Suscriptor digital

A fines de año, inaugurarán la nueva Costanera frente al Aeroparque

La Ciudad estrenará 1500 metros de la avenida Rafael Obligado, entre Sarmiento y el sector militar de la terminal aérea sobre terrenos ganados al río; además, sumarán una rotonda y un parque
Ángeles Castro
(0)
16 de septiembre de 2014  

A fines de año, la avenida costanera Rafael Obligado se correrá 50 metros hacia el río a la altura de la cabecera sur del aeroparque metropolitano. Más exactamente, quedará habilitado un nuevo tramo en forma de curva, entre la avenida Sarmiento y el sector militar de la aeroestación. El cambio permitirá alejar el tránsito vehicular de la terminal aérea y la creación de otro espacio verde en la zona.

El mes pasado, comenzaron los trabajos viales en la zona para la construcción de los dos empalmes que existirán entre el segmento por inaugurar, de 1500 metros de extensión, y la actual traza. La cinta asfáltica ya fue tendida hace dos años, en terrenos ganados al río, pero no podía habilitarse hasta tanto no estuviera lista la prolongación de la autopista Illia, que fue abierta al tránsito en junio pasado.

Ahora que gran cantidad de los camiones y autos que usaban la Rafael Obligado en sentido norte optaron por circular por la autopista, se pretende que la nueva Costanera -que será más angosta que la actual- sirva más para el uso recreativo que para el simple paso rápido.

Los enlaces con la traza actual costarán 14 millones de pesos y serán construidos 300 metros al norte del muelle del Club de Pescadores, uno, y a la altura de la avenida Sarmiento, el otro.

Este último tendrá la morfología de una rotonda que, además de unir los tramos viejo y nuevo de la avenida Costanera, ofrecerá adicionalmente conexiones con la avenida Sarmiento y con la calle Salguero.

Pero la rotonda no será un simple elemento distribuidor del tránsito. Su superficie será una suerte de plazoleta y pórtico verde, a la que se mudará la estatua en honor del aviador francés Jean Mermoz, hoy emplazada en la vereda perimetral del Aeroparque.

A diez años del anuncio

Como se dijo, la nueva Costanera fue tendida sobre terrenos ganados al río en el sector donde antes funcionaba Punta Carrasco. Junto con el alargamiento de la autopista Illia hacia el Norte, el viaducto Sarmiento y la futura ampliación de la cabecera sur del Jorge Newbery integran un conjunto de obras que anunciaron en 2004 el entonces jefe de gobierno, Aníbal Ibarra, y el Ministerio de Planificación Federal, luego del accidente del avión de LAPA; todas debían estar concluidas en 2008.

Pero las desavenencias entre las administraciones kirchneristas y macristas provocaron demoras de años en la concreción de los trabajos, que habían sido planificados uno enlazado con el siguiente. A fines del año pasado, el acercamiento entre la Presidenta y Mauricio Macri favoreció el impulso de las obras.

Fuentes del Ministerio de Desarrollo Urbano porteño, que tuvo a su cargo la obra, recordaron que la calzada por inaugurarse a fines de año cuenta con seis carriles de circulación (cuatro en sentido norte y dos en sentido sur), nuevas barandas y defensas costeras, mayor iluminación y amplias veredas, para favorecer el uso recreativo.

"En este tramo, la Costanera pierde un carril, se hace más angosta, invita a bajar los decibeles, ver el horizonte, conectarse con la naturaleza. El proyecto se completa con un nuevo parque que funcionará en las tierras que quedaron ociosas de Punta Carrasco", explicó Daniel Chain, ministro del área.

El parque tendrá como límites, por un lado, el río y, por el otro, la nueva Costanera. La idea, señala la memoria descriptiva de la obra, es "perpetuar el carácter lúdico y de esparcimiento que ya poseía el lugar". El espacio verde contará con recorridos peatonales, pequeños anfiteatros y una playa de solado de arena y juegos con agua, que el gobierno porteño utilizará para el programa Buenos Aires Playa durante el verano.

Otras modificaciones

Además, el sitio será equipado con nuevos bancos y reposeras para permitir el descanso y favorecer la contemplación en un ámbito costero, provisto de vegetación nativa que no debe superar la altura permitida, por la proximidad con la pista de aterrizaje del Aeroparque. Esta vegetación se compondrá de tres tipologías de árboles: Salix humboldtiana (sauce criollo), Erythrina crista-galli (ceibos) y Tessaria integrifolia (aliso), acompañados por herbáceas como las tipas y los solidagos.

El diseño de los distintos solados prevé la accesibilidad para personas con discapacidad y el drenaje de aguas pluviales. Si bien la nueva Costanera tiene fecha de habilitación para fines de año, aún no se determinó cuándo concluirán la tareas de desarrollo del espacio verde.

Recientemente, también en la Costanera Norte, el gobierno porteño habilitó un parque para la realización de deportes extremos que atrae unas 5000 personas por fin de semana. Además, en la zona puede disfrutarse del Parque de la Memoria, en honor a los desaparecidos.

La estatua de Colón, también en la zona

La serie de obras viales y aeroportuarias encaradas para mejorar la seguridad vehicular y aérea en el entorno del aeroparque metropolitano avanza, luego de años de demoras, gracias al reciente acercamiento entre los gobiernos de Cristina Kirchner y Mauricio Macri.

También como consecuencia de ese entendimiento entre ambos, habrá otro cambio en la zona por fuera de este paquete de obras: la mudanza de la estatua de Cristóbal Colón de su emplazamiento detrás de la Casa Rosada al espigón Puerto Argentino, frente al Aeroparque.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?