongo a estudiar el libro para el otro día. Como verás, no es lo mismo que ir a un spa.

-Evidentemente les tiene que gustar mucho lo que hacen para cumplir ese ritmo. ¿Con qué personajes de los que tuvo que interpretar en su carrera se siente más satisfecho?

Responder a eso es como decir a qué hijo querés más. Lo que sí me pasa es que a medida que pasan los años disfruto más con los papeles que me tocan interpretar y me parece que eso hace que mis personajes vayan mejorando. Disfruto muchísimo al detective que hago en esta serie. Hace tiempo que lo hago y es como a una persona a la que uno le toma más cariño cuanto más tiempo comparte con ella. Por suerte, el programa funcionó bien en los Estados Unidos y ya se programó una nueva temporada. Hay Voight para un rato más.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?