El look de Charlene de Mónaco: lució su embarazo de seis meses en Nueva York

La princesa, en la dulce espera, acompaña a su marido en su viaje a la Gran Manzana

23 de septiembre de 2014  • 13:20

Alberto y Charlene de Mónaco iniciaron su primer viaje internacional juntos desde que anunciaron su próxima paternidad. La princesa, que dará a luz al primogénito de la pareja a fin de año, no se dejó ver en demasiadas ocasiones durante estos primeros seis meses de embarazo. Sin embargo, decidió acompañar a su marido en sus compromisos de esta semana en Nueva York.

La primera aparición de la princesa Charlene en la ciudad de los rascacielos fue en la ceremonia de apertura la Iniciativa Global Clinton, la anual conferencia de cuatro días organizada por Bill Clinton, su esposa, Hillary, y su hija, Chelsea, que en esta edición hacía entrega a la Presidenta de Kosovo, a activistas sociales y al actor Leonardo DiCaprio, entre otras personalidades, de los premios de la Fundación por su labor como "ciudadanos globales".

La princesa Charlene acaparó todas las miradas. Hasta el momento apenas se le notaba su estado y en sus apariciones optaba por vestidos sueltos que no se ajustaban a su figura, pero ahora cambió los habituales modelos holgados por un conjunto más entallado y por primera vez mostró la pancita con un traje negro y blusa blanca que no disimulaba demasiado.

El príncipe Alberto, cuya fundación benéfica hace hincapié en el cambio climático, participará también en la Cumbre del clima de la ONU. La Conferencia, organizada por el Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, espera que los líderes mundiales propongan sus ideas sobre cómo reducir las emisiones y movilizar las políticas medioambientales.

Mientras el soberano se reúne con Ban Ki-moon, la princesa Charlene asistirá invitada por su esposa, Ban Soon-Taek, a la Séptima Reunión Anual Mundial sobre Autismo. No serán los únicos royals en la Gran Manzana: los Reyes de España y probablemente también Abdalá y Rania de Jordania y Federico y Mary de Dinamarca coincidirán con ellos en alguno de los muchos actos previstos. Y es que esta semana Nueva York vuelve a convertirse en la capital del mundo.