El país festeja el ingreso de la selección a la final del Mundial

Miles de personas se congregan en los puntos principales de cada provincia; cornetas y banderas, el cotillón de la celebración; en la Ciudad, el Obelisco fue el lugar elegido por los hinchas
(0)
10 de julio de 2014  • 01:14

Los festejos por el triunfo de la Selección Argentina ante Holanda, que depositó al equipo en la final del Mundial Brasil 2014 luego de 24 años de espera, se extendieron hoy por todo el país, pese a las bajas temperaturas registradas en muchas provincias.

En la Ciudad, el Obelisco fue el lugar elegido por los hinchas que presenciaron el partido en bares cercanos, y una vez que finalizó se dirigieron allí.

En tanto, comenzaron a circular automóviles tocando sus bocinas y dándole un tono blanquiceleste a la Plaza de la República.

Los festejos se extendieron también a la histórica Plaza de Mayo, un lugar emblemático para las tradicionales celebraciones populares.

Centenares de hinchas con camisetas y gorros celeste y blancos y banderas se convocaron al lugar y se desplazaban por la Diagonal Norte, que se transformó en un corredor de ida y vuelta con el Obelisco.

En tanto, los hinchas argentinos, sin distinción de sexos y edades, festejaban con cortes de las calles en otros puntos clave de la ciudad de Buenos Aires, como avenida Pueyrredón y Santa Fe.

Lo mismo sucedía en otros barrios porteños, como Caballito y Belgrano.

Video

En el resto del país

En Rosario, como es tradición, la zona del Monumento a la Bandera comenzó a poblarse de centenares de familias y jóvenes con camisetas, banderas y gorros argentinos, a los que se agregó una caravana interminable de automovilistas que circulaban por la congestionada avenida Belgrano.

Miles de personas festejaron la victoria en la capital salteña, donde efectivos de la Policía de Tránsito tuvieron que cortar calles del macrocentro minutos después de que terminara el partido por los congestionamientos de vehículos.

Más de cien mil personas coparon el centro y las calles de Mar del Plata con los clásicos cantos "Vamos, vamos, Argentina" o "El que no salta es un inglés", a los que se sumaron el nuevo himno mundialista "Brasil, decime qué se siente".

Por su parte, miles de mendocinos se concentraron en el denominado kilómetro cero de la capital provincial, donde se observaron caravanas de vehículos, mientras en las calles de los barrios del Gran Mendoza cientos de hinchas salieron a manifestar su alegría.

En La Plata, asimismo, la mayor concentración fue en la Plaza Moreno, frente a la Catedral, donde el municipio había instalado una pantalla gigante desde el comienzo del Mundial.

En ese escenario, decenas de hinchas siguieron las alternativas del partido sin que se provocaran incidentes, en tanto otros grupos comenzaron a concentrase en la céntrica esquina de avenida 7 y calle 50, también para expresar su algarabía.

En Chubut, provincia de donde es oriundo el arquero Sergio Romero, héroe de la jornada, miles de comodorenses se concentraron en la calle San Martín, entre Güemes y 9 de Julio, donde se interrumpió el tránsito.

En San Luis, el partido por semifinales fue el encuentro que más gente atrajo al centro de la ciudad: largas caravanas de autos atestaron las calles de los alrededores de la Plaza Pringles, donde no quedó lugar para estacionar y el tránsito se transformó en un caos.

Las apróximadamente diez mil personas que estaban frente a las dos pantallas gigantes estallaron cuando Sergio Romero cerró la puerta del arco y atajó el primer penal.

En Santiago del Estero, en tanto, decenas de hinchas apostados en la céntrica plaza Libertad aprovecharon la gigantografía del conjunto dirigido por Alejandro Sabella, montada por el diario más antiguo de la Provincia, para sacarse una fotografía junto a los futbolistas.

Desde temprano, se congregó una significativa cantidad de espectadores para presenciar el cotejo en una pantalla gigante, al igual en la segunda ciudad de la Provincia, La Banda.

En San Juan, a su vez, una multitud se volcó a las calles del microcentro de la ciudad para festejar el triunfo de Argentina en largas caravanas, con vehículos que llegaron al centro de la capital para festejar y cientos de personas que se concentraron en la Plaza 25 de Mayo, eufóricos y emocionados por el triunfo.

En el sur, miles de fueguinos invadieron las calles de Ushuaia, Río Grande y Tolhuin, donde a pesar de las temperaturas por debajo de los cero grados, largas caravanas de vehículos coparon las calles.

La Plaza 25 de Mayo, en San Fernando del Valle de Catamarca, fue el escenario del encuentro de los hinchas que, con el cántico "Brasil, decime qué se siente", y acompañados con cornetas y bocinas, sacaron a la Provincia del letargo de una tarde de un día feriado.

En Jujuy, miles de hinchas festejaron en autos, en camionetas y a pie, principalmente en la plaza Belgrano y en el centro de San Salvador de Jujuy, donde vieron el partido en una pantalla gigante.

En autos, motos, bicicletas y a pie, La Rioja se tiñó de festejos dado que en pueblos como Anillaco, a 100 kilómetros al norte de la Capital, la gente salió en caravana aunque la helada escarchaba los cerros del Cordón del Velasco.

Los correntinos, a su turno, dieron rienda suelta a su alegría en las calles céntricas, aunque un punto neurálgico de los festejos fue la explanada del puente General Belgrano, que une a las provincias de Corrientes y Chaco.

Agencias: Télam y DyN

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.