En una carta, el Papa Francisco cuestionó "el endurecimiento de las penas" para combatir el delito

El Sumo Pontífice alertó sobre "las cárceles superpobladas y los presos detenidos sin condena"; pidió que los medios "no contribuyan a crear alarma o pánico social"

2 de junio de 2014  • 11:16

El papa Francisco envió una carta a los participantes del XIX Congreso Internacional de la Asociación Internacional de Derecho Penal y del III Congreso de la Asociación Latinoamericana de Derecho Penal y Criminología, en la que cuestionó el "endurecimiento de las penas" como un forma de combatir la inseguridad. Además, advirtió que de los medios de comunicación "depende informar rectamente y no contribuir a crear alarma o pánico social cuando se dan noticias de hechos delictivos".

"En nuestras sociedades tendemos a pensar que los delitos se resuelven cuando se atrapa y condena al delincuente, pasando de largo ante los daños cometidos o sin prestar suficiente atención a la situación en que quedan las víctimas. Pero sería un error identificar la reparación sólo con el castigo, confundir la justicia con la venganza, lo que sólo contribuiría a incrementar la violencia, aunque esté institucionalizada", escribió el Papa, en una misiva de cuatro carillas, que difundió ayer el coordinador de la comisión especial para la redacción del anteproyecto del Código Penal, Roberto Carlés. El joven jurista, además, es el secretario adjunto de la Asociación Latinoamericana de Derecho Penal y Criminología.

En ese marco, el Sumo pontífice alertó sobre "las cárceles superpobladas y los presos detenidos sin condena". "Cuántas ocasiones se ha visto al reo expiar su pena objetivamente, cumpliéndola, pero sin cambiar interiormente ni restablecerse de las heridas del corazón", afirmó.

"La experiencia nos dice que el aumento o endurecimiento de las penas con frecuencia no resuelve los problemas sociales, ni logra disminuir los índices de delincuencia", apuntó el ex arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio , según consignó la agencia Télam.

Las palabras de Francisco se dieron a conocer en medio de la polémica por el anteproyecto de reforma del Código Penal. El diputado nacional y líder del Frente Renovador, Sergio Massa , cuestionó con dureza el documento elaborado por una comisión integrada por juristas y representantes de distintas fuerzas políticas, que encabezó el juez de la Corte Suprema, Raúl Zaffaroni .

En marzo pasado, el Papa se había reunido con Carlés, que actuó como coordinador de la Comisión de Reforma del Código Penal, para interiorizarse del proyecto.

En la carta, fechada el 30 de mayo pasado, Francisco precisó que "no pocas veces la delincuencia hunde sus raíces en las desigualdades económicas y sociales, en las redes de la corrupción y en el crimen organizado, que buscan cómplices entre los más poderosos y víctimas entre los más vulnerables". "Para prevenir este flagelo, no basta tener leyes justas, es necesario construir personas responsables y capaces de ponerlas en práctica", destacó.

Según Francisco, "la Iglesia plantea una justicia que sea humanizadora, genuinamente reconciliadora, que lleve al delincuente, a través de un camino educativo y de esforzada penitencia, a su rehabilitación y total reinserción en la sociedad".

El rol de los medios

El papa Francisco advirtió que los medios de comunicación tienen "un papel muy importante" y "una gran responsabilidad" en la difusión de los hechos de inseguridad: "De ellos depende informar rectamente y no contribuir a crear alarma o pánico social cuando se dan noticias de hechos delictivos".

"Están en juego la vida y la dignidad de las personas, que no pueden convertirse en casos publicitarios, condenado a los presuntos culpables al descrédito social antes de ser juzgados o forzando a las víctimas, con fines sensacionalistas, a revivir públicamente el dolor sufrido", señaló.