Suscriptor digital

El costo de la corrupción, más conjeturas que datos

La verificación de los mensajes políticos de la semana
Laura Zommer
Equipo de chequeado.com
(0)
15 de junio de 2014  

  • "Sólo el matrimonio Kirchner se robó diez mil millones de euros"
Elisa Carrió , diputada nacional UNEN, 27 de mayo

"Diez mil millones de euros, aproximadamente, sólo el matrimonio Kirchner", respondió la diputada nacional por el espacio UNEN, Elisa Carrió, ante una pregunta de un periodista de La Nación sobre si era posible dimensionar cuánto dinero habían presuntamente obtenido el ex presidente, Néstor Kirchner, y la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, como resultado de actos de corrupción.

La afirmación de la diputada resulta imposible de chequear, porque surge de estimaciones propias sin sustento. Los especialistas consultados destacan que medir el costo de la corrupción es una tarea difícil, dada la naturaleza ilegal de esos hechos.

Luego de la consulta de Chequeado, el vocero de la diputada, Matías Méndez, respondió que "esa suma surge de calcular el 5% anual de los subsidios económicos que se entregaron durante todo el kirchnerismo". Ante la pregunta sobre por qué utilizaron ese porcentaje, sólo agregó que se trataba de una estimación propia de Carrió.

Hernán Charosky, investigador asociado del CIPPEC y ex director ejecutivo de Poder Ciudadano, explicó que "es complicado poder medir concretamente cuánto implica el costo de la corrupción, porque al ser operaciones basadas en hechos ilegales es una tarea sumamente difícil de registrar". Charosky aclaró que "sí se pueden hacer aproximaciones, pero siempre deben ser relativas al contexto (como el tipo de negocio) y se debe justificar por qué se eligió un criterio y no otro".

Según los informes de ejecución presupuestaria que publica la Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP) en base a datos oficiales, entre 2005 -primer dato disponible- y marzo de 2014, el Gobierno nacional destinó casi $ 501 mil millones a "subsidios económicos", principalmente transferencias a los sectores de Energía y Transporte. Si se calcula el 5% anual de esos subsidios y se lo divide por la cotización oficial del euro, como planteó Carrió, el resultado es de unos € 4 mil millones ( ver datos ), es decir una cifra lejana a la mencionada por la diputada.

Sin embargo, ningún estudio o especialista avaló que este porcentaje represente el dinero que podrían implicar distintos hechos de corrupción durante el período del kirchnerismo en el poder.

"La afirmación del 5% es frágil. Cada vez que se menciona un número de corrupción, la fuente tiene que contar de dónde sale reconstruir esa información, su metodología, y abrir esos datos", subrayó Eduardo Fracchia, director del área de Economía del IAE de la Universidad Austral y autor del documento "La corrupción en la Argentina: un diagnóstico de situación".

Un informe del Centro de Investigación y Prevención de la Criminalidad Económica (CIPCE), por ejemplo, calculó que las 15 causas de corrupción más importantes iniciadas entre 1990 y 2013, significaron para el Estado un perjuicio económico de más de US$ 6.200 millones ($ 50 mil millones al tipo de cambio de febrero de 2014). El monto surge, en ese caso, de la estimación del dinero en juego en el hecho investigado en cada proceso judicial.

Fracchia destacó, en ese sentido, que "uno puede contabilizar la corrupción en algunos casos puntuales, pero hacer la suma global es muy complicado. Y, al no poder medir el fenómeno en su totalidad, son todas estimaciones. Por eso los índices de corrupción son índices de percepción de la corrupción".

Uno de los índices más utilizados en este campo es el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC), elaborado por la organización Transparencia Internacional en base a la opinión de especialistas sobre la corrupción.

"El IPC mide solamente la corrupción en el sector público y no permite un análisis desagregado. No refleja tampoco las medidas que pueden estar tomándose para combatirla", destacó Manuel Garrido, diputado nacional por la UCR, ex titular de la Oficina Anticorrupción. Sin embargo, agregó, "permite medir 'el clima' en la opinión pública y en general refleja correctamente qué países tienen más corrupción y qué paises tienen menos, comparándolos con otras mediciones y con políticas públicas concretas para combatirlos".

Al observar la tendencia del IPC (ver datos ), Fracchia destacó que "las mejoras observadas entre 1999 y 2001 pueden ser una respuesta al discurso anticorrupción sobre el que basó su gestión el Gobierno de la Alianza", y observó que "es probable que la abrupta caída de 2002 sea consecuencia de la visión más negativa que el país pasó a generar en la mayor parte de los analistas y en la sociedad en general". Entre 2003 y 2012, el índice se mantuvo estable o mejoró levemente, para luego caer en 2013.

Transparencia Internacional también elabora un Barómetro Global de la Corrupción. La encuesta de percepción , que en la Argentina es relevada por la empresa brasileña IBOPE, dio como resultado que en 2013 el 72% de los argentinos (sobre una muestra de 1.001 personas y cobertura nacional) consideró que la corrupción se ha incrementado durante los últimos dos años en el país.

"Uno de los factores que contribuye a aumentar la percepción de corrupción es el final de un ciclo político, donde las personas descubren casos de este tipo o le dan mayor credibilidad a las denuncias al respecto. Esta situación sucede con el gobierno de Fernández de Kirchner como también pasó con el gobierno de Carlos Menem", recordó Charosky.

Garrido concluyó que "las crisis económicas en general influyen en que la ciudadanía se preocupe más por la corrupción y el impacto de ella en la vida cotidiana. Esto no quiere decir que la corrupción no hubiera existido hasta ese momento, pero el mal humor social impacta en la percepción de la corrupción. También, por supuesto, influyen tragedias como la de Once o casos de mucha visibilidad como la estafa que significó el Programa Sueños Compartidos o el que involucra al vicepresidente de la Nación, Amado Boudou".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?