Raúl Zaffaroni le agradeció al Papa por la carta en que criticó las penas más duras: "No podía haber sido más oportuno"

El juez de la Corte Suprema dijo que el mensaje de Francisco fue "valioso" y "valiente"; "Nos reconforta que advierta con claridad la necesidad de prudencia en el uso de la pena", apuntó
(0)
6 de junio de 2014  • 09:17

El juez de la Corte Suprema de Justicia, Raúl Zaffaroni , le agradeció al papa Francisco por la carta que envió a los participantes del XIX Congreso Internacional de la Asociación Internacional de Derecho Penal y del III Congreso de la Asociación Latinoamericana de Derecho Penal y Criminología, en la que recordó que el "aumento y endurecimiento de las penas con frecuencia no resuelve los problemas sociales".

En una misiva dirigida a Jorge Bergoglio, el magistrado advirtió que el mensaje del Papa "no podía haber sido más oportuno", según informó el diario Página 12 en su edición de hoy. Zaffaroni, además, remarcó que lo reconforta que el Sumo Pontífice "advierta con claridad la necesidad de la prudencia en el uso de la pena". "Creo leer en las palabras de Su Santidad una renovación y actualización de la admonición de «cautela» en el uso del poder punitivo, que hace cuatro siglos, contra los poderosos de su tiempo -y con riesgo de su vida- formulara el poeta jesuita Friederich Spee", indicó el integrante de la Corte Suprema, que calificó la carta del Papa como "valiosa" y "valiente".

Zaffaroni encabezó la comisión redactora del anteproyecto del Código Penal, integrada por juristas de diferentes fuerzas políticas. El texto de reforma, impulsado por Cristina Kirchner , fue cuestionado con dureza por el líder del Frente Renovador, Sergio Massa , y distintos dirigentes de la oposición.

"El mensaje de Su Santidad llega a los penalistas en momentos especialmente críticos, en especial en nuestra región, que sufre diferentes niveles de violencia que, sean bajos o altos, sólo parecen interesar como objeto de manipulación mediática, en pos de un fin único: agravar penas, inventar tipos penales nuevos frente a cada problema social y, en el fondo, consolidar la idolatría del poder punitivo, cuya ilusoria omnipotencia explotan los políticos inescrupulosos y rinde a los gobiernos, con el consiguiente peligro para las estructuras institucionales democráticas de los estados", escribió Zaffaroni, vicepresidente de la Asociación Latinoamericana de Derecho Penal y Criminología (ALPEC).

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?