Suscriptor digital

Denuncian a Barrionuevo y Massa se despega

El gastronómico fue citado por la Justicia; el diputado dijo que "se fue de boca"
(0)
13 de septiembre de 2014  

La denuncia del Gobierno de un eventual estallido social incomodó a Sergio Massa . El líder del Frente Renovador debió salir a despegarse del sindicalista Luis Barrionuevo , quien había pronosticado un fin de año caótico a causa de la inflación.

"El problema de muchos dirigentes en nuestro país es que se van de boca y no miden lo que dicen. La misma respuesta les cabe a los dos", señaló ayer Massa. Con esas palabras, tomó distancia de Barrionuevo y también le respondió al jefe de Gabinete, Jorge Capitanich , quien, por elevación, acusó al massismo de incitar a los saqueos. El kirchnerista fundamentó su acusación en que Barrionuevo es el esposo de Graciela Camaño, una de las principales espadas del Frente Renovador en el Congreso.

"El saqueo es un delito y los saqueadores, delincuentes. Todos los que tengamos cualquier tipo de información sobre este tipo de acciones debemos denunciarlas ya ante la Justicia. No hay que esperar a que los hechos sucedan. La Argentina necesita orden, y eso incluye reprimir y castigar a los saqueadores", dijo Massa a LA NACION durante su visita a Tucumán, donde mantuvo reuniones con dirigentes que trabajan para su candidatura presidencial.

Barrionuevo, que lidera la CGT Azul y Blanca, negó ayer haber anunciado un estallido social para fin de año. Acusó a la presidenta Cristina Kirchner y a sus funcionarios de "estar faltando a la verdad y que no está en el ánimo de ningún dirigente sindical crear un caos".

"Lo que yo dije es justamente lo que dijo la Presidenta: que si la inflación llegaba al 25, volábamos por los aires. Lo que yo dije es que la Presidenta misma habló del 25 por ciento de inflación, estamos llegando al 40, entonces digo: ¿qué es lo que va a pasar?", aclaró el referente de los gastronómicos y aliado de la CGT de Hugo Moyano .

Además, Barrionuevo aventuró que cuando Cristina Kirchner "habla de la matiné" que estarían preparando algunos sectores con el anuncio de estallidos sociales para diciembre, se estaría refiriendo, en realidad, al "paro de 48 horas" u otras medidas de fuerza que el sindicalismo opositor analiza para "octubre o noviembre" porque la "situación está malísima".

De esta manera, Barrionuevo dejó entrever cuáles serán los planes del sindicalismo opositor para el último trimestre del año. Barrionuevo y Moyano se reunirán el martes que viene para definir el futuro de su plan de lucha.

A partir del revuelo que generó su pronóstico sobre un eventual estallido social, la justicia federal de Mar del Plata citó a Barrionuevo a declarar.

El fiscal Juan Pablo Larriera lo espera el próximo jueves. Buscará que el sindicalista explique qué elementos tiene para sostener tal anuncio o presunción de una reacción social de magnitud.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?