David Cameron, en Escocia: "La independencia sería un divorcio doloroso"

El premier conservador viajó a esa nación por último vez antes del referéndum de secesión del jueves próximo y dio un enérgico discurso: "Esta es una decisión para siempre"
(0)
15 de septiembre de 2014  • 15:11

ABERDEEN, Reino Unido.- El primer ministro británico, David Cameron , dijo hoy durante su último viaje a Escocia antes del referéndum secesionista que "no habrá vuelta atrás" ante un eventual voto favorable a la independencia, una decisión irreversible que llevaría a "un divorcio muy doloroso".

"La independencia no sería un ensayo de separación, sería un divorcio doloroso", aseguró Cameron en Aberdeen, la capital de la industria petrolera escocesa, cuando faltan tres días para el referéndum.

"Hay que ser muy claro. No hay vuelta atrás, no habrá repetición. Esta es una decisión para siempre. Si Escocia vota sí, el Reino Unido se dividirá y seguiremos caminos diferentes", manifestó el premier conservador en un mensaje apasionado contra una decisión de la que dijo que "puede acabar con el Reino Unido tal y como lo conocemos".

Cameron hizo hoy su último viaje a Escocia para apoyar el "no" a la escisión, mientras ambos bandos intensifican la campaña a solo tres días de la histórica consulta, con los sondeos otorgando máxima igualdad y más de un 10 por ciento de indecisos. Hasta unas 500.000 personas entre los más de 4 millones de votantes registrados no saben qué votarán.

Consecuencias

"Sé que la gente que lidera la campaña por el «sí» pintan una Escocia mejor en todo, y puede que sean muy buenos dibujando esa estampa. Pero cuando algo parece demasiado bueno para ser verdad, es porque generalmente no lo es", dijo.

La independencia, enumeró, "significaría que dejamos de compartir la misma moneda", significaría que "se rompen las fuerzas armadas que tantos siglos compartimos", o que "no se podrán cruzar tan fácilmente las fronteras".

Significaría, agregó, que "el apoyo que tienen ahora de las embajadas británicas cuando viajan se acabaría", o que "si los bancos escoceses atravesasen problemas, serían los contribuyentes escoceses, y sólo ellos, los que cargarían con los costos".

Cameron prometió que los escoceses se beneficiarán de un "programa de descentralización sin precedentes" si rechazan la independencia.

El partido de Cameron es impopular entre los escoceses, que tradicionalmente votan por el opositor Partido Laborista y conservan amargos recuerdos del período en el poder de la ex primera ministra conservadora Margaret Thatcher entre 1979 y 1990.

Los conservadores tienen apenas uno de los 59 escaños parlamentarios británicos en Escocia, y el partido pro independencia Partido Nacional Escocés (SNP por su sigla en inglés) ha surgido en los últimos años como una fuerza política dominante.

Por la independencia

Mientras Cameron realizaba su último viaje antes del jueves, cuando volverá a Escocia, el líder del SNP, Alex Salmond, hacía campaña por la independencia en Edimburgo, donde se reunió con líderes empresariales que respaldan la división.

Salmond dijo que Escocia votará por la independencia y que la próxima vez que Cameron viaje será para discutir los detalles del acuerdo de separación del país del Reino Unido.

Los partidarios de la independencia dicen que es hora que Escocia elija a sus propios líderes y se gobierne, libre del control de Londres y de políticos que, afirman, ignoran sus puntos de vista y necesidades.

Quienes se oponen a la independencia dicen que Escocia es más segura y próspera como parte del Reino Unido y el final de la unión destruirá tres siglos de lazos e historia compartida, además de causar dificultades económicas y financieras.

Agencias EFE, AFP y Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?