Llegó el drama a Bailando por un sueño de la mano de Maximiliano Guerra y su mujer

Patricia Baca Urquiza se defendió del bajo puntaje dado por Marcelo Polino y contó que ella y su marido perdieron un bebé
(0)
4 de julio de 2014  • 09:14

Ante una bajada de línea que se cree injusta, y que para peor apunta contra el orgullo de una persona que vivió el éxito gracias al trabajo diario y a la excelencia lograda, la reacción suele ser de bronca e indignación. Eso les ocurrió ayer a Maximiliano Guerra y a su esposa, Patricia Baca Urquiza , que no supieron cómo tomar, sin reaccionar con enojo, ante los puntajes de Marcelo Polino en " Bailando por un sueño ".

La previa de estos dos bailarines profesionales comenzó con una aclaración pedida por Polino, luego de las duras palabras que había expresado Guerra a la prensa, enojado por el bajo puntaje que habían recibido, por parte de él, en su performance de cumbia. Pero no quedó ahí, el periodista, además, les reclamó que le hayan dicho que era "muy básico". Si bien el bailarín trató de calmar las aguas, su mujer tomó el control de la discusión, hasta que lo que era un show se desvirtuó. "Lo de básico lo dije yo. Me parece básico agredir a las personas porque uno puede dar opinión sin agredir. Poner un 3 a dos bailarines profesionales es una agresión, una falta de respeto. ¿La nota era por la previa? Vinimos a bailar, somos bailarines profesionales y un 3 es una falta de respeto", dijo sobre su anterior performance.

"La cumbia me pareció un desastre y la previa horrible. Esto no es un concurso de baile. Yo soy idóneo para la tarea, por eso estoy acá. Tampoco vayas por la vida diciendo que no me escuchás porque eso es subestimar mi trabajo. Te puedo dar clase de televisión, porque hace 21 años que estoy en televisión. Vengo, juzgo lo que veo en la pista y la previa porque es un reality, no un concurso de baile. Si fuese eso no estaría acá, porque soy periodista de espectáculos. Cuando firmaron el contrato sabías que estabas yo", replicó Polino.

"Vos dijiste que Maxi estaba desangelado. No estamos desangelados porque tenemos un bebé en el cielo que es un ángel que nos protege. Tiene que ver porque tenemos un pedacito de nosotros en el cielo, en nuestro bebé", argumentó. "¿Qué tiene que ver esto con el fallecimiento de un bebé?", preguntó sorprendido Polino. Tinelli, quien al parecer se dio cuenta de que el espectáculo se desviaba de los carriles de lo políticamente bizarro, según los cánones de ShowMatch, prefirió cortar la pelea.

Luego de la pelea, Guerra y Baca bailaron un tema de Lady Gaga. Graciela Alfano, con voto secreto, dijo: "Soy gran admiradora de los dos, pedimos mucho de ustedes por la excelencia a la que nos tienen acostumbrados. Nosotros nos divertimos. Patricia me encantó verte como Lady Gaga, Maxi quiero que te diviertas más".

Por su parte, Ángel dijo: "Patricia le aportas ternura a ésta pareja, no te suma la discusión de hoy. No pierdas la calidez para la previa. En cuanto al baile, les falta desplegar un show que se vea más redondo".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.