LAPA tiene el 30% del cabotaje

Crecimiento: con alrededor de 1.300.000 pasajeros transportados durante este año, LAPA se convirtió en la segunda compañía aérea más importante en las rutas del cabotaje.
(0)
26 de diciembre de 1996  

La privatización de los aeropuertos se convirtió en un verdadero escollo frente a los objetivos que alienta LAPA para mejorar las instalaciones en las que atiende a sus pasajeros en el aeroparque metropolitano.

El presidente de esa compañía aérea, Gustavo Andrés Deutsch, adelantó que LAPA se apresta a cerrar el año con 1.300.000 pasajeros transportados.

A pocos días de recibir otro Boeing 737 que se sumó a su flota, el directivo aseguró que en 1998 se espera que LAPA transporte en las rutas del cabotaje tantos pasajeros como la propia Aerolíneas Argentinas.

En estos momentos alcanzó en el mercado aerocomercial interno una participación del 30 por ciento.

El crecimiento experimentado ubicó a esa compañía por estos días inclusive por arriba de Austral.

Entre los objetivos para 1997, LAPAcomenzará a cubrir nuevos destinos regionales, tales como Santiago de Chile y, a partir de los primeros días de enero próximo, Punta del Este con cuatro frecuencias semanales.

En el terreno de las opiniones que ese empresario tiene sobre la actividad aercomercial dijo que uno de los puntos más fuertes de su compañía es que su personal, como ocurre con casi toda nueva empresa, tiene la camiseta puesta en el servicio.

Si bien nació en 1984 como una aerolínea menor, el gran crecimiento comenzó a partir de 1993 con permisos precarios para volar a Mar del Plata, Iguazú, Bariloche y Córdoba.

En 1994 ya disponía de tres aviones y 17 rutas otorgadas.

Acerca de las limitaciones que encuentra en el sector, el directivo explicó que en lo que respecta a los vuelos al exterior (Punta Cana, Margarita y otros puntos) solamente está presente con charters contratados por operadores turísticos los cuales cubre con su máquina Boeing 757 de 227 plazas.

En fecha próxima irrumpirá con servicios regionales a Santiago de Chile y el sur del Brasil, en tanto que en los primeros días de enero habrá cuatro frecuencias por semana con Puenta del Este.

¿Cuáles son las mayores dificultades?

Aquí el mercado es bastante libre pero el monopolio que tiene Aerolíneas en las rutas internacionales pertenece a la República Argentina y no deberían cederse a ningún otro operador del exterior.

Aerolíneas puede hacer un acuerdo comercial de código compartido pero nunca venderle esas rutas a American.

¿Con los aeropuertos hay problemas?

El aeroparque metropolitano es una verguenza. Aerolíneas tiene una terminal muy subutilizada que podría compartir con Austral.

En tanto LAPA debe compartir su terminal con LADE, SAPSE, Dinar, Pluna, CATA, y otras compañías. LApatenía su propio proyecto para el aeroparque pero con la privatización no se puede hacer nada.

¿LAPA da ganancias?

Este año no, pero en el noventa y cuatro obtuvimos ganancias y en 1997 vamos a ganar plata. Ya desde octubre último volvimos a tener utilidades. En 1995 tuvimos el problema de operar en el Palomar durante 45 días y en 1996 hicimos importantes inversiones.

Con 613 empleados en su dotación entre técnicos, pilotos, personal de cabina y otras especialidades, Deutsch se ufana en que Aerolíneas los imitó en muchas cosas.

¿Qué hizo la competencia frente al crecimiento de LAPA?

Por lo pronto la rebaja de tarifas impulsada por LAPA fue concreta y el tráfico creció sobre todo en base a la captación de pasajeros de otros medios terrestres. Aerolíneas también creció y creo que en este momento las cosas le van bien.

Todo hace pensar que el mercado del cabotaje es razonable que crezca a tasas del orden del 5 por ciento anual.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios