Tendrán los porteños su propia casa de la cultura

Recuperación: comenzará a habilitarse por tramos en los próximos dos meses anticipó Eduardo García Caffi quien ya ocupa su despacho en la centenaria sede de la Avenida de Mayo.
(0)
13 de marzo de 1996  

En dos meses quedará recuperada la fachada del viejo edificio del diario La Prensa sobre la Avenida de Mayo donde se instalará la futura Casa de la Cultura de la Ciudad de Buenos Aires.

Así lo confirmó a La Nación el secretario de Cultura de la jurisdicción porteña Eduardo García Caffi que desde hace cuatro meses tiene su despacho en el segundo piso del centenario edificio.

Los trabajos comprenden la restauración de la fachada original de lo que fue durante décadas la sede de La Prensa así como la puesta a punto de los distintos sectores del edificio.

Centro neurálgico

Según precisó García Caffi la finalidad de la futura Casa de la Cultura será ofrecer a los porteños un centro neurálgico por el que pasará toda la información relacionada con las actividades artísticas y culturales que se desarrollen en la ciudad de Buenos Aires.

Además de las salas de exposiciones permanentes y del tradicional Salón Dorado que se destinará a conferencias y actos funcionará el Centro de Información Cultural adonde la gente podrá recurrir para conocer las programaciones de todas las instituciones que animan la vida cultural porteña.

El Salón Dorado fue sede desde 1915 del Instituto Popular de Conferencias que presidía Estanislao Zeballos. Allí expusieron entre otras personalidades José Ortega y Gasset y Germán Arciniegas y Louis Armstrong ofreció un concierto.

"La intención es llegar al público en forma más directa y fortalecer también las relaciones de las distintas instituciones culturales de prestigio como la Sociedad Argentina de Escritores Sadaic Argentores entre otras organizaciones y asociaciones civiles de la ciudad" explicó García Caffi.

Recuperación de la fachada

La apertura del renovado edificio se hará por etapas y una vez finalizadas las obras de restauración el público podrá recorrerlo a través de visitas guiadas.

En dos meses volverá a estar al descubierto la tradicional fachada de estilo Garnier tal como la concibieron los arquitectos Gainza y Agote a fines del siglo pasado proyecto que fue ejecutado originalmente en París.

Su recuperación forma parte del plan de revitalización de la Avenida de Mayo impulsado por la municipalidad porteña con inversores españoles.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios