El Pepe Mujica puso en marcha otra gigantesca planta de celulosa junto al Río de la Plata

El presidente uruguayo apuntó durante la presentación que la "historia" de las papeleras en Uruguay "no acaba aquí" y vaticinó que el país albergará más empresas de este tipo
(0)
8 de septiembre de 2014  • 20:47

Uruguay inauguró hoy oficialmente la nueva planta papelera Montes del Plata, propiedad de la chilena Arauco y la sueco-finlandesa Stora Enso, la mayor inversión extranjera de la historia de este país y con una previsión de producir 1,3 millones de toneladas de celulosa al año.

El complejo industrial más extenso de Uruguay, situado en la zona de Punta Pereira, en el departamento de Colonia y junto al Río de la Plata, ha costado 2.270 millones de dólares y prevé sumar 844 millones al PIB de este año del país.

Esta instalación, operativa desde el pasado mes de junio, fue inaugurada por el presidente uruguayo José Mujica en una ceremonia que contó con la presencia de gran parte de su Gobierno y directivos de la compañía.

"Para Uruguay significa duplicar la producción de celulosa y encontrar una vía de salida para la deforestación que hace varios años que se ha iniciado", incidió a la agencia Efe el ministro de Trabajo y Seguridad Social, José Bayardi.

El gerente general de Montes del Plata, Luis María Rodríguez, subrayó que la primera exportación que se llevó a cabo desde esta planta se realizó el pasado julio, tuvo como destino Asia y ascendió a 21.000 toneladas de celulosa.

Este complejo "es el eslabón final que conecta el mundo con una gran cadena de valor que involucra a más de 5.000 personas en todo el país", destacó.

La planta incluye la fábrica de celulosa, una unidad generadora de energía para el autoabastecimiento a partir de biomasa y un puerto para la exportación.

El presidente Mujica apuntó durante la presentación que la "historia" de las papeleras en Uruguay, "no acaba aquí" y vaticinó que el país albergará más empresas de este tipo.

El mandatario también reflexionó sobre las críticas vertidas por ecologistas por los daños que la industria papelera puede hacer al medioambiente.

"Creo en la ecología como porvenir, pero no creo que la ecología sea condenarse a la fotografía de un tiempo; sino entender que la ley más importante de la naturaleza es el cambio", afirmó el presidente, fiel a su tono filosófico.

Aún no se conoció la postura del gobierno argentino tras la inauguración, luego de l a disputa que enfrentó a ambos países por la pastera de la empresa Botnia.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.