Suscriptor digital

La Presidenta le ordenó a Berni que reduzca su nivel de exposición

Tras el escándalo del gendarme que se lanzó sobre un conductor para detenerlo, generó reacciones negativas en el Gobierno; el secretario de Seguridad defendió al agente
Mariano Obarrio
(0)
6 de septiembre de 2014  

El polémico secretario de Seguridad, Sergio Berni, quedó en el ojo de la tormenta. Tras defender al comandante de Gendarmería Juan Alberto López Torales, que se arrojó arriba de un automóvil para justificar la detención de un manifestante, Cristina Kirchner le envió al funcionario un mensaje para ponerle límites: la orden fue que baje el nivel de exposición debido a la queja de sectores progresistas en el Gobierno.

"Lo mandaron a bajar el nivel de exhibición", confió a la nacion un funcionario cercano a la Presidenta. Los voceros de Berni dijeron no saber si había existido esa comunicación.

En cambio, confirmaron que Berni habló ayer con Cristina Kirchner para encaminar una solución al conflicto con el jefe del gobierno porteño, Mauricio Macri, por el retiro de 5000 efectivos de la Policía Federal de la ciudad de Buenos Aires (ver página 28).

En medio del conflicto, trascendió que el gobernador bonaerense y precandidato presidencial, Daniel Scioli, comenzó a medir a Berni como candidato a gobernador bonaerense por el Frente para la Victoria, luego de dar como confirmado el pase del diputado Martín Insaurralde a las filas de Sergio Massa, del Frente Renovador.

En ese sentido, mientras Berni recibía críticas opositoras y kirchneristas por defender al llamado "gendarme carancho", los sciolistas difundieron una encuesta de Federico Aurelio, que le otorga al funcionario más intención de voto en la provincia que Insaurralde o Darío Giustozzi (ver página 24).

"Berni sería un buen candidato nuestro", aseguró un dirigente cercano a Scioli.

Video

El escándalo se desató en las últimas horas por un video en las redes sociales que demostró que durante una manifestación en julio último frente a la autopartista Lear, en la Panamericana, el comandante López Torales simuló un accidente para detener a un automovilista y armarle una causa judicial.

Semanas atrás, la agrupación La Cámpora también evaluaba a Berni como posible candidato en la provincia, aunque ahora hay sectores de esa corriente que lo cuestionan porque, consideran, contradijo toda la política de derechos humanos que pregona Cristina Kirchner.

Pese al malestar presidencial, un ministro aseguró a la nacion que la jefa del Estado "va a bancar" a Berni, aunque le pondrá límites. Cristina está conforme con su pelea contra los piquetes y con la instalación en los medios de la imagen de rigurosidad para combatir el delito más allá de si es eficiente en los resultados. "No hay motivos para cambiarlo", dijo el informante.

Cerca de Berni reconocieron el golpe interno de sectores del Gobierno. "Es un episodio que no es grato", dijo un funcionario de Seguridad. "Nos distrae de la tarea de aplicación de políticas de seguridad", agregó.

El propio Berni admitió ayer que el gendarme "carancho" se arrojó arriba del auto, pese a que anteayer lo había puesto en duda. Ayer admitió que fue una estrategia para detener al automovilista.

En una entrevista con la radio Vorterix, Berni admitió: "Nadie dice que lo atropelló, lo que hizo fue cesar un delito", dijo.

Al ser consultado sobre si fue una estrategia, aseveró: "No tengo ninguna duda. Técnicamente lo que hizo el gendarme fue cumplir con su deber y hacer cesar el delito. No fingió, se le cruzó y lo paró directamente".

El conductor Christian Romero fue sacado violentamente del vehículo y golpeado durante su detención, que se prolongó por diez horas. Fue procesado por lesiones, atentado y resistencia a la autoridad. El PTS denunció a Berni por "armar causas".

El titular del CELS, Horacio Verbitsky, denunció en Página 12 que participó de la escena el coronel retirado del Ejército Roberto Ángel Galeano, un comando de 55 años, ex jefe de Inteligencia en Córdoba, retirado y reincorporado por Berni.

También el programa 6,7,8 criticó duramente a Berni, lo cual fue visto como una señal de La Cámpora.

En tanto, Christian Romero dijo ayer que es "indignante y peligroso que alguien con poder como Berni, y siendo ex militar, les mienta a 40 millones de argentinos".

En tanto, el diputado por la UCR Héctor "Cachi" Gutierrez repudió el episodio y presentó un pedido de informes para que la ministra de Seguridad, Cecilia Rodríguez, responda ante el Congreso "por la penosa actitud del gendarme".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?