Suscriptor digital

El Gobierno quiere recaudar US$ 2000 millones con la telefonía 4G

Ayer se publicó el pliego de la licitación de espectro, que también incluye frecuencias 3G; el futuro de Nextel, una de las claves
José Crettaz
(0)
8 de julio de 2014  

Hablar y conectarse a Internet por teléfono móvil podría empezar a ser más sencillo el año próximo: el Gobierno difundió ayer los pliegos del concurso mediante el cual licitará espectro para servicios 3G y 4G. La Secretaría de Comunicaciones, que encabeza Norberto Berner, publicó en el Boletín Oficial la resolución 38/2014, que contiene los pliegos de licitación de las frecuencias, y la resolución 37/2014, que crea un reglamento que regirá el servicio 4G.

La Argentina era hasta ahora el único país de América del Sur sin poner en marcha la telefonía 4G-LTE, una tecnología que permite conexiones móviles de muy alta velocidad. En un comunicado, Berner prometió que el 4G "va a revolucionar el mercado, la industria y las formas de comunicarse de todos los habitantes del país".

Ayer, varios expertos consultados por LA NACION se excusaron de hacer comentarios por encontrarse analizando los pliegos, cuya letra chica definirá si habrá o no más competencia en el mercado de la movilidad en la Argentina con un nuevo ingresante.

Por lo pronto, el gobierno nacional prevé recaudar US$ 1965,9 millones con la venta del espectro, bastante más de lo que las actuales operadoras esperaban pagar en conjunto por esas frecuencias. Además, a pesar de lo anunciado anteriormente, el Estado se guardará parte del espectro de 4G que iba a licitar, lo que generó especulaciones acerca del uso que se dará a esas frecuencias.

Una de las claves del proceso que comenzó ayer y que terminaría en diciembre próximo con la adjudicación del espectro está en Nextel, operadora actualmente en venta que carece de frecuencias de 3G y 4G, y que está a punto de ser adquirida por el dúo de empresarios kirchneristas Matías Garfunkel y Sergio Szpolski. Ante este panorama, el tratamiento que se le dé a Nextel en el pliego determinará buena parte de las comunicaciones móviles en el país. Esta empresa, en manos de nuevos dueños, podría ser considerada un entrante en el mercado y como tal tener ventajas respecto de los demás operadores interesados, entre los cuales las primeras anotadas son las actuales prestadoras: Claro, Movistar y Personal. Sobre esta última plantea dudas la falta de aprobación de compra de Telecom por parte del fondo Fintech, del empresario David Martínez.

Mientras Garfunkel sigue sin referirse a la operación y Szpolski la niega en público, fuentes del mercado confirmaron a LA NACION que los empresarios -que tienen vigente un contrato de exclusividad para comprar Nextel- están buscando con urgencia los recursos que permitan financiar la adquisición.

La licitación abarca las bandas denominadas AWS (1700/2100 Mhz) y 700 Mhz para operar el servicio 4G en todo el país (se entregarán cuatro licencias) y las remanentes de banda de PCS (servicios personales de comunicación) en la frecuencia de 1900 Mhz para los servicios de 3G, frecuencia para la cual el país se dividirá en tres áreas.

Según un análisis del pliego realizado por Juan Gnius en el sitio especializado signalstelecomnews.com, "quienes se postulen deberán contar con una experiencia ofreciendo servicios de telecomunicaciones de 10 años y el patrimonio neto del inversor no deberá ser menor de 1500 millones de pesos (US$ 185 millones)". El pliego prevé concesiones de 15 años, que el 30% de los bienes, servicios y obras necesarios para el despliegue de las redes sea de origen nacional, y exige a los oferentes una garantía única equivalente a US$ 20 millones.

También prevé que todo el proceso de venta de pliegos, apertura de antecedentes, precalificación, notificación, subasta y adjudicación no dure más de 95 días.

Según informó el Gobierno, los operadores que resulten de la licitación deberán asegurar la cobertura de las capitales provinciales, los corredores nacionales y las ciudades de más de 500 habitantes en un plazo máximo de cinco años, con etapas intermedias, garantizando así el acceso a este servicio al 98% de la población.

"Los avances de LTE permiten, por un lado, la recepción de imágenes de video en forma instantánea, tanto en dispositivos móviles de mano como en vehículos, y, por otro lado, la interoperabilidad entre distintos tipos de redes", explicó a LA NACION Francisco Urdaz, director de Desarrollo de Negocios de Motorola Solutions, empresa proveedora de equipamientos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?