En el DNI de Boudou figura un domicilio donde no vivió

En el documento de 2007 está registrado en una casa de Villa Urquiza de un ex policía condenado por apremios
Hernán Cappiello
(0)
5 de septiembre de 2014  

Otra rareza sorprende en el documento nacional de identidad del vicepresidente Amado Boudou. Al menos, en su triplicado, donde consta el cambio de domicilio que registró en 2007: allí figura que vivía en la calle Zado 3231, de Villa Urquiza. Boudou nunca habitó en ese lugar.

La novedad surgió del legajo del registro de la propiedad automotor donde quedó asentada la compra de su Audi A4. La novia de Boudou, Agustina Kämpfer, denunció que hace un mes y medio le robaron del asiento trasero de ese vehículo un bolso con dos computadoras, por lo que se inició una investigación judicial. De las constancias de esa causa, surge que el Audi fue facturado en 2008 a Boudou, pero en la dirección de la calle Zado 3231, y los demás trámites de patentamiento del vehículo, su verificación y hasta el trámite de la cédula azul que sacó Kämpfer se hizo con ese domicilio.

Por eso en la cédula verde de ese vehículo figuraba al dirección de Villa Urquiza, donde se reciben boletas impagas del vicepresidente, según el registro público de infracciones del gobierno de la ciudad.

En la libreta del DNI triplicado de Boudou, N° 16.012.714, cuya fotocopia está adjunta en el legajo de ese Audi A4, figura que el vicepresidente tenía domicilio en la avenida Costanera 3365 de San Bernardo en el Partido de la Costa. Pero se señala que en abril de 2007 hizo el cambio a la calle Zado 3231.

Allegados a Boudou explicaron por qué se dio esta rareza durante 2007. Indicaron que el vicepresidente ese año estaba terminando una relación sentimental con su novia Agustina Seguín, con la que convivía en La Lucila, partido de Vicente López.

Ese año estuvo sin un domicilio fijo, yendo y viniendo de la casa de su novia apostando a recomponer la pareja, pero no compró ni alquiló ninguna propiedad donde radicarse. Se desempeñaba como secretario general de la Anses y Sergio Massa era el titular de esas oficinas. Al año siguiente, Massa pasó a ser jefe de Gabinete y Boudou se convirtió en director ejecutivo de la Anses.

"Cuando trabaja en la Anses, tenía que registrarse en la Capital por razones laborales y no tenía un domicilio fijo. Conoció al jefe de Seguridad de la Anses, que le dijo que pusiera su casa y así lo hizo", explicó a LA NACION un colaborador de Boudou.

Ese domicilio es el de la calle Zado 3231, donde vivía Adrián Constantino, un oficial de la Policía Federal que estuvo en la custodia del ex senador Ramón "Palito" Ortega y que en 2002 fue condenado a un año y cuatro meses de prisión en suspenso por apremios ilegales.

Se le dictó sentencia por haber golpeado a unos jóvenes que fueron detenidos en la comisaría 51a. en una causa que terminó con el descabezamiento de la cúpula de la seccional.

Allegados a Boudou dijeron que, cuando alquiló otro departamento ese mismo año, cambió nuevamente el domicilio en el DNI. Lo que sucede es que en la versión de su documento que quedó asentado en el registro de la propiedad automotor figuraba la vieja casa de Villa Urquiza donde Boudou nunca vivió.

El vicepresidente fue procesado acusado de insertar datos falsos en la cédula verde de otro automóvil que compró hace 20 años. Boudou señaló que fueron los gestores los que falsearon el domicilio donde se inscribió ese viejo Honda CRB, adulteraron firmas y sellos, pero el juez Claudio Bonadio no le creyó y lo procesó.

Los jueces de la Sala II de la Cámara Federal citaron a los abogados de Boudou para el 9 de septiembre a una audiencia para comenzar revisar el fallo.

Nueva fecha en el caso Ciccone

La Sala I de la Cámara Federal fijó para el 7 de octubre la audiencia para tratar las apelaciones del procesamiento del vicepresidente Amado Boudou en el caso Ciccone, junto con el de los demás procesados en la causa. La audiencia debió realizarse ayer, pero los seis procesados pidieron una prórroga para elaborar mejor los argumentos de su defensa.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.