Aprobó Diputados el traslado del Monumento a Colón

El Senado ya había prestado acuerdo; sólo kirchneristas y macristas avalaron con su voto la mudanza
Laura Serra
(0)
7 de agosto de 2014  

El Monumento a Cristóbal Colón, que desde hace más de un año yace desguazado a la espera de su restauración en la plaza del mismo nombre, dejará definitivamente su morada detrás de la Casa Rosada.

El Congreso ratificó ayer, tras el aval de la Cámara de Diputados, el convenio que habían firmado los gobiernos nacional y porteño para su traslado frente a Aeroparque, iniciativa que contó sólo con el voto del kirchnerismo y el macrismo.

Con la sanción de ayer en la Cámara baja, que finalizó con 128 votos positivos, 62 negativos y 9 abstenciones, culminó otro capítulo de la polémica saga sobre el destino del Monumento a Colón, que ahora, según anticiparon representantes de las comunidades italianas que se oponen a su traslado, seguirá en la Justicia.

La polémica comenzó a mediados del año pasado con la decisión de la Presidenta de desmantelar la obra, emplazada allí desde 1921, para reemplazarla por una escultura dedicada a Juana Azurduy. De inmediato, se desató un sinnúmero de críticas y planteos judiciales de la comunidad italiana (donante del monumento) para frenar la embestida, que se potenció con el rechazo del gobierno de Mauricio Macri al traslado. Tras varias idas y venidas, la historia tuvo un desenlace igual de controvertido: el gobierno porteño acordó con la Nación el traslado del monumento al espigón Puerto Argentino, en la Costanera Norte.

Ayer, la Cámara de Diputados, tras la sanción del Senado, bendijo con un broche legal dicho acuerdo.

El debate excedió lo cultural y lo estético para plantarse definitivamente en lo político. La oposición quiso llevar agua electoral a su molino y acusó a Macri y al kirchnerismo de tejer acuerdos por debajo de la mesa pese a que, en público, exhiben confrontación. Lo dijo con todas las letras la diputada de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, quien puertas adentro de UNEN promueve un acuerdo electoral con Macri.

"Es imposible avanzar en ese sentido si en la Legislatura Pro sigue votando todos los días con La Cámpora y después se presenta como opositor (al kirchnerismo)", enfatizó.

También fue muy enfático Roy Cortina (Partido Socialista). "¿Qué pasó para que el gobierno de [Mauricio] Macri cambiara de actitud? Porque si pactó y acordó leyes en la Legislatura, traicionó a los porteños, y si se sometió a la presión del gobierno nacional, claudicó ante su prepotencia", dijo.

Desde el bloque Pro, Federico Pinedo enfatizó que el convenio no tiene otro fin que proteger el monumento tras el desmantelamiento que ordenó el kirchnerismo. "Esta situación se generó por un deseo personal (de la Presidenta) y que esa decisión deja de lado lo más valioso que tenemos los argentinos, nuestra cultura", enfatizó.

En el kirchnerismo apelaron a dos argumentos para justificar el desguace y traslado del monumento: uno, el formal, que semejante mole de 26 metros de altura "pone en riesgo la estructura de la ex aduana Taylor", sobre la cual estaba erigida y, por lo tanto, es más conveniente una escultura de menor peso y altura, como la de Azurduy.

El segundo argumento es de un tinte más ideológico. "Dejar el Monumento a Colón (detrás de la Casa Rosada) hubiera sido una contradicción a nuestra historia, que desde 2003 venimos recuperando y que ubica a Colón en otro sitio. No es que queramos cambiar la historia, sino que estamos contándola desde otra perspectiva", admitió la diputada Nancy Parrilli.

"El maniqueísmo populista va en contra de la historia. Ahora inician una cruzada contra Colón, dicen que fue un genocida, ¿entonces (Juan Manuel de) Rosas, con la campaña del desierto, qué fue?", les retrucó el diputado Cortina.

El diputado Juan Carlos Asseff condenó que el oficialismo imponga el tema en la agenda parlamentaria "en medio de los graves problemas que enfrentamos, como el default, las suspensiones y despidos de trabajadores, la inseguridad". Con ese argumento, algunos diputados del interior, como los puntanos y los cordobeses, decidieron abstenerse en la votación.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.