Seineldín pidió el indulto para sus compañeros

Carta: el ex coronel carapintada, quien cumple su condena en Campo de Mayo, solicitó a Menem que perdone por decreto a los que participaronn en la rebelión militar del 3 de diciembre de 1990.
(0)
3 de diciembre de 1996  

A seis años del intento de rebelión militar carapintada, el ex coronel Mohamed Ali Seineldin -que actualmente cumple su condena en la Prisió Militar de Campo de Mayo- difundió una carta dirigida "al pueblo argentino", en la cual efectuó un pedido de indulto para sus "camaradas", al presidente Carlos Menem.

El ex militar, quien se define como el único responsable del alzamiento militar más sangriento, solicitó que "el Presidente decrete el indulto para todos mis camaradas condenados. Un mínimo análisis objetivo y desapasionado de los hechos y sus circunstancias indica que será un acto de estricta justicia".

Este es el segundo pedido que Seineldín le formula al Presidente, para obtener la libertad de sus hombres, quiens fueron también protagonistas de la rebelión que comenzó en la madrugada del 3 de diciembre de 1990, cuando un grupo militar tomó rl Edificio Libertador, las instalaciones del Regimiento I de Infantería, la fábrica de tanques Tamse, y el Batallón de Intendencia 601.

En aquel día histórico, se produjo el más sangriento levantamiento militar a cargo del Comando de carapintadas proveniente del sector dirigido por Seineldin, el jefe del operativo.

Las Fuerzas Armadas , encabezadas por el teniente general Martín Bonnet, recuperaron los objetivos tomados luego de una jornada de enfrentamientos. Trece muertos y decenas de heridos fue el saldo del cuarto intento de rebelión, que culminó con la rendición de los insurrectos.

Mohamed Ali Seineldin, quien cumple la pena de reclusión perpetua, afirmó -con referencia a los sucesos del "90- que "el tiempo transcurrido hasta la fecha fortaleció mis convicciones.para ordenar las actitudes militares que son de conocimiento público".

Sin resentimientos

"No guardo resentimientos ni rencores y aspiro a la reconciliación de todos los argentinos. Ruego a Dios por el eterno descanso en Paz de los caídos en el enfrentamiento", dice el ex coronel en la carta que fue enviada desde Campo de Mayo al despacho de Carlos Menem en Balcare 50. Seineldín aclaró en la misiva que reiteró todos los términos de la nota que mandó el 22 de agosto último, en la que realizó un pedido similar al que realizó ayer.

Para el ex jefe de la rebelión carapintada, hace seis años se pretendió "reivindicar y restablecer el papel histórico de las Fuerzas Armadas en la elaboración de las políticas nacionales y asegurar el funcionamiento de la democracia y defender nuestra identidad como Nación independiente".

Desde la prisión el ex militar intenta hacer llegar su reclamo al jefe del Estado, quien partirá esta noche a los Estados Unidos (de lo que se informa por separado), y que éste recurra a sus exclusivas facultades para decretar -ya lo hizo 398 veces-, y deje en libertados a los militares condenados por el alzamiento carapintada.

Acto de homenaje

El jefe del ejército, general Martín Balza, presidirá hoy la ceremonia de conmemoración del sexto aniversario del fallecimiento del coronel Hernán Carlos Pita y del teniente coronel Federico Pedernera, ocurrida durante la rebelión carapintada del 3 de diciembre de 1990. El acto se realizará a las 11 en la plaza de armas Regimiento de Infantería "Patricios", con la presencia de autoridades militares y familiares.

Denuncia de Scilingo

Acusación: el ex capitán naval denunció al ministro del Interior, al diputado César Arias y a trece jueces federales por violación de deberes de funcionario.

(DyN).- El ex capitán naval Adolfo Scilingo presentó ayer, desde la cárcel de Olmos, una denuncia contra el ministro del Interior, Carlos Corach, el diputado nacional César Arias y trece magistrados del fuero federal.

La denuncia recayó en el juzgado de Carlos Branca, el único de los doce jueces en lo Criminal y Correccional Federal que no fue imputado en la presentación del ex represor Scilingo, que ingresó por la Secretaria General de la Cámara.

Fuentes judiciales informaron que el ex capitán de la Armada acusó a Corach y a Arias por los delitos de violación de los deberes de funcionario público y abuso de la autoridad.

Los cargos se sustentan en la influencia que el ministro y el legislador justicialista presuntamente ejercen sobre los jueces federales, a quienes Scilingo denunció por incumplir sus obligaciones y prevaricato.

La imputación alcanza a los camaristas Luisa Riva Armayo y Eduardo Luraschi y a los jueces federales de primera instancia María Servini de Cubría, Jorge Ballestero, Carlos Liporaci, Gabriel Cavallo, Norberto Oyarbide, Rodolfo Canicoba Corral, Adolfo Bagnasco, Jorge Urso, Juan Galeano, Gustavo Literas y Claudio Bonadío.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?