Jowi Campobassi

31 años
(0)
17 de agosto de 2014  

Johanna Campobassi, más conocida como Jowi o la periodista de los tatuajes de Telefé noticias, tomó un bate por el mango y rompió medio supermercado chino, haciendo un desparramo por las góndolas. Y con mucho placer, porque asegura que le encanta romper. Así protagonizó junto a una de sus mejores amigas, Mónica Antonópulos, y Mike Amigorena, el nuevo video de Leo García, Rompe paga, que se estrenará en el mismo noticiero. Sentada a la izquierda de los conductores Cristina Pérez y Rodolfo Barili, ella presenta sus columnas de Espectáculos y quien la ve de afuera, sin saber quién es, puede pensar que se trata de una invitada al estudio. Lleva atado un pelo bicolor, oscuro y borgoña, que muta en la peluquería más rocker de la ciudad; campera de cuero negra, labios carmín, jeans y borcegos.

¿Qué hago acá?, se preguntó el día que la convocaron para el casting del noticiero, hace seis años. En la reunión, en la que recuerda que estaba abrigada, le preguntó a la producción: "¿Ustedes saben que tengo un tatuaje de acá a acá?"

Locutora de formación, a partir de los 18 años hizo radio, radio y más radio. En la emisora X4, que pertenecía a Cuatro Cabezas, trabajó con Ronnie Arias, B.B. Sanzo y Guillermo El Pelado López, que iba a las 7 de la mañana. "Como el programa iba muy temprano seguía de largo, me iba de joda. Tenía Niceto enfrente, para qué la voy a caretear. Era joven. Ahora sí me levanto", dice recordando viejos tiempos. Después, con la misma productora pasó a la tele, con La Liga, un programa periodístico testimonial, y más tarde, el talk show Acoso textual en América Noticias y como panelista de Gran Hermano.

Su llegada al noticiero de Telefé se debió a que buscaban alguien para Espectáculos. Cuando le preguntaron qué le gustaría hacer, optó por el método que le había servido para elegir su profesión, pensar en qué era lo que no le gustaba. Odiaba los números, se había llevado matemáticas a marzo, de 1° a 5° año; eso no. Entonces, dijo: "Chimento, no; no lo comparto, y ya que me preguntan, me gusta viajar". Y viaja muchísimo a cubrir eventos internacionales, entrevistas a cantantes o actores. Cubre un espectro mucho más amplio que sus gustos musicales, algo que la hace más flexible, blanda. Le divierte decirles a sus amigas que no puede tomar el té con ellas porque tiene una merienda con el Puma Rodríguez. Y si no le gusta ese estilo, su propósito es lograr una buena entrevista, divertida.

Jowi padece de pánico escénico, pero sólo cuando hay gente, por lo que en el estudio, una cápsula luminosa, rodeada del equipo de noticias, se siente protegida, además del buen trato que recibe por parte del equipo. Pero los inicios no fueron nada fáciles, no porque se bloqueara frente a cámara o se le hiciera una laguna. A veces terminaba llorando después de una muy mala noticia, como suelen verse habitualmente todos los días, asesinatos, violaciones, robos. Su colega Cristina Pérez le recomendó hacerse fuerte.

No le interesa hablar de sus tatuajes. Le aburre soberanamente. Con lo comunes que se volvieron, no entiende que le sigan preguntando por ellos. Sobre su aparición en Playboy dijo que posó vestida y aburrió más que una revista de tejido. Que cuando llegó a la editorial no quiso desnudarse, le pareció totalmente innecesario, y cuenta que además no le pagaban un peso. Quienes sí le ofrecieron dinero fue por parte de programas de chimentos. "Cuando digo muy buena plata, es muy buena plata. Dije que no al toque. Me da lástima alguien que cobra un sueldo para joderle la vida a otro. El chimento argentino es muy berreta, la gente se vende demasiado en cámara, no les queda nada para su casa, su intimidad", opina. "Tuve que aparecer en Paparazzi, estando de novia con una chica. Llegaron tarde. Cinco años tarde. ¿Cuál es la novedad, flaco? No entiendo. No le doy explicaciones a nadie de lo que hago de mi vida, no me importa la gente y no me debo a la gente tampoco. Y no lo digo de soberbia, soy una persona muy dada, me la paso hablando con la gente. Pero no le pertenezco a nadie." Además del noticiero, hace radio. Tiene un programa de música electrónica en Delta (90.3), Beats 1113.

Al final, habla sobre un tatuaje por iniciativa propia. Es cuando se refiere al gran amor de su vida. El nombre grabado es el de Teresa, la perra que rescató debajo de un puente. "Nunca en la vida tuve una sensación tan linda como la de adoptar. Lo recomiendo. No compren nunca un animal."

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?