Suscriptor digital

Ciro de Quadros: un héroe de la salud pública

(0)
2 de junio de 2014  

A los 74 años, murió la semana última en Washington un gigante de la salud pública y héroe de la vacunación en las Américas, el doctor Ciro de Quadros.

Nacido en 1940 en Rio Pardo, Brasil, De Quadros trabajó sin descanso para que las comunidades más pobres y vulnerables, accedieran a las vacunas que podían protegerlas contra enfermedades prevenibles. Salvó a millones de chicos en todo el mundo y permitió que muchos más crecieran saludables y pudieran tener vidas productivas como adultos.

En el momento de su muerte, De Quadros trabajaba como vicepresidente ejecutivo del Instituto de Vacunas Sabin, donde luchó para que países de ingresos medios y bajos sostuvieran el esfuerzo de los programas de vacunación.

De Quadros trabajó en la Organización Mundial de la Salud y en la Organización Panamericana de la Salud (OPS), donde se transformó en un ícono de las campañas para erradicar la polio y el sarampión del hemisferio occidental. También contribuyó a la erradicación de la viruela de Etiopía, frecuentemente en circunstancias que pusieron en riesgo su propia vida.

Hace un mes, había comprometido su presencia en una jornada sobre vacunación organizada por la Universidad de Los Andes y la OPS, en Santiago de Chile, pero le fue imposible concurrir. Reconocido como un hombre de gran integridad y humildad, fue un maestro para muchos sanitaristas, elogiado por sus logros, su optimismo y su tenacidad.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?