La ex mujer de Alejandro Vandenbroele dijo que "el juez ha tomado la decisión correcta"

Laura Muñoz, quien declaró que su ex marido es "testaferro de Boudou", aseguró que sintió "alivio" al enterarse de la citación a indagatoria del vicepresidente
(0)
30 de mayo de 2014  • 15:59

Laura Muñoz, ex esposa del empresario Alejandro Vandenbroele y testimonio clave en la causa Ciccone , expresó hoy que sintió "alivio" cuando se enteró que el juez Ariel Lijo citó a indagatoria al vicepresidente Amado Boudou y a su ex marido, entre otros imputados, al destacar que esto significa que "la causa sigue" y que "van es busca de la verdad".

"Saber que la causa sigue, que el juez ha tomado la decisión correcta y que parecería que va en busca de la verdad, la verdad que es un alivio y es muy reconfortante", consideró Muñoz, quien hace dos años denunció que su ex marido sería "testaferro" de Boudou.

Además, sostuvo que ayer pasó un día "muy triste y de gran desamparo" tras la denuncia de las diputadas Laura Alonso y Patricia Bullrich (Unión-Pro) sobre una supuesta "operación en marcha" para apartar Lijo, por lo que remarcó que la llamada a indagatoria "es una buena noticia".

"La recibí con mucho alivio porque ayer me llevé un susto muy grande, pensar que nos íbamos a quedar sin Justicia. Yo ayer me sentí muy triste, muy desamparada", señaló Muñoz en diálogo con radio Mitre y con el canal de noticias TN.

La ex esposa de Vandenbroele afirmó que hoy se encuentra en "una situación de indefensión total" ya que ella "no" tiene "la posibilidad" de irse del país como hizo José Capdevila, otro testigo en la causa Ciccone.

Al respecto, indicó que a ella le "pasaron muchas más cosas que un auto que te cruza", como argumentó el ex director de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Economía al tomar la decisión de irse de la Argentina.

"Desprotegida"

"Yo sigo sola acá, desprotegida y con tres hijos. Mi lucha es solitaria, desigual y dura. Y si le sumás a eso que la Justicia no funciona, es muy desalentador vivir en este país", enfatizó.

Además, Muñoz expresó que está "muy cansada", pero remarcó que la decisión de Lijo de llamar a indagatoria a los imputados para el 15 de julio "es lo que tenía que ocurrir" porque esto indica que "la causa avanza hacia el camino correcto".

En tanto, remarcó que "no" se arrepiente de haber denunciado la relación entre su ex pareja y el vicepresidente, pero sostuvo que como la Justicia "no" la "protege", lo único que pudo hacer para tener más seguridad "es hacer pública la denuncia en los medios". Finalmente, la ex esposa de Vandenbroele afirmó que "muchas veces la gente que denuncia la corrupción" pasan "a ser victimarios, en lugar de víctimas".

Además de Boudou y Vandenbroele, fueron citados para el 15 de julio, a las 11 de la mañana, el socio del vicepresidente, José María Núñez Carmona; el ex jefe de asesores de la AFIP Rafael Resnick Brenner; Nicolás Ciccone, uno de los fundadores de la firma, y su yerno, Guillermo Reinwick.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.