Rosario, a un año de su peor tragedia

Se cumple el primer aniversario de la explosión por escape de gas que derrumbó dos edificios y dejó 22 víctimas fatales; piden que se haga justicia
José E. Bordón
Germán de los Santos
(0)
6 de agosto de 2014  • 16:14

SANTA FE.-Con evidentes muestras de dolor, un llanto incontrolado, y de espaldas a las 22 cruces en memoria de los fallecidos, Rosario rindió homenaje a las víctimas directas e indirectas que dejó la explosión que por un escape de gas afectó el complejo habitacional ubicado en Salta 2141, hace hoy un año.

"No hay escuela que enseñe a seguir viviendo con este dolor", aseguró Alicia Vidal, madre de Maxi Fornarese. Y enfatizó: "Salta no olvida ni perdona. Con sólo uno que quede en esta lucha alcanzará por seguir reclamando por justicia y memoria", aseguró.

Vidal también apuntó a los responsables de la tragedia. Sin nombrarlos, los acusó de "esconderse detrás de los poderosos", pero les advirtió que "vamos a llegar igual a ellos".

"Quién podía imaginar que el destino (de las víctimas) dependía de este montón de irresponsables. Nadie puede decir que no era grave lo que ocurría aquí", subrayó.

"No hay cumpleaños ni mundial que nos saque de esto, sentimos que con este edificio también explotaron nuestras vidas", dijo por su parte Lorena López, hermana de Carlos López, una de las víctimas.

Los familiares de los fallecidos, que desde la medianoche realizaron una vigilia frente a Tribunales, se reunieron a la esquina de Salta y bulevar Oroño, donde a las 9.38, hora del comienzo de la tragedia, sonaron las sierenas de los bomberos y luego se tributó un minuto de silencio. También se dio lectura de los nombres de los fallecidos. Luego de cada uno, los presentes gritaron "justicia".

Antes, un importante grupo de personas se reunió en las puertas de la empresa Litoral Gas, a quien responsabilizan del desastre -San Lorenzo y Mitre- y colgaron pancartas.

La intendenta de Rosario, la socialista Mónica Fein, participó del acto de recordación. A las 18 será el segundo acto, que arrancará con una misa y en el que cantará Soledad.

Video

Pero hasta hoy no hay justicia. El proceso judicial que busca desentrañar cómo una pérdida de gas en un complejo de edificios se transformó en la peor tragedia no natural de la historia de Rosario, y cómo múltiples factores y acciones humanas hicieron posible semejante desastre, todavía no concluyó. Tres jueces, peritos cuestionados, gritos e insultos de familiares de víctimas a funcionarios judiciales, 25 querellantes y la presión social, entre políticos y medios de comunicación, por los avances de una investigación que todavía no llega a juicio.

Por eso, muchos familiares de las víctimas de calle Salta realizaron desde la medianoche una vigilia en Tribunales para pedir justicia y a primera hora de la mañana se trasladaron a las oficinas de Litoral Gas -proveedora del servicio- para manifestar su reclamo. Colgaron pancartas para recordar a las víctimas, y un grupo ingresó al hall central de la firma, a pesar del vallado y de la fuerte presencia policial.

"Son todos cobardes y ratas", dijo Claudia Vaio madre de Santiago Laguía, al señalar que ningún funcionario salió a recibirlos.

La causa está caratulada como estrago culposo agravado, figura cuya pena puede llegar a 5 años de prisión. Pero los abogados de los procesados plantearon la inconstitucionalidad del planteo judicial de primera instancia. Cuando ello se resuelva entonces se definirá el destino de los tres gasistas, cinco trabajadores de Litoral Gas y tres miembros de la administración del edificio, hoy en libertad y con embargo sobre sus bienes, según confirmó la jueza de Instrucción 10ª, doctora Irma Billotta.

La justicia procesó en la causa, además de los gasistas, al técnico José Luis Allala, quien trabajó en el sistema de gas del edificio unos diez días antes del siniestro, y a los administradores del complejo Mariela Calvillo, Norma Bauer y Carlos Repupilli.

La fiscal consideró que los acusados "contrataron a García sin verificar su idoneidad o si había consultado a la empresa qué normas debían observarse" durante las reparaciones.

La jueza Irma Bilotta también procesó a cinco empleados de la concesionaria Litoral Gas, a la que algunos querellantes señalan como la máxima responsable de lo ocurrido.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.