Suscriptor digital

EI, a la caza de reclutas en Paquistán y Afganistán

Inició una campaña entre refugiados afganos; un grupo, dispuesto a aliarse
(0)
4 de septiembre de 2014  

ISLAMABAD.- El grupo terrorista Estado Islámico (EI) quiere aumentar su influencia en el mundo musulmán e inició una campaña de reparto de panfletos de propaganda en Paquistán y Afganistán para sumar nuevos reclutas.

Según un vocero policial de Peshawar, en el norte de Paquistán, hace dos semanas que circulan panfletos de 12 páginas de EI. Están escritos en dari y pashtun, lenguas que se hablan en Paquistán y Afganistán.

La prensa local también informó que la propaganda de EI fue distribuida en distritos afganos cercanos a la frontera con Paquistán.

Un director de Radio Paquistán que pudo ver los panfletos reveló que los textos explican los objetivos de EI y piden apoyo a musulmanes de ese país, Afganistán y Asia Central. La mayor parte de los panfletos fueron repartidos en campos de refugiados afganos en Peshawar.

Algunos expertos y analistas creen que EI estaría intentando así llenar el vacío creado por el inicio de la ofensiva militar contra los talibanes en Paquistán y el supuesto estancamiento de las operaciones de la red Al-Qaeda.

En ese contexto, el grupo jihadista afgano Hezb-e-Islami, aliado de los talibanes, se mostró dispuesto a engrosar las filas de EI "si cumple los requisitos de un califato".

"Conocemos a EI y tenemos vínculos con algunos de sus miembros. Si no vemos ningún problema en su manera de actuar, estoy seguro de que nuestro líder [Gulbuddin Hekmatyar] anunciará una alianza", confirmó uno de los integrantes de la organización extremista, el comandante Mirwais, a la BBC. "Son grandes mujahidines [combatientes de la Jihad]", señaló Mirwais.

Hezb-e-Islami, conocido en Afganistán por su ferocidad, incluso mayor a la de los talibanes, es una de las organizaciones armadas que combaten contra el ejército afgano en la provincia de Baghlan, a 200 kilómetros de Kabul.

"Nuestra batalla es principalmente contra Estados Unidos, y damos gracias a Dios de que fueron obligados a marcharse [del país]. Pero continuaremos luchando hasta que establezcamos un Estado islámico", explicó Mirwais.

Hezb-e-Islami utiliza tácticas de "guerrillas", como explosiones, asesinatos selectivos y emboscadas, para hacer frente al gobierno de Kabul.

Agencias DPA y ANSA

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?