Con una suba de 39% en el gasto, se disparó el déficit fiscal en mayo

Sin contar el aporte del BCRA y la Anses, el Tesoro tuvo un rojo de $ 1966 millones; crece la necesidad de dólares
Martín Kanenguiser
(0)
17 de julio de 2014  

Las cuentas públicas volvieron a exhibir un fuerte desequilibrio en mayo, con el gasto público creciendo cerca del 40% anual y un déficit primario (antes del pago de la deuda) de $ 1966 millones, sin tener en cuenta los aportes del Banco Central y de la Anses. Al sumar estos aportes, el resultado primario fue superavitario en $ 3076,4 millones, frente a $ 1667,3 millones de hace un año. Sin embargo, mientras este año el Banco Central ($ 4879,9 millones) y el PAMI ($ 120,8 millones) aportaron $ 5059,5 millones, el año pasado las llamadas rentas de la propiedad habían sido sólo de $ 220 millones.

Así, según indicó a la nacion el director de Prefinex, Nicolás Bridger, "el resultado primario neto de utilidades fue deficitario en $ 1966 millones, cuando en igual mes de 2013 había exhibido un superávit de $ 1468 millones".

En tanto, el déficit financiero (que incluye el pago de la deuda pública) ascendió a $ 1158,2 millones, con un incremento de 75,4% comparado con igual mes del año anterior. En el año, las cuentas públicas acumulan un rojo de $ 20.614,7 millones.

En términos primarios, desde enero se alcanzó un superávit de $ 2489 millones, a los que, si se le restaran las rentas a la propiedad por $ 27.778,5 millones, exhibirían un déficit de $ 25.289,5 millones. Así, la ayuda de organismos creció 182% desde principios de año.

Bridger apuntó que en 2013, en igual período, el resultado primario fue deficitario en $ 5617 millones, como consecuencia de un gasto primario que crecía más que los ingresos (41% interanual frente a 34,5%). Prefinex indicó que en mayo "continuó el deterioro de las cuentas fiscales, y el gasto primario mostró un incremento superior al de los ingresos (neto de utilidades) de 39,6% interanual frente al 32,7%. "Se destacan en los rubros del gasto los incrementos asociados a transferencias al sector privado [70% anual] y transferencias corrientes al sector público [75%]. La contracara es el incremento en prestaciones de seguridad social, del 27%, por debajo de la inflación de los últimos 12 meses", indicó.

El Ministerio de Economía informó que el gasto primario creció "fundamentalmente por las transferencias corrientes al sector privado con destino a empresas y unidades familiares".

Con los ingresos que crecieron 32%, Bridger señaló que "en la medida en que continúe esta divergencia en las tasas de crecimiento de gastos e ingresos, se observará una dependencia creciente del financiamiento vía Banco Central, que en lo que va del año no se ha traducido en una mayor base monetaria por la esterilización a través de la emisión de Lebac" que practicó el ente monetario.

La directora del estudio Bein, Marina Dal Poggetto, precisó que "con estos datos volvemos a corregir hacia abajo la proyección del año a un déficit primario corregido por la Anses y el Banco Central de 2,3%" del PBI. "Como esta proyección es consistente con alguna desaceleración del gasto en los próximos meses a la zona del 36%para todo 2014, si se extrapola el 40% para lo que resta del año el déficit corregido ascendería a 3,3% del PBI", señaló la economista.

Ante este panorama, "la necesidad de financiar este desequilibrio moderando la presión sobre el Central explica la necesidad de la política de cerrar la agenda con los holdouts lo antes posible", concluyó.

Federico Muñoz, de FM&A, dijo: "El ingreso de dólares frescos del exterior aliviaría la presión sobre el BCRA, compensaría la merma de dólares sojeros y entonaría el clima económico, ayudando a detener la caída del nivel de actividad. Por estas razones, el Gobierno no se puede dar el lujo de eludir el fallo de Griesa y caer en default. Ese desenlace abortaría el camino de regreso a los mercados de deuda; la vía de escape que el propio Kicillof había imaginado para que Cristina llegue sin crisis al final de su mandato".

El director de ACM, Maximiliano Castillo, dijo que "este desempeño no sólo es peor al esperado, sino que virtualmente impone un límite al crecimiento del gasto este año, que difícilmente se pueda ubicar por debajo de 40% en 2014, incluso siendo optimista sobre la dinámica a corto plazo". ACM también estima un déficit primario de 3,4% del PBI y uno financiero del 5%.

"Sin considerar las rentas de la propiedad, el resultado fiscal y el primario evidenciarían un apreciable deterioro", agregó, en el mismo sentido, la analista María Pía Brugiafreddo, del Iaraf.

Por su parte, Marcelo Capello, de la Fundación Mediterránea, sostuvo que "ante una recaudación fiscal que se desacelera por efecto de la recesión, y un gasto fiscal que no da tregua, se amplía el desequilibrio fiscal y con ello la necesidad de asistencia del Banco Central al Tesoro, que lleva luego a una encrucijada al Central: si compensa retirando pesos por otra vía, mantiene altas las tasas de interés y baja la actividad; y si no compensa, tomaría nuevo impuso la inflación".

Los analistas están muy preocupados

Marina Dal Poggetto

Directora Estudio Bein

"La presión sobre el Banco Central explica la necesidad de la política de cerrar la agenda con los holdouts lo antes posible"

Marcelo Capello

Director del IERAL

"Se amplía el desequilibrio fiscal y con ello la necesidad de asistencia del Banco Central al Tesoro, teniendo que optar entre menos actividad o mayor inflación"

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.