El paro nacional se siente con fuerza por la falta de trenes y los piquetes en los principales accesos a la Capital

El paro nacional se siente con fuerza por la falta de trenes y los piquetes en los principales accesos a la Capital
El paro nacional se siente con fuerza por la falta de trenes y los piquetes en los principales accesos a la Capital Fuente: LA NACION - Crédito: Aníbal Greco
La tercera huelga del sindicalismo opositor en contra de Cristina Kirchner registra un alto acatamiento y afecta distintos servicios públicos; el impacto en el transporte es parcial, ya que hay colectivos y funcionan algunas líneas de subte
(0)
28 de agosto de 2014  • 08:49

El tercer paro nacional del sindicalismo opositor en contra de Cristina Kirchner comenzó hoy con una alta adhesión y afecta a distintos servicios públicos, aunque el impacto en el transporte es parcial, ya que circulan casi todas las líneas de colectivos y algunas de subte.

Tal como estaba previsto, las agrupaciones de izquierda realizan cortes y bloqueos en los principales accesos a la Capital para garantizar el impacto de la medida.

Los jefes de la CGT disidente, Hugo Moyano , de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo , y de la CTA opositora, Pablo Micheli , impulsaron una huelga para reclamar, entre otras cosas, por la caída del empleo, el impuesto a las ganancias y la inflación.

La medida de fuerza afecta a los siguientes servicios públicos: trenes, bancos, aviones, recolección de residuos, el abastecimiento de combustible, la actividad portuaria y la atención en los bares y restaurantes. En tanto, hay un impacto parcial en el subte, las escuelas, los hospitales y la Justicia.

Los primeros piquetes de la jornada afectan el tránsito en los principales accesos a la ciudad de Buenos Aires. Hay bloqueos en la Panamericana (ramal Escobar) y Henry Ford, Acceso Oeste, a la altura del Hospital Posadas, Puente Pueyrredón, Puente La Noria y ruta 3 y Camino de Cintura.

La huelga alcanza de manera parcial al transporte. No hay servicio de trenes ni vuelos de Aerolíneas Argentinas, pero funcionan casi todas las líneas de colectivo y algunas de subte.

En la primera reacción del Gobierno, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich , intentó esta mañana minimizar el impacto de la huelga nacional. "El 75 por ciento de los trabajadores no adhirió al paro", advirtió, durante su conferencia de prensa habitual en la Casa Rosada.

Durante una recorrida por distintos puntos de la Capital, LA NACION pudo comprobar que la medida de fuerza tiene un alto acatamiento. En las estaciones de trenes de Once y Constitución no se presta el servicio. También permanecen cerrados los ingresos a las líneas de subte A y C, respectivamente. En cambio, los colectivos circulan con normalidad, ya que la UTA decidió no adherir a la huelga convocada por Moyano, Barrionuevo y Micheli.

En Retiro, la gendarmería nacional cerró dos de los principales accesos a la terminal de micros "por seguridad".

Con la colaboración de Valeria Musse y Alejandro Shaw.

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.