Deco: recorré un depto con diseño sustentable

El living, un lugar que invita al relax
El living, un lugar que invita al relax Crédito: Érika Rojas
Cuando la arquitectura y el estilo de vida se vuelven conscientes
(0)
16 de junio de 2014  • 00:15

Hoy, la tendencia es hacer comunidad, sentirnos parte de algo más grande y darle a nuestra vida un sentido. Los "Green Vivants" son la nueva tribu urbana, cuya bandera es tener mayor conciencia sobre nuestro medio ambiente y nuestras costumbres. Tener una mayor calidad de vida, claro, pero sin descuidar el entorno: desde andar en bicicleta hasta hacerte tu propio pan (en vez de comprar el del súper lleno de conservantes y packaging ad hoc). Este grupo de personas está preguntándose mundialmente: ¿qué hacer con la basura?, ¿cómo viajar sin impactar en la ecología?, ¿qué comer, si somos lo que comemos?, ¿cómo ser más felices en plena ciudad?, ¿cuál es la mejor manera de vivir? Más info: www.greenvivant.com .

Vik Arieta y Pablo Galuppo disfrutan de su depto de arquitectura sustentable y nos comparten sus hallazgos greenvivantistas.

Living

El sillón de color y los detalles alegran el ambiente
El sillón de color y los detalles alegran el ambiente Crédito: Érika Rojas

Esta pareja, dueña de la marca de diseño Monoblock, hace de la belleza un estilo de vida. El desafío en su casa es encontrar el sentido detrás de cada detalle. Da la nota el sillón, recién tapizado con género De Levie , acompañado por la lámpara Biten (Beltrame Iluminación, Corrientes 4102). Los cuadros son de su línea de wall arts (desde $70) y vienen con eco-pack. La alfombra artesanal es de Elementos Argentinos ($1520 el metro). El ukelele es el instrumento portátil por excelencia, pero ¡también un gran objeto! "Lo compramos en Japan Town, en San Francisco, a un hawaiano divino que me enseñó los primeros acordes. Me fui tocando ‘Over the Rainbow’", cuenta Vik.

Biblioteca

Ecoarquitectura: la aislación termo acústica de las paredes exteriores evita el abuso de aire acondicionado y disminuye el prendido a un tercio
Ecoarquitectura: la aislación termo acústica de las paredes exteriores evita el abuso de aire acondicionado y disminuye el prendido a un tercio Crédito: Érika Rojas

"Somos súper ‘makers’: nos gusta diseñar nuestros propios muebles y participar activamente en la construcción de las cosas (algunos los hacemos o pintamos nosotros mismos, y también tenemos nuestro ‘carpintero de cabecera’)", explican los chicos. Esta biblioteca la diseñaron a medida para que entraran los alebrijes, que compraron en México (¡vale la pena googlear sobre estas esculturas!). "Creemos que viajar es el equivalente a nuestros estudios de posgrado…, y uno nunca tiene que dejar de estudiar", comparten. A pesar del espacio para el plasma, no ven tele de aire, está conectada a internet y tienen Netflix. La silla Acapulco turquesa se consigue en MercadoLibre desde $800.

Cocina

Desde que se mudaron a este departamento, hace casi un año, Vik descubrió que la mesada de cemento microalisado "estaba hecha para amasar". Por eso, prefiere su horno eléctrico convector, ideal para pastelería, antes que las panificadoras que se pusieron de moda. En la cocina, recubierta de venecitas negras y recuerdos gourmet de viajes, también tienen empotrado el lavarropas Samsung Eco Bubble, que lava perfecto solo con agua fría. ¿Detalle al lado del reloj? Letras para formar lo que quieras, $5 cada una, de Monoblock.

Minihuerta

El espacio para la huerta, sobre la ventana
El espacio para la huerta, sobre la ventana Crédito: Érika Rojas

Cada uno de los pisos tiene su espacio para sembrar aromáticas (en este caso, romero, tomate cherry, tomillo, orégano, menta, pimientos, curry, perejil y, además, lavanda y un ciprés lemon), en la ubicación perfecta para el aprovechamiento del sol. "Cada vez que veo que algo crece o florece en la huerta, me maravillo como si tuviera 8 años y estuviera germinando porotos. Es la mejor sensación", cuenta Vik.

Escritorio

Para la dueña de casa, este es su santuario, donde puede dibujar fuera de las demandas de la oficina. Este escritorito escandinavo del Mercado de Pulgas de Palermo ya le está quedando chico, por eso ahora encargó uno más grande que pueda contener sus elementos de dibujo. La silla Eames la trajeron de un viaje a Chile y la alfombra es de Ikea, Estados Unidos. Este espacio está repleto de cuadernos de la marca y objetos que desarrollan para Liniers, como el monstruo Olga, una de las 100 figuras que realizó el escultor Pablo Sapia con las que recaudaron fondos para EMA (Esclerosis Múltiple Argentina).

Cuarto

El juego de cubreacolchado de lino es de Atelier de Hilos y los almohadones son de Be Circa . Dirimen cada lado de la cama dos serigrafías de Nate Williams, artista de Estados Unidos (las conseguís en el local de Salvador 3833, Palermo).

Las mesitas de luz tienen lo justo y necesario. "Estos son los libros que recomendamos leer", dicen por la pila que tienen siempre a mano.

Edificio

Son sólo seis departamentos distribuídos en tres pisos, que están conectados a través de una escalera (en general la prefieren, aunque tienen ascensor). "Si alguien viene subiendo y yo estoy en la cocina, nos saludamos por la ventana. Es una pequeña vecindad y eso está buenísimo, porque es todo más cercano y fácil", explica Vik. El jardín es un espacio de lectura y también de encuentro, como también la terraza de uso común, con una parrilla y más espacio para las huertar personales. "Para el próximo verano voy a impulsar un concurso a la mejor planta de lechuga", promete nuestra green vivant.

¿Qué más tiene este ecobuilding?

Estuvo a cargo de Kozak Arquitectos, y fue utilizado como caso de estudio en el Centro de Investigación Hábitat y Energía de la FADU.

- El calentamiento del agua es con energía solar.

- Protección solar con vegetación, a través de jardines verticales.

- Cortinas de enrollar de aluminio anodizado con aislación térmica.

- Protección solar en verano a través de parasoles en ventanas y pérgola en la terraza.

- Aberturas con doble vidrio hermético.

- Aires acondicionado con recuperación de agua para riego.

- Estacionamiento de bicicletas en PB.

- Iluminación de bajo consumo con sensores de movimiento para evitar el derroche energético.

- Huertas urbanas personales y árboles frutales en el jardín común.

Seguilos en Instagram @monoblock y @vikarrieta .

¿Qué te parece este depto sustentable? ¿Te gusta este estilo?

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.