Entusiasmate con Borges

Borges puede parecer inabarcable, pero hay que ir de a poco
Borges puede parecer inabarcable, pero hay que ir de a poco Crédito: Corbis
Tal vez deberíamos leer más a Borges, el referente que siempre aparece en la literatura, en las conversaciones sobre literatura, y en las charlas con extranjeros. Te contamos qué es lo que más nos gusta de su obra.
Daniela Chueke
(0)
5 de junio de 2014  • 12:48

Borges forma parte de nuestra identidad internacional: Maradona, el dulce de leche, las Cataratas y Borges, todo el mundo da por sentado que los argentinos los conocemos, o lo que es lo mismo, los amamos.

Cómo explicarles que ésto no siempre es cierto. Quién se atrevería a explicar que alguna vez intentó con la primera hoja de Historia universal de la infamia, o los poemas de El oro de los tigres, pero le pareció tan complicado que tuvimos que dejarlo para para otro momento. Sería tremendo chasco para el extranjero en cuestión. Y si pese a todo, nos animásemos a confesar la cruel verdad – que bajamos los brazos - cuando él nos retrucase, sorprendido, "¡Cómo, es el mejor, lo conocen en todo el mundo!", nos veríamos en la necesidad de remontar la situación, incómoda por cierto, bueno, si, en realidad, no sí… lo leí, sí claro era ciego y muy amigo de Bioy Casares, sentía fascinación por los laberintos, los espejos, se casó con María Kodama, y tartamudear algunos que otros datos más, de esos que decantaron de la clase de lengua, o que curioseaste por Wikipedia, para terminar prometiéndote en silencio que vas a comprarte urgente Borges para Dummies, que si no lo hicieron, te vas anotando en lista de espera que en cualquier momento lo publican.

Pero, ¿sabés qué? Date tiempo. Nadie le entró a Jorge Luis Borges a la primera lectura. Es prácticamente imposible. Leer al considerado el mejor autor del siglo veinte es todo un desafío, para cualquiera. Tamaña erudición, semejante cantidad de referencias a momentos históricos que no estudiaste en el secundario o que si los estudiaste jamás los recordarías, sus profusas citas de autores de siglos pasados, a filósofos desconocidos para todo aquel que no haya pasado por la carrera de filosofía y letras, o el uso directo sin traducción ni nota al pie de palabras en alemán, en francés o un en inglés shakespeariano imposible para el Google translator. Todo eso hace que los poemas y cuentos de Jorge Luis Borges no te faciliten la experiencia de una lectura fluida.

Los laberintos recurrentes en la obra de Jorge Luis Borges
Los laberintos recurrentes en la obra de Jorge Luis Borges Crédito: Corbis

Este autor, definitivamente, exige un esfuerzo de concentración. Lo bueno es que una vez que lo asumiste y que lo superaste, te das cuenta de que no defrauda. Por eso no hay que intimidarse, ni perder las esperanzas. Si no es ahora, será mañana o pasado, lo importante es que te des la oportunidad de conocer a Borges, o revisitarlo si no te fue bien la primera vez.

Dejame hacer una sentencia categórica: no importa tu edad ni el momento de tu vida, Borges es para todos y todas. Listo, lo dije.

Una vez que le encontraste el sabor, la rítmica, las imágenes, cuando soltás el pensamiento y te dejás llevar, descubrís un mundo lleno de luz, de emociones, de humanidad, de racionalidad y también de algo de locura. O su justificación.

Guardo una edición de sus obras completas como un legado precioso de mi padre y cada tanto la saco de la biblioteca para comprobar que todavía sigue ahí. No la leo, el libro es tan grande y sus páginas tan suaves que me inspiran el respeto de un objeto sagrado. Guardados entre sus tapas heredé junto con el libro, varios recortes de diarios con artículos dedicados a algún acontecimiento de la vida pública del autor, declaraciones sobre su obra o sobre lo que pasaba en el mundo, y un suplemento especial publicado pocos días después de su muerte, el 14 de junio de 1986.

Revisando ese libro descubro un tilde escrito con birome azul, al lado del título de Deutches Requiem, uno de los cuentos de El Aleph (1949), entonces lo leo para descubrir por qué la marca, ese gesto pudoroso de violación a mi legado sagrado. Esta ficción narra en primera persona las últimas horas de un criminal de guerra nazi, antes de ser fusilado. El relato incluye una referencia a Schopenhauer que decía que todos los hechos de la vida de las personas desde su nacimiento hasta el de su muerte fueron prefijados por ella misma. "Así, toda negligencia es deliberada, todo casual encuentro una cita, toda humillación una penitencia, todo fracaso una misteriosa victoria, toda muerte un suicidio", interpreta el condenado. ¡Bingo! Me felicito por el hallazgo, "todo casual encuentro es una cita" es una de esas frases que mi papá no se cansaba de repetir, siempre citando a Borges. Mi padre era de esas personas que si te encontraba de casualidad por la calle se paraba, te saludaba y te soltaba conversación. Celebraba cada encuentro y la amistad, aunque no se tomaba el trabajo de anticiparlos.

De este tipo de misterios, muchos de ellos cotidianos, otros algo más insoslayables, está compuesto El Aleph. Hay ahí un cuento que te deja sin aliento, el único policial de su obra y también el único donde se alude al sexo. Emma Zunz, un plan de venganza donde cada paso está ejecutado con prolijidad milimétrica, es digno de la envidia del más ocurrente guionista de Law and Order.

Un lector enamorado

Borges, parte de nuestra identidad cultural
Borges, parte de nuestra identidad cultural Crédito: Corbis

Pablo Nardi, estudiante de comunicación social en la UNLP, tiene veinte años y es un lector apasionado de la obra de Jorge Luis Borges. Nos cuenta por qué:

"Hace dos años me pregunté por qué es tan conocido Borges, así que decidí comprar alguna de sus obras al azar. Leí el primer cuento dos o tres veces y busqué en internet alguna guía que me pudiera ser de ayuda. Y así, de a poquito, fui entrando en el mundo borgeano. Lo considero un maestro, alguien que te abre puertas hacia otros autores e incluso otros temas y disciplinas, como la filosofía, la teología, la tradición argentina. También, por supuesto, es una clave y referencia para abordar la literatura en sí misma".

Te recomiendo leer su fantástico blog de cultura y literatura La bola del sur .

Oportunidades para saber más

Si no lo leíste: Visitá estos links de libros gratuitos: El Aleph , Ficciones y varios en Pijamasurf

Si ya leíste algo y te gustó: Mirá las emisiones del ciclo educativo en Borges , un escritor argentino en TV Pública, conducido por Ricardo Piglia, que ganó el Martín Fierro ultimo.

Si ya leíste mucho: tal vez te puedan gustar algunos libros de ficción y no ficción inspirados en él: Borges profesor, de Martin Hadis , Las novias de Borges, de Mario Paoletti, Matar a Borges, de Francisco Cappellotti (los tres editados por Planeta); El factor Borges, de Alan Pauls (Ed. Anagrama); los posts Borges y la letra chica y Borges, el pudoroso , de Pablo Nardi y este video de María Kodama donde devela porqué nunca escribió novelas.

Las lectoras nos cuentan qué y cómo leen

Gracias a la lectora Evelina García por contarnos sus preferencias. "Tengo 41, soy contadora de profesión, madre y apasionada de la lectura y la fotografía, leo de fotografía, mi hobby, me gustan las biografías, autobiografías, historia novelada, novela histórica. Mis lugares especiales son varios, un sillón egg al lado de una ventana y una planta; mi cama; una reposera en la galería del patio. Mis últimas lecturas fueron La hojarasca (Gabriel García Márquez), Después de todo... El amor lo hizo posible (Gabriela Arias Uriburu), La logia de Cádiz (Jorge Fernández Díaz), El maestro de esgrima (Arturo Pérez Reverte) y ahora estoy leyendo Mujeres que corren con lobos porque era un libro muy recomendado en el libro de Arias Uriburu."

¿Qué opinan de Borges? Recuerden que si tienen propuestas o preguntas para la sección pueden enviarlas a clubdelecturaohlala@gmail.com

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.