Suscriptor digital

La Presidenta consiguió respaldo por la deuda en default y evitó a Mujica

Logró el apoyo del G-77 + China en el juicio con los fondos buitre; no se encontró con su par uruguayo ni estuvo para la foto oficial; partió apenas terminó su discurso
Marcelo Veneranda
(0)
16 de junio de 2014  

SANTA CRUZ DE LA SIERRA.– Ni se saludaron. Lejos del acercamiento que intentaron en enero último, cuando coincidieron en la cumbre de la Celac en Cuba, la presidenta Cristina Kirchner y su par uruguayo, José Mujica, no se reunieron en privado ni dialogaron en público durante su paso por el foro de naciones del G-77 + China, que culminó ayer en esta ciudad, para intentar atenuar la escalada diplomática por el aumento de la producción concedido por Uruguay a la pastera UPM.

Salvo por un encuentro bilateral con el mandatario cubano, Raúl Castro, el fugaz paso de la Presidenta por esta ciudad del este boliviano tuvo como único eje el discurso que pronunció ante el plenario de mandatarios. Y en esa intervención Cristina Kirchner se concentró en buscar el apoyo de sus pares para condenar el reclamo que los holdouts mantienen contra el país, que hoy podría encontrar una definición en la Corte Suprema estadounidense (de lo que se informa en la Pág. 14).

En la comitiva argentina confirmaron que no hubo un encuentro con Mujica, por lo que el último intercambio sigue siendo la respuesta a Timerman del canciller uruguayo, Luis Almagro, que consideró "infundada" y "desproporcionadamente costosa" la advertencia de recurrir a la Corte de La Haya por la ex Botnia. Almagro también rechazó que su país haya violado los tratados del río Uruguay al permitir un aumento de la producción (a 1,3 millones de toneladas anuales) de la pastera.

Si es que había intención de lograr un encuentro con Mujica, la agenda de la Presidenta lo volvió inviable: llegó a última hora del sábado y se dirigió a su hotel, cuando el resto de los mandatarios participaban de la cena de agasajo ofrecida por Evo Morales. Ayer, en tanto, Cristina no llegó a tiempo para la foto grupal de los presidentes en el predio Fexprocruz y faltó a las primeras dos horas de la sesión plenaria, que comenzó con Timerman en su lugar. Cuando llegó, dio uno de los discursos más largos y se retiró poco después, casi cinco horas antes de que terminara la ronda de oradores de los 133 países que integran el G-77.

Luego de definir como "anarco-capitalismo" el sistema económico imperante a nivel global, la Presidenta postuló la crisis de 2001 como un ensayo de la caída de Wall Street en 2008. A partir de ese punto, recordó los acuerdos con los tenedores de deuda en default alcanzados por el ex presidente Néstor Kirchner y luego por ella, para evidenciar la voluntad del país de pagar sus deudas.

"Sin embargo, en esta suerte de anarcosindicalismo [sic], de manejo de un pequeño grupo de financistas sobre el resto de la humanidad, un grupo al que se denomina fondos buitre adquirió a precios irrisorios títulos de la deuda", resaltó, para completar: "Son los que hoy exigen, bajo la amenaza de que se caiga toda la reestructuración de la deuda, que se les pague diferente a ellos que al 93 por ciento de los acreedores que confiaron en la Argentina y que vienen cobrando puntualmente sus deudas sin que la Argentina acceda al mercado de capitales".

Luego repitió uno de los argumentos del Gobierno ante la justicia norteamericana. "Este pequeño grupo de fondos buitre pone en peligro no sólo a la Argentina", sino "al sistema económico internacional", para concluir: "Por eso es muy importante que el G-77 se pronuncie contra estas prácticas financieras".

El documento final de la cumbre, de 242 puntos, incluyó tanto la condena al proceder de los fondos buitre como el pedido para que el Reino Unido reanude el diálogo por las Malvinas. Eran los objetivos que se había propuesto la comitiva argentina. Cristina Kirchner se retiró del plenario poco después de terminar su discurso. Antes de dejar el predio, a las 14, se reunió con Castro y saludó al secretario de la ONU, Ban Ki Moon, a Morales y al venezolano Nicolás Maduro.

La Presidenta no pudo escuchar el discurso de Mujica, que habló antes de que ella llegara al plenario. Por momentos, el mandatario uruguayo pareció dedicado a darles argumentos a los asambleístas de Gualeguaychú contra la pastera UPM. "Nunca los hombres han invertido tantos recursos para socavar la vida del planeta", dijo en un momento. "No podemos seguir dándole manija a la generación del despilfarro porque estamos poniendo en riesgo la vida misma del planeta", agregó.

Mujica se retiró poco después de que lo hizo la Presidenta, que a las 14 (hora local) partió directamente hacia el aeropuerto Viru-Viru. Cada uno por su lado.

Cristina, contra los fondos buitre

  • "Este pequeño grupo de fondos buitre pone en peligro el sistema económico internacional".
  • "Los acreedores vienen cobrando sus deudas sin que la Argentina acceda al mercado de capitales".
  • ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?