Google, la compañía que quiere estar en todos lados

Fuente: Reuters
Su cofundador Larry Page cuenta cómo la firma pasó de ser un buscador web a crear un actual imperio que está presente en dispositivos móviles y hasta en los hogares y autos
Farhad Manjoo (NYT)
(0)
29 de junio de 2014  • 16:28

SAN FRANCISCO.- Un asistente ejecutivo extremadamente útil, que sabe todo y que es hiper inteligente: esa sería una manera de imaginar cómo sería Google en la vida real. Puede recordarle su vuelo, abrir su pase a bordo cuando llegue al aeropuerto y ofrecerle orientación para llegar a su hotel cuando aterrice.

Si lo que la compañía mostró en un evento para programadores el miércoles es una visión real de nuestro futuro, el software de Google pronto se introducirá aún más profundamente en nuestras vidas, instalado en uno de cada dos dispositivos con los que uno se encuentre. El software estará disponible para ayudarlo a responder a cualquier curiosidad o cumplir cualquier tarea, cuando lo desee.

Son objetivos de muy largo alcance y ese puede ser el problema de la compañía. Dado que es una compañía cuyo futuro depende de que la gente voluntariamente le entregue información personal a cambio de servicios online prácticos, las ambiciones de Google pueden ser, a su vez, el mayor escollo a sortear. ¿Google, con su alcance mundial, está tratando de abarcar tantas cosas que corre el riesgo de volverse una molestia en vez de una ayuda? ¿O será el ayudante que se volvió demasiado poderoso y sabe demasiado?

"Creo que la tecnología está cambiando mucho la vida de la gente y lo estamos sintiendo", dijo Larry Page, cofundador y CEO de Google, en una entrevista realizada durante la conferencia de desarrolladores que se realizó en San Francisco.

Page describió a Android y Chrome, el sistema operativo móvil y el navegador de la red de la compañía, como una especie de cemento que unirá todos los dispositivos que usemos en el futuro. "Hemos estado hablando de un mundo multi-pantalla por tanto tiempo", dijo Page. "Creo que uno lo ve culminando en algo que es una gran experiencia con muchos tipos distintos de dispositivos, desde el reloj, pasando por la TV, la notebook y la tableta, hasta el teléfono".

Pero Page reconoció que la novedad y el alcance de estos dispositivos podría generar preocupación entre los usuarios. "Todos se dan cuenta que sus vidas se van a ver afectadas, pero aún no sabemos cómo, porque no estamos usando estas cosas, y porque hay mucha incertidumbre", dijo.

Todos se dan cuenta que sus vidas se van a ver afectadas, pero aún no sabemos cómo, porque no estamos usando estas cosas, y porque hay mucha incertidumbre, dijo Larry Page, cofundador de Google

Google se ha vuelto últimamente un blanco preferido para lo que se ve como una naciente resistencia contra la industria tecnológica. En San Francisco, donde el sector tecnológico es un factor que contribuye al alza de los precios inmobiliarios y la creciente desigualdad, los ómnibus de lujo equipados con Internet que Google usa para transportar a sus empleados se han vuelto un blanco para manifestantes locales.

La compañía también se ha vuelto el rostro visible de la intromisión irresponsable de la tecnología en nuestra vida social. Google Glass, sus anteojos tecnológicos, son motivo de frecuentes chistes en la televisión nocturna. En respuesta al dictamen de una corte europea sobre el llamado derecho al olvido, Google ha recibido una marejada de pedidos de usuarios para que su servicio los elimine de su índice.

Incluso su importante evento el miércoles, orientado en gran medida hacia los programadores que son fanáticos de Google, fue interrumpido por manifestantes. Uno achacó a los ejecutivos de la firma que inquilinos locales fueron echados de sus casas, mientras otro sostuvo que las recientes compras de empresas de robótica por Google hacen peligrosa a la empresa. "Ustedes trabajan para una compañía totalitaria que fabrica robots que matan gente" gritó antes de que la gente de seguridad lo acompañara a la puerta.

Fuente: EFE

Page, al que se le sumó Sundar Pichai, ejecutivo a cargo de los proyectos de software de Android y Chrome, no se veía particularmente molesto por las intrusiones. "Estamos en San Francisco, así que prevemos que eso puede pasar" dijo Page de las protestas. "En San Francisco hay una rica historia de protestas".

Pichai señaló que la compañía había introducido iniciativas para mejorar la relación con los residentes d ella ciudad. Este año le dio US$ 600.000 a la ciudad para llevar servicio gratuito de Wi-Fi a los parques de San Francisco. "Creo que en algunos sentidos es bueno que haya un debate abierto sobre esto y creo que lo necesitamos" dijo Pichai. "Ha habido mucho crecimiento y este sector está tratando de adaptarse a ese crecimiento y eso ha sido una preocupación".

Más en general, Page sostuvo que la reacción instintiva de la gente a las nuevas tecnologías a menudo es negativa. Una vez que vemos la utilidad de lo nuevo, a menudo advertimos que no asusta tanto y pronto advertimos que no podemos vivir sin eso. "En los primeros tiempos de Street View era un gran tema, pero ahora no" dijo Page del proyecto de la compañía de mandar una flota de autos por todo el planeta tomando fotos de vías públicas. "La gente lo entiende ahora y es muy útil" dijo. "Y realmente no cambia la privacidad demasiado. Muchas de estas cosas son así".

Muchos de los nuevos servicios de Google mejorarán la forma en que trabajan nuestras computadoras combinando datos personales e información obtenida por sensores,para crear lo que la compañía llamó experiencias de "conciencia de contexto".

"Hoy la computación principalmente automatiza cosas, pero cuando conectamos todas estas cosas, se puede comenzar a ayudar a la gente de maneras más significativas" dijo Pichai

"O piense en la abertura de cerradura que mostramos" dijo Page, refiriéndose a un sistema en el que la computadora detecta que su reloj está cerca y le permite usarlo sin introducir una clave. "Eso tiene sentido",dijo Page. "Pero hoy crea mucha discusión".

En los primeros tiempos de Street View era un gran tema, pero ahora no. La gente lo entiende ahora y es muy útil, no cambia la privacidad demasiado. Muchas de estas cosas son así, agregó Larry Page

Si estos recursos le parecen pequeños, puede ser porque Google está en fases iniciales de explorar los beneficios que obtendremos de combinar muchos dispositivos distintos en un único sistema informático. Por cierto que tampoco está solo en el intento. La llamada "Internet de las cosas" se ha vuelto la última y molesta frase repetida por la industria y se prevé que Apple tendrá pronto un reloj inteligente .

Pero Google puede ser el que esté en mejores condiciones para encontrarle el sentido a la internet caótica llena de cosas. Debido a que Google hace software para una variedad de dispositivos y a que da ese software a terceros gratis está particularmente bien posicionada para integrar muchos tipos de dispositivos hechos por distintos tipos de compañías. Lo que es más, para que la computación con "conciencia del contexto" se vuelva realmente útil, nuestros dispositivos deben entender nuestro contexto en profundidad y eso necesariamente implica recoger, analizar y actuar sobre montañas de información sobre cada uno de nosotros y el mundo que nos rodea. Google se destaca justamente en eso.

Quizás más importante es que solo Google tiene a Page y a él no le mueve un pelo la resistencia generada por estas tecnologías. "Yo estoy tan entusiasmado acerca de las posibilidades de mejorar las cosas para la gente que mi preocupación es la opuesta", dijo. "Nos preocupamos tanto con estas cosas que no aprovechamos los beneficios".

Señaló el sector de salud donde la normativa hace muy difícil recoger y analizar datos, aunque los datos se analicen de forma anónima. "En estos momentos no explotamos los datos del sistema de salud. Si lo hiciéramos con eso probablemente salvaríamos 100.000 vidas el año que viene", dijo.

Salvar esas vidas sería un gran beneficio. Pero no hay duda que se daría al costo de una pérdida de privacidad que algunos podrían considerar excesiva.

Traducción de Gabriel Zadunaisky

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?