Declaró el yerno de Ciccone y confirmó que se reunió con Amado Boudou en el Palacio Duhau

El yerno de Nicolás Ciccone, Guillermo Reinwick, otro testigo amenazado
El yerno de Nicolás Ciccone, Guillermo Reinwick, otro testigo amenazado Fuente: LA NACION - Crédito: Aníbal Greco
Guillermo Reinwick fue indagado por el juez Ariel Lijo y confirmó lo que había manifestado como testigo; el ex jefe de asesores de la AFIP también complicó al ex ministro de Economía
(0)
12 de junio de 2014  • 16:27

El yerno de Nicolás Ciccone, Guillermo Reinwick, brindó declaración indagatoria y ratificó hoy ante la Justicia que mantuvo reuniones con Amado Boudou y José Núñez Carmona -socio y amigo del vicepresidente- en el marco de las negociaciones para salvar de la quiebra a la ex Ciccone Calcográfica.

Reinwick, quien ahora está imputado en la causa Ciccone, declaró ante el juez Ariel Lijo y ratificó lo dicho en su comparecencia como testigo. "Son tres mamarrachos", dijo Reinwick en diálogo con la prensa al aludir a Boudou, Núñez Carmona y Alejandro Vandenbroele.

De tal manera, confirmó que estuvo reunido con Boudou y Núñez Carmona, incluso durante un almuerzo en el Palacio Duhau, en el que estaba también el empresario de la salud Claudio Belocopitt. Reinwick presentó un escrito pero también respondió preguntas del juez.

Esta semana, Boudou se desdijo respecto a sus declaraciones anteriores y admitió conocer a Reinwick, aunque, aseguró, se trató de un encuentro "casual".

"Se robaron la empresa"

En diciembre pasado, Reinwick, ahora imputado en la causa, había declarado como testigo ante el juez federal Ariel Lijo y acusó al vicepresidente de haber intervenido en el salvataje de la imprenta con el objetivo de quedársela.

"Boudou y Núñez Carmona se robaron la empresa", había asegurado Reinwick por entonces. Reinwick contó que el contacto lo buscaron los Ciccone, que querían desesperados la ayuda de "algún funcionario" para levantar la quiebra. También dijo que una vez que accedieron a Boudou siguieron el plan trazado por Núñez Carmona, primero voluntariamente y al final, amenazados.

La contradicción de Boudou

En su extensa declaración indagatoria ante Lijo, Boudou negó haber mantenidos encuentros con Reinwick y los Ciccone. Sin embargo, el vicepresidente contradijo esa versión horas después. En una entrevista con el canal de cable Todo Noticias (TN), el ex ministro de Economía reconoció que mantuvo un encuentro casual en el Palacio Duhau con el yerno de Ciccone.

Según dijo el vicepresidente, Reinwick "nunca habló una palabra" durante ese encuentro y sólo "lo conocía como Willy". "Ahora me enteré que él era el yerno de Ciccone", explicó Boudou.

La admisión de Boudou llegó luego de meses de desmentidas ante las declaraciones de distintos miembros de la familia Ciccone, quienes detallaron sucesivos encuentros en los estudios de Telefé, en el bar I Fresh Market de Puerto Madero y, según Reinwick, en el Palacio Duhau.

Declaró el segundo de Echegaray

El ex jefe de asesores de la AFIP, Resnick Brenner, también prestó hoy declaración indagatoria ante el juez Lijo. El ex funcionario presentó un escrito y respondió varias preguntas del magistrado, en una declaración que comprometió fuertemente a Boudou.

Resnick Brenner contó en un escrito que en una reunión en el propio ministerio de Economía le presentaron a José María Núñez Carmona, amigo y socio comercial de Boudou, como el "encargado en representación del Ministerio, para el seguimiento del trámite" de Ciccone.

Sobre la actuación de su jefe, Resnick Brenner remarcó "la AFIP terminó haciendo lo que él [Brenner] recomendó", aunque la "última decisión la tomó Echegaray".

El rol de Echegaray y de Boudou

El testimonio de Resnick Brenner podría definir la suerte en el caso del Ricardo Echegaray . Brenner figura en el expediente administrativo vinculado a la nueva Ciccone -ya bajo el control de The Old Fund- como el responsable de motorizar el pedido que presentó Alejandro Vandenbroele para obtener una moratoria con una quita multimillonaria que se encuentra prohibida por ley, según concluyó Lijo.

Según expuso Lijo al citarlo a indagatoria, la nueva Ciccone "tramitó un plan de pagos ante la AFIP, ilegal por vía administrativa", en el que Resnick Brenner emitió un dictamen en el que recomendó consultarle al Ministerio de Economía, "de forma inédita en esa clase de trámites".

Ante esa consulta, el entonces ministro Boudou firmó una nota que carece de antecedentes similares en los registros del Palacio de Hacienda y se devolvió el expediente a la AFIP. Allí, "Resnick Brenner dictaminó a favor de la concesión del plan de pagos ilegal, que Ricardo Echegaray rechazó de puño y letra", detalló Lijo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?