Suscriptor digital

Lo que viene

Los recomendados de la redacción
(0)
27 de julio de 2014  

Cine

Carlitos, el infaltable

Patinador, soldado, peregrino, artista de circo, boxeador, bombero, maquinista, camarero: anduvo por todos los oficios. El vagabundo de los bigotitos y el bastón, del bombín y los zapatones, se llama -se sigue llamando- Carlitos, o Charlie, o Charlot, o Chaplín (así, con acento), según dónde se lo nombre, y es el que hizo reír y emocionar a generaciones enteras de chicos y grandes, y lo sigue haciendo cada vez que su figura inconfundible renace en el rectángulo de plata de una sala en penumbras o en la más pequeña y doméstica ventana de una TV (que, últimamente, ha estado bastante olvidadiza). Pero siempre tiene que haber un lugar para él cuando llegan las vacaciones de invierno y esta vez es el Museo del Cine quien lo ha invitado a mostrar cuánta gracia, cuánta poesía y cuánta emoción pueden contener sus historias, y cuánta imaginación y cuánta humanidad se desprenden de sus graciosas piruetas. Hoy será en El pibe, en la que quizás volcó como nunca episodios vividos en su propia infancia, y el próximo fin de semana se alternarán algunos cortos memorables y se podrá disfrutar, por ejemplo, del extraordinario tango de El conde o del no menos admirable vals de El héroe del patín y del humor físico que alude al slapstick en Charlot operador de cine, o bien redescubrir esa obra maestra que es El circo y que le dio a Chaplin el primero de sus dos Oscar honoríficos. Chicos y acompañantes, agradecidos. Por Fernando López

Carlitos en vacaciones

Films de Chaplin

Sábados y domingos, a las 14.30, en el Museo del Cine, Caffarena 49. Gratis.

Televisión

Una sola y larga guerra

Mañana, 28 de julio, se cumplen cien años del comienzo de las hostilidades que marcaron el inicio de la Primera Guerra Mundial. Obviamente, la señal History no podía dejar pasar esta fecha sin presentar un programa alusivo y por eso estrena a nivel mundial -salvo en los EE.UU., donde el programa ya se vio el último lunes de mayo en coincidencia con la fecha en que se conmemora a los caídos en guerra (Memorial Day)- la serie documental Guerras mundiales. La producción, que se verá en tres emisiones de dos episodios cada una, encontró un enfoque que le da aire nuevo al tratamiento de un tema bastante transitado. En primer lugar, trata la cuestión sin separar las dos grandes guerras. Toma el período que va de 1914 a 1945 como un período de conflicto bélico único con una suerte de cese del fuego transitorio entre 1918 y 1939. Y, en segundo lugar, el relato que presenta pone el foco en los grandes líderes de la Segunda Guerra Mundial, Roosevelt, Hitler, Mussolini, Churchill, De Gaulle, Tojo, MacArthur, Patton y Stalin, a quienes muestra en la Primera transitando una suerte de experiencia de entrenamiento para el papel histórico fundamental que jugarían en el futuro. La realización de la serie, con impecables escenas de recreación histórica y un cautivante ritmo dramático, resulta notable. Por Ricardo Marín

Guerras mundiales

Serie de documentales históricos

Mañana, pasado mañana y el miércoles, a las 21, por History y H2.

Música

El trío en la sala grande

Si el trío es la formación madre del rock, Eruca Sativa está aquí para refrendarlo una vez más, y destacar que en su mejor versión es sinónimo del rock potente, pero abierto a posibilidades casi ilimitadas. La banda cordobesa, integrada por Lula Bertoldi, en voz y guitarra; Brenda Martín, en bajo y coros, y Gabriel Pedernera, en batería y coros, lo ha demostrado desde el primer disco, La carne (2009), que incluía una eficaz versión de Eleanor Rigby; hasta el más reciente Blanco (2012), su tercer álbum, en el que pueden volarle las chapas a cualquiera con la potencia desplegada en "Fuera o más allá", el tema que abre la placa, y un rato después ya estar casi en el otro extremo de su espectro sonoro con "Guitarras de cartón", con Fito Páez para aportar su voz invitada, o encontrarse en escenarios con el folklórico Dúo Coplanacu. Sin contar los elogios que el grupo ha ido recibiendo de colegas "mayores" como Divididos. Ahora, en una nueva gran apuesta, el grupo ha decidido grabar su primer DVD en vivo y lo hará en dos funciones, en el teatro Ópera, el viernes y sábado próximos. Eruca Sativa dice que será un show, y un proyecto, electroacústico, y que ya tiene nombre, Huellas digitales. Una gran sala para un gran trío, una buena combinación. Por Adriana Franco

Eruca Sativa

Graba su primer DVD en vivo Teatro Ópera-Allianz, Corrientes 860. Funciones, viernes, a las 21.30; sábado, a las 22. Localidades, desde 130 pesos.

Teatro

Últimos días de Electra

La favorita de los premios ACE, el galardón que reconoce los mejores espectáculos del teatro argentino, es El luto le sienta a Electra, con 12 nominaciones. La monumental obra de Eugene O'Neill, en una versión y puesta del georgiano Robert Sturua, es una de las grandes producciones del circuito oficial de esta temporada y en una semana bajará el telón. La trama de este mito ha sido interpretada por la literatura y también por Freud, que tomó el nombre del personaje para uno de sus complejos. Pocas veces tantos miembros de un mismo elenco son nominados: Paola Krum (excepcional como Lavinia/Electra), Leonor Manso, Diego Velázquez, Héctor Bidonde, María Figueras y Pablo Brichta fueron reconocidos en distintas ternas. O'Neill era en extremo preciso en sus acotaciones escénicas, un hecho que genera complejidad y que han logrado resolver de modo acertado. Inspirada en La Orestíada, de Esquilo, el premio Nobel de Literatura renovó esta pieza y la ambientó en los Estados Unidos de la Guerra de Secesión. A su vez, Sturua le quitó esa coordenada espacio-temporal, para hacerla más universal. Su propuesta es una "tragifarsa", fiel al espíritu del texto original. Vale la pena verla, antes de que se despida el próximo domingo, porque no hay nada de luto aquí, sino la celebración del teatro en su estado más puro y vital. Por Laura Ventura

El luto le sienta a Electra

Teatro San Martín, Corrientes 1530. Funciones, de miércoles a sábados, a las 20.30; los domingos, a las 19.30.

Música

Canciones y deseos

Para traducir al castellano el término aimara "jallalla" no alcanza una sola palabra. Algunos lo definen como esperanza, festejo y bienaventuranza. Otros lo relacionan con el agradecimiento y un saludo. Y hay quienes lo interpretan como ese deseo que, finalmente, se concreta o que será concretado. Aunque haya varias acepciones y matices, no hay contradicción. Jallalla es la palabra que Guillermo Capocci eligió para titular su segundo disco. Luego de Milésimas y del álbum con Mariana Pereiro, Lucero, se embarcó en esta aventura de 19 tracks. Esperanzado o agradecido, ahí está Capocci. Porque este disco en el que se lanzó definitivamente a la palabra cantada -luego de un pasado de marcado perfil jazzero- suena a él y a todo lo que trae consigo: lo brasileño, lo levemente spinetteano, lo beatle, lo roosiano, lo funky, lo jazzeado (por supuesto) y lo rioplatense. Jallalla es un disco con instrumentaciones y arreglos que otorgan matices muy sutiles a la canción. La completan y la visten con muy buen gusto. Además, en ese largo camino de más de una docena de piezas, también echa mano a temas de León Gieco, Rubén Blades, Charly García y The Beatles. Por estos meses anda tocando las canciones de este nuevo álbum. La actuación del próximo viernes será una buena oportunidad para escucharlo. Por Mauro Apicella

Guillermo Capocci

Presenta su nuevo disco No Avestruz, Humboldt 1857. El viernes, a las 21.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?