Suscriptor digital

Juan Martín Hernández: del Mago de 2007 a un N° 12 que puede tomar decisiones

El Mundial de Francia lo mostró en su esplendor; las lesiones le sacaron ritmo y presencia; debuta como centro, un puesto especial
Alejo Miranda
(0)
23 de agosto de 2014  

SALTA.- Por todo lo que les dio a los Pumas, Juan Martín Hernández ya está situado largamente entre los mejores jugadores de la historia del rugby argentino. Basta deleitarse, por ejemplo, con cualquier acción suya del Mundial 2007 para dimensionar su grandeza. Lejos de aquellos tiempos que le valieron el mote de Mago, hoy está ante la gran posibilidad de reencauzar su carrera en el seleccionado. Esta tarde, ante los Springboks, vestirá por primera vez la N° 12 de los Pumas.

Debutó como fullback con 20 años y llegó a la elite del rugby mundial como apertura, pero una serie de lesiones minaron su carrera. Cuando regresó en el Rugby Championship 2012 -se perdió el Mundial 2011 por una rotura de ligamentos de rodilla-, su brillantez sólo apareció por destellos. Al final de ese año, Nicolás Sánchez se había ganado la 10 y volvió a su antigua posición de 15. Hoy, Joaquín Tuculet parece inamovible en el fondo de la cancha y Juani debe reinventarse como primer centro. Un puesto que, según pregona Daniel Hourcade, en función del nuevo esquema debería sentarle bien.

"Nuestro sistema de juego tiene una base muy grande en cuanto a quién toma las decisiones en el equipo como N° 12. Juan reúne todas las condiciones: es un buen pasador, un buen defensor y también un posible penetrador. En el rugby actual todos los aperturas tienen características de 12", afirma el entrenador. "Si nosotros logramos que la pelota no dure más de tres segundos en la salida de cada ruck, el 10 no tiene el tiempo necesario para leer la defensa contraria. Sí lo puede hacer el 12, y de eso se trata esta elección."

Hourcade reafirmó esta teoría el sábado pasado colocando en el puesto a Santiago González Iglesias, también un apertura por naturaleza. Un cambio de paradigma que, en el fondo, no es ninguna revolución. Después de todo, en Nueva Zelanda, donde nacieron la mayoría de las innovaciones en la historia del rugby, al apertura se lo denomina "first five-eighth" y al primer centro "second five-eighth".

"Ayuda mucho tener un apertura en esa posición", afirma Nico Sánchez, su sucesor con la 10. "Sirve al juego, es cómodo, y toma las mismas decisiones que un 10, porque tiene otra visión desde su puesto." Marcelo Bosch, que será su compañero en el centro de la cancha, agregó: "Nos entrenamos juntos durante un mes. Igualmente, ya nos conocemos más allá de que él lo haya hecho siempre en otros puestos".

Hernández mismo comenzó la temporada pasada en Racing Métro como primer centro, aunque sólo disputó tres partidos en esa posición. Luego volvió al puesto de apertura y terminó jugando como fullback. "Es raro jugar de centro, no estoy acostumbrado", dijo en una nota del área de prensa de la UAR antes del primer partido. "Ahora me fui metiendo más en el nuevo rol para dejar que los otros conductores se hagan cargo. Estoy tratando de acomodarme lo mejor posible y dar lo máximo al equipo".

Tanto como su juego, hoy está en observación su estado físico. Luego de la preparación en Pensacola, se ausentó una semana de los entrenamientos de los Pumas porque viajó a París a rescindir su contrato con Racing (tenía vínculo por una temporada más). Al regreso, una úlcera en un ojo le impidió entrenarse con normalidad y llegó con lo justo al primer amistoso con Grenoble, en el CASI. Allí debió salir en el entretiempo por una distensión muscular en el aductor de la pierna izquierda, lesión de la que se resintió el día antes del debut en Pretoria y por la que no pudo jugar.

Hoy reaparece en otra posición. Si repite la solidez defensiva que mostró en los últimos dos años, si le puede agregar aunque más no sea destellos de aquella magia que maravilló en el Mundial de Francia hace siete años, con menos responsabilidades su aporte puede volver a ser positivo para el equipo.

Los All Blacks y los Wallabies, en otro gran choque

En el mítico Eden Park, en Auckland, en la madrugada argentina de hoy, los All Blacks y Australia disputaban el desquite, también por la 2a. fecha del Rugby Championship. La semana pasada, en Sydney, los Wallabies complicaron seriamente a los defensores del título y campeones del mundo, al punto que el partido terminó 12-12. De esa manera, Nueva Zelanda también vio interrumpida su serie consecutiva de victorias, que quedó en 17.

17

partidos jugó Juan Martín Hernández la pasada temporada en Racing Métro: tres como centro, tres como apertura, ocho como fullback, y en tres más ingresó desde el banco.

6

encuentros disputó Juani Hernández frente a Sudáfrica, y en todos los casos, con derrotas; en cuatro oportunidades se desempeñó como fullback y en las dos restantes de apertura.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?