Suscriptor digital

El nuevo procesamiento de Boudou profundizó la puja entre oficialistas y opositores

La UCR y Pro insistieron en que el vice dé un paso al costado; la diputada Di Tullio habló de una "persecución política, mediática y judicial"
(0)
11 de agosto de 2014  

El nuevo procesamiento judicial de Amado Boudou profundizó ayer los enfrentamientos entre el kirchnerismo y la oposición con relación al futuro del vicepresidente.

Mientras la jefa del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Juliana Di Tullio, calificó de "muy burda" la decisión del juez Claudio Bonadio de procesar a Boudou y tildó esa medida de "persecución", desde las bancadas de la UCR y Pro volvieron a pedir que el vicepresidente dé un paso al costado hasta tanto la Justicia aclare las causas judiciales por las que se lo investiga.

Boudou, por su parte, se mantuvo ayer alejado de las críticas, al menos en la distancia física, dado que se encontraba en México, a la cabeza de la delegación argentina que participará de una cumbre legislativa entre ambos países.

El jefe del bloque de senadores de la UCR, Gerardo Morales, volvió a cuestionar a la presidenta Cristina Kirchner por "bancar" al vicepresidente en su cargo tras dos procesamientos y estimó que la mandataria puede tener "algún grado de responsabilidad en el caso Ciccone".

Incluso, en diálogo con Radio Latina FM, el legislador radical consideró que "es una vergüenza que nos represente a todos los argentinos, como está haciendo en este momento en México", Boudou. Morales señaló que "acá el problema está en que lo banca la Presidenta. La Presidenta ya tiene que entregar a Boudou a esta altura".

"Me parece que la atención después de este segundo procesamiento (dispuesto por el juez Claudio Bonadio) ya hay que ponerla en cabeza de la Presidenta. Ella es la responsable de que este señor (Boudou) sea parte" del gobierno, añadió.

Para el senador Morales, Boudou "ha roto la confianza con el pueblo" a partir de sus procesamientos y "se nos ríe en la cara a todos" porque "para él es como si no pasara nada", acotó el senador.

En tanto, la diputada de Unión Pro Patricia Bullrich anunció que presentará en el Congreso un nuevo pedido de juicio político contra Boudou por "los dos procesamientos, repetidas denuncias y preocupantes actitudes" del vice.

Bullrich, que es presidenta de la Comisión de Legislación Penal, anunció que presentará en el Congreso un nuevo pedido de juicio político contra Boudou tras su segundo procesamiento como "partícipe necesario" de "falsificación ideológica" de documentos públicos en la compra de un auto.

En el Senado la oposición buscará debatir esta semana en el recinto un proyecto de ley presentado por todos los bloques para pedir que Boudou sea suspendido en su cargo hasta que se defina su situación judicial.

El viernes pasado, el juez federal Claudio Bonadio firmó un fallo en el que afirmó que Boudou fue responsable de la falsificación de los documentos de su Honda CRX del Sol, una cupé roja de 1992 que el vicepresidente había vendido. Este procesamiento su sumó al que Boudou acarrea por la causa de la imprenta Ciccone, que investiga el juez Ariel Lijo.

La defensa

Ayer, en defensa del vicepresidente, la diputada Di Tullio, jefa del bloque kirchnerista, consideró que Boudou afrontaba "una persecución política, mediática y judicial".

La diputada sostuvo que detrás de la decisión de Bonadio de procesar al vicepresidente por falsificación de documento público "hay mucho más que un procesamiento".

De esta manera, Di Tullio remarcó que "la embestida de la Justicia" contra Boudou "es muy burda" y aseveró que "esto queda mucho más claro" en este segundo procesamiento tras la causa Ciccone.

"Yo sostengo mi posición sobre la inocencia de Boudou. Yo le creo al vicepresidente de la República", dijo la jefa de la bancada de diputados kirchneristas en Radio Nacional Rock.

En rigor, la defensa de la diputada Di Tullio fue la única que se pudo escuchar ayer de parte del kirchnerismo. Es que buena parte de la bancada de diputados y senadores oficialistas se mantuvo en silencio en los últimos días y prefirió eludir cualquier defensa del vicepresidente, que está acechado por la Justicia. En la sesión de la semana pasada en el Senado no hubo muchos apoyos del bloque que lidera Miguel Pichetto a la hora de frenar la embestida opositora contra Boudou.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?