Confirmaron que Deutsch estaba habilitado como piloto

El organismo que regula la aviación civil explicó que el empresario había superado en mayo los exámenes para renovar su licencia
(0)
17 de septiembre de 2014  

La Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) confirmó ayer que el empresario Gustavo Andrés Deutsch tenía su habilitación en regla para volar. Deutsch, de 78 años, falleció el domingo pasado al estrellarse su avión bimotor Beechcraft Super King Air sobre casas en Nordelta. En el accidente también murió la esposa del ex dueño de LAPA, Graciela Villarruel, única acompañante de ese vuelo, que había despegado de un campo de Junín.

"En relación con el piloto fallecido, Gustavo Andrés Deutsch, cabe señalar que contaba con la licencia habilitante, nacional e internacional, en regla y vigente, para el tipo de vuelo que realizaba, por su edad debía realizar el examen psicofísico cada seis meses, habiéndolo realizado el 20 de mayo pasado y teniendo por lo tanto vigencia hasta el 20 de noviembre de este año", expresó la ANAC en un comunicado de prensa.

Las normas de la aviación civil establecen que no hay edad límite para ser piloto de un vuelo privado, mientras que a partir de los 65 años se pierde la licencia para vuelos comerciales. Si bien el avión accidentado cumplía regularmente funciones como taxi aéreo para la empresa Tango Jet, en ese caso Deutsch operó la aeronave como vuelo privado, por lo que tampoco tuvo la exigencia de contar con un copiloto.

"La aeronave siniestrada, propiedad de Larag SA Agropecuaria, estaba certificada para vuelo con un solo piloto, por ello y como la operación no era de aviación comercial sino de aviación general, no requería copiloto", expresó la ANAC.

El matrimonio Deutsch había despegado de Aeroparque el viernes pasado rumbo a su estancia en Junín y desde allí emprendió el regreso a la estación aérea metropolitana el domingo por la tarde. Al despegar de una pista aprobada por la ANAC, pero sin torre de control, Deutsch manifestó el plan de vuelo directamente desde el aire en la primera de las cuatro comunicaciones que sostuvo con los controladores de la región Buenos Aires. El último contacto radial fue iniciado por el operador de radar en Aeroparque, que observó el desvío de la ruta asignada para la aproximación de aterrizaje. Deutsch rechazó la propuesta de ser guiado por el radar y corrigió el rumbo. Dos minutos después desapareció el vuelo.

Mientras trabaja la Junta de Investigación de Accidentes de Aviación Civil (Jiaac) para determinar la causa del accidente, la ANAC rechazó el cambio de la ruta aérea que había sido pedido por el intendente de Tigre, Julio Zamora.

"Las principales ciudades del mundo realizan el diseño de su espacio aéreo sobre la necesidad de proveer rutas aéreas seguras y eficientes tanto para las personas y bienes que son transportados como para las que habitan en tierra. Basta ver que los procedimientos de aproximación para el aterrizaje a los aeropuertos de mayor cantidad de operaciones en el mundo se producen sobre zonas pobladas. Son numerosos los ejemplos, pudiendo citar los aeropuertos de: París, Madrid, Roma México o San Pablo", argumentó la ANAC.

Accidente aéreo en Villegas

En tanto, el instructor de vuelo herido anteayer al caer la avioneta en la que viajaba en el partido bonaerense de General Villegas murió ayer, mientras el otro tripulante lesionado fue llevado a la ciudad de Buenos Aires y está internado con quemaduras en el 30% de su cuerpo.

Fuentes del Ministerio de Salud bonaerense confirmaron que Jorge Irastorza, de 41 años y oriundo de la ciudad pampeana de General Pico, falleció tras ser asistido en el Hospital de General Villegas, adonde había ingresado con quemaduras en el 90% del cuerpo y la zona respiratoria muy comprometida.

El otro tripulante, Alberto López, de 29 años y nacido en Villegas, fue trasladado anteanoche a la Capital en un avión sanitario al Hospital Alemán, donde seguía en grave estado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.