Los asambleístas de Gualeguaychú debaten volver a cortar el puente

Tras el aumento de producción por parte de UPM, los asambleístas discuten pasos a seguir; aseguraron que Uruguay aprovechó "la distracción del Mundial" para autorizar a la papelera
(0)
14 de junio de 2014  • 14:25

Gualeguaychú vuelve a estar en alerta ante la autorización por parte del gobierno de Uruguay para que la planta de celulosa de la finlandesa UPM (ex Botnia) aumente su producción. En paralelo a una nueva denuncia que la Casa Rosada hará contra el vecino país en La Haya, los asambleístas de la ciudad entrerriana no descartan volver a cortar el puente San Martín que une la Argentina con la localidad de Fray Bentos.

"No sé qué es lo que tenemos que hacer para que nos escuchen. Tendremos que volver a años atrás para que nos escuchen y tengan en cuenta nuestro clamor de hace diez años", apuntó Martín Alazard, dirigente de la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú. "El pueblo va a tener que reaccionar. Quedan muy pocos recursos, ya se han agotado todas las instancias y el Uruguay sigue apostando a la contaminación", agregó.

Sin embargo, el ambientalista matizó las posibilidades de cortar el puente, según consignó el sitio Elentrerios.com. "Todo es posible, se hace más difícil porque se encuentran judicializados los asambleístas", dijo Alazar, al explicar que varios asambleístas tienen procesos judiciales abiertos en su contra por anteriores protestas en el puente.

Otro de los ambientalistas apuntó directamente con Uruguay. Acusó al gobierno de José Mujica de aprovechar la "distracción del Mundial" para autorizar el aumento de la producción de papel. También cuestionó al gobierno argentino por no tomar medidas para evitarlo.

"Uruguay aprovechó ahora que la gente está distraída con el Mundial y autorizaron una mayor producción de UPM", denunció Jorge Fritzler.

Fritzler precisó que el pedido de aumento se hizo en octubre y en ese momento "el Gobierno [argentino] salió a decir que se iba a oponer y tomar medidas" para que "tuvieran un efecto político favorable", en el marco de las elecciones legislativas. Sin embargo, sostuvo que las medidas "no se tomaron".

Fritzler recordó que los asambleístas llevan adelante una querella contra la pastera, en el juzgado federal, pero expresó que "se hace muy difícil continuar porque no hay voluntad del Gobierno de hacer algo, ya que ni siquiera fueron notificados los directivos de Botnia para que sean citados a declarar".

Ayer, el gobierno de Uruguay autorizó un nuevo aumento de producción de la planta de celulosa, lo que fue calificado por la Argentina como "un gesto inamistoso", por lo que expresó que va a "reevaluar" la relación bilateral y acudir a la Corte de Justicia Internacional de La Haya.

En 2011, UPM había solicitado un permiso para aumentar la producción de 1,1 millones de toneladas anuales a 1,3 millones, pero el gobierno uruguayo le autorizó en octubre de 2013 un incremento a 1,2 millones con "carácter provisorio, revocable", según dijo entonces el presidente Mujica.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.