Suscriptor digital

El fallo de la justicia salvó a ATC

Acuerdo: con la resolución de la justicia, el canal estatal evitó su quiebra y comenzará a pagar la deuda que mantiene con 347 acreedores privados y estatales.
(0)
30 de noviembre de 1996  

Argentina Televisora Color (ATC) evitó su quiebra al quedar aprobado judicialmente el concurso preventivo presentado por las autoridades de canal, tal como adelanto La Nación el domingo último.

Con el acuerdo del 80 por ciento de los acreedores, la jueza María Elsa Uzal, titular del Juzgado N° 26 en lo Civil y Comercial, resolvió anteayer homologar el concurso preventivo que se inició en febrero de este año cuando German Kammerath, hoy secretario de Comunicaciones, estaba al frente de la intervención del canal.

De acuerdo a la resolución de la jueza y aceptada por 347 acreedores , la deuda verificada del canal quedó establecida en 61.735.270 pesos, mientras que el activo se fijó en 130.500.000 pesos.

Para determinar este último valor, Uzal tuvo en cuenta que ATC es una empresa en marcha y que, "al efecto debe incluirse como parte de su activo los derechos de utilización de la onda, logotipo y marca y los derechos que asisten como cabecera de S.O.R".

Con respecto al pasivo, el monto se verificó después de varios meses. Es que cuando se inció el trámite legal, los acreedores del canal presentaron créditos por 164.023.447 pesos. Pero tras las impugnaciones hechas por ATC, el monto se redujo a los casi 62 millones de pesos que fueron homologados anteayer.

La jueza consideró que "el proceso de concurso preventivo, aceptado por la mayoría de los acreedores, aparece congruente con las ideas de conservación de la empresa y protección del crédito". Para controlar el cumplimiento del acuerdo propuesto por ATC, la jueza decidió conformar un Comité Definitivo de Acreedores. Este comité está compuesto por el COMFER (en representación de los acreedores estatales); el SUTEP (por la obras sociales y los gremios); Víctor Bo, asesor del actual interventor, Horacio Frega (en representación de acreedores particulares) y PARACOM S.A. En la resolución, la jueza estableció además que sus integrantes están obligados a informar cada cuatro meses al resto de los acreedores sobre su gestión.

En marzo empiezan los pagos

La homologación del acuerdo implica, entre otras cosas, que ATC deberá empezar a pagar los 62 millones de pesos que adeuda a partir de marzo del año que viene.

Pero las maneras de pago son distintas de acuerdo a los acreedores. Hay que tener en cuenta que del total del pasivo, 42.108.558 corresponden al Estado, mientras que 19.631.612,a acreedores privados.

Y según aseguró el interventor a La Nación, los acreedores privados "aceptaron resignar el cincuenta por ciento de las deudas que el canal tiene con ellos". Esto significa que, en marzo, ATC deberá desembolsar unos nueve millones de pesos para cubrir el monto de ese pasivo.

Con respecto a la deuda que mantiene con el Estado, el canal acordó pagar los 42 millones de pesos en segundos publicitarios, en un plazo de entre dos y cinco años.

Por el momento los únicos que se conocen son los acreedores del Estado. Estos son: la Diección General Impositiva, el Comfer, el Servicio Meteorológico Nacional, Encotel, la Auditoría General de la Nación, la Secretaría de Hacienda, la Sindicatura General de la Nación y Mar del Plata Copan (entidad encargada de organizar los Juegos Panamericanos) En el canal, según confiaron personas cercanas alas oficinas del interventor, evalúan que la resolución de la jueza descarta las posibilidades de privatizar el canal.

Cifras que van y vienen

El concurso preventivo de ATC, que homologó anteayer la jueza civil y comercial María Elsa Uzal, se inició en febrero de este año cuando German Kammerath encabezaba la intervención.

En ese momento, los distintos acreedores del canal presentaron créditos que superaban ampliamente el monto actualmente verificado. Según ellos el total de la deuda del canal ascendía a 164.023.447 pesos. Pero el canal impugnó esa presentación más de una vez y después de varios meses de discusiones (en los que la cifra descendió primero a unos 78 millones de pesos) se verificaron sólo 61.735.270 pesos.

Ahora bien, más allá de las diferencias entre un monto y otro, cabe aclarar que en 1992, cuando se creó la actual sociedad anónima, el canal se entregó sin ningún pasivo. Es decir que la actual deuda surgió a partir de ese año, cuando el interventor del canal era Gerardo Sofovich.

Desde entonces se han sucedido cuatro interventores. Y recién en febrero de este año se decfidió acudir a la justicia para establecer la situación económica de ATC.

Cuando se inició el concurso preventivo, durante la intervención de Kammerath, las primeras medidas que se tomaron fueron suspender los convenios colectivos de trabajo; rescindir todos los contratos y renegociarlos con otros montos, y poner topes de 12 mil pesos a los sueldos de los empleados del canal.

Anteayer, después de diez meses y con la aceptación del 80 por ciento de los acreedores, la jueza Uzal resolvió homologar el acuerdo preventivo.

En el canal consideran que esta resolución descarta las posibilidades de privatización. Según personas cercanas al actual interventor del canal, una vez aclarada la situación financiera de la emisora, no hay razones para su privatización. Y hasta el propio interventor aseguró a La Nación que "ATC seguirá existiendo como canal estatal".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?