Top 10: rockeros que incursionaron en el tango

A propósito de la salida del disco de Ricardo Iorio con los guitarristas de Edmundo Rivero, repasamos otros casos de músicos que se metieron con el 2x4
(0)
4 de agosto de 2014  • 18:08

La primera generación del rock argentino fue resistida por los tangueros viejos (el único que los vio con buenos ojos fue Piazzolla) pero nuestros rockers siempre acusaron la influencia del género en sus formaciones musicales. De ahí que el trovador más recordado se hiciera llamar Tanguito, que Javier Martínez abrazara la temática urbana para sus letras bluseras, que Almendra metiera un bandoneón en "A estos hombres tristes" o que Charly García titulase "Tango en segunda" a uno de los últimos temas de Sui Generis, entre otras reivindicaciones. Hoy ya no existen barreras y no sorprende que un caudillo del metal como Ricardo Iorio edite un disco de milongas. A continuación repasamos su incursión y la de otros colegas que se cruzaron de vereda.

Ricardo Iorio

¿Quién no lo escuchó nombrar a Edmundo Rivero en sus entrevistas televisivas? El líder de Almafuerte se dio el gusto de grabar con sus guitarristas legendarios, o sea, los hermanos Carlos y Jorge Cordone, entregando 13 milongas del cancionero popular (como "Tangolpeando", "Sabe Don" y "Martirio"). Basta recordar aquella versión de "Cambalache" que hacía con Hermética en versión heavy metal para acreditar su fanatismo por la música tradicional argentina.

Andrés Calamaro

En Honestidad Brutal incluyó "Naranjo en flor", en El Salmón estuvieron "Cafetín de Buenos Aires" y "El día que me quieras", y en El cantante coló "Volver", "Malena" y "Sus ojos se cerraron", por citar algunos homenajes. Pero fue definitivamente en Tinta Roja donde el ex Los Rodríguez se metió de lleno en el 2x4.

Daniel Melingo

De "Chalamán" (Abuelos de la Nada) a "Cleopatra, la dueña del twist" (Los Twist), el saxofonista dejó su impronta en el rock argentino de los 80. A partir de 1997, que debutó como conductor de TV en Sólo Tango, se dedicó a componer sus propias piezas y ya tiene siete discos solistas que bucean en el estilo criollo. El último se llama Linyera y es de este año.

Omar Mollo

A finales de los 70 comandó MAM, famoso grupo pesado donde debutó su hermano Ricardo, pero fue durante los 2000 cuando encontró su propia voz en el tango, con gran proyección en Europa. En su último álbum lo acompaña en un tema Andrés Ciro, quien más de una vez lo invitó a cantar "Yira-Yira" con Los Piojos (inmortalizado en Huracanes en luna plateada).

Javier Calamaro

El mismo año que su hermano sacó Tinta Roja (2006), Javier hizo lo suyo con Villavicio, CD de tangos propios ("Granizo", "Matame suavemente") y ajenos ("La última curda", "Desencuentro", "Tomo y obligo") con un plantel de lujo, que incluía a Adriana Varela y a Rubén Juárez.

Palo Pandolfo

Lejos de la rabia dark de Don Cornelio y la Zona, Palo empezó a explorar los sonidos autóctonos con Los Visitantes, coqueteando entre el folklore y la milonga ("era hora de tocar algo con aire de tango y dejar de ser una esponja anglosajona", le explicaba a RS el año pasado). El ejemplo más rotundo fue Espiritango (1994) y después, ya como solista, armó su propio cuarteto de guitarras arrabaleras en la época de Antojo.

Hernán "Cabra" De Vega (Las Manos de Filippi)

Con Las Manos de Filippi no le alcanzaba y creó Che Chino para darle forma a un sinfín de historias y personajes de barrio, con su clásica acidez lírica. En sus inicios los tenía de aliados a Korneta y Eli Suárez de Los Gardelitos; hoy lo acompañan Jonatan Álvarez y Silvio Pellis.

Moris

Uno de los padres del rock argentino quiso probar suerte en otro terreno y el resultado se llamó Sur y después, tributo a Troilo y Manzi desde el vamos. Producido por Jorge Álvarez, creador del sello Mandioca, se publicó en 1995 y fue presentado en el Teatro Cervantes con la Orquesta Nacional de Música Argentina.

Litto Nebbia

El rosarino fue siempre un estudioso de la materia y, entre todas sus producciones, grabó "Nebbia canta Cadícamo" (rescatando letras inéditas del poeta de Luján), "Tango & nocturno" y "Abandoneado" (bajo el lema "Tributo a los grandes del tango").

Juan Subirá

Si con Bersuit se abocaron fuertemente a los ritmos rioplatenses, el tecladista aprovechó el impasse de la banda para grabar por su cuenta Fisura Expuesta (2008) y mostrar otras influencias, entre ellas, el tango (pispear "Milonga del plomero", "Al borde" y "Salvavidas de plomo" con Andrés Calamaro).

Por Nicolás Igarzábal

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?