Suscriptor digital

El papa Francisco condenó la legalización de la marihuana

El Sumo Pontífice rechazó las leyes que amparan la comercialización y consumo del cannabis; también cuestionó los procesos de desintoxicación con drogas sustitutivas
(0)
20 de junio de 2014  • 11:53

CIUDAD DEL VATICANO.- No a la legalización de la marihuana. Así se plantó hoy el papa Francisco, que condenó las leyes que amparan la producción, comercialización y consumo de esa droga.

"Los intentos, aunque sean limitados, de legalizar las denominadas drogas recreativas no son sólo muy cuestionables desde el punto de vista legal, sino que tampoco consiguen los efectos deseados", subrayó el Pontífice, al recibir a los participantes de la XXXI edición de la Conferencia Internacional para el Control de Drogas (IDEC).

El Papa no apuntó a ningún caso concreto, pero hizo críticas veladas a los proyectos de ley al respecto que hay en varios países. Uruguay se convirtió hace poco en el primer país latinoamericano en legalizar la marihuana, que se vende en farmacias. Como consumo recreativo, el cannabis es legal en los estados de Washington y Colorado, en Estados Unidos.

"Quiero decir no a todo tipo de droga, sobre esto no pueden existir compromisos", dijo Francisco, que también cuestionó los procesos de desintoxicación con estupefacientes sustitutivos y volvió a condenar el narcotráfico.

El Papa manifestó "dolor y preocupación por el flagelo de la droga que sigue extendiéndose en formas y dimensiones impresionantes, alimentado por un mercado del lucro que supera confines nacionales y continentales".

Francisco enfatizó que a los jóvenes que no trabajan ni estudian "les falta la esperanza" y por eso la droga se convierte lamentablemente en una solución para sus problemas.

El trabajo de "recuperación" de los jóvenes de la droga "es ínfimo, no es suficiente", consideró. Allí apuntó contra los procesos de desintoxicación basados estupefacientes sustitutivos. "Quiero expresar con total claridad que la droga no se derrota con la droga. La droga es un mal y con el mal no puede haber cesiones o compromisos", dijo Francisco en el discurso que publicó la oficina de prensa del Vaticano.

Para el Papa argentino, no "resuelve el problema" consentir el uso de psicofármacos a las personas que continúan usando droga y agregó que "las drogas sustitutivas tampoco son una terapia suficiente, sino un modo velado de rendirse ante este fenómeno".

Agencias DPA, EFE y AP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?