Cómo está Juniors, 10 años después de la Masacre de Carmen de Patagones

Crédito: Gentileza Revista Gente/ Enrique Garcia Medina
El autor de la masacre de Carmen de Patagones vive en Ensenada, suele caminar por la orilla del río y según coinciden la mayoría de los especialistas que lo han tratado su diagnóstico es "trastorno de personalidad"
(0)
24 de septiembre de 2014  • 18:56

Pasaron 10 años de la masacre de Carmen de Patagones donde un chico llamado Juniors, de 15 años, mató a tres compañeros e hirió a otros cinco en el aula donde cursaban el primer año del polimodal. Una década después, una investigación periodística cuenta la vida del joven junto a sus padres y su hermano.

Un libro de Miguel Braillard y Pablo Morosi, que acaba de salir, relata la historia silenciada del drama ocurrido en el pueblo de Viedma. Los autores revelan que Juniors, declarado inimputable por la jueza Alicia Ramallo, vive en Ensenada, cerca de donde su padre presta servicios en Prefectura.

La investigación indica que Juniors, nombre que le puso su padre en homenaje a Boca Juniors, estuvo sin pisar la calle hasta agosto de 2007 y después comenzó salidas transitorias de 24, 48, 72 y 96 horas semanales. En la actualidad está más en su casa que en el sanatorio que lo trata en La Plata. En la causa judicial no consta que el joven trabaje o estudie. Los especialistas que lo han tratado su diagnostico es trastorno de personalidad.

La charla entre la Jueza y Juniors después de la masacre

-Hola. ¿Cómo estás? Me llamo Alicia. Soy la jueza que va a trabajar con vos por lo que hiciste. ¿Te sentís bien? ¿Me querés contar qué pasó?

-Eh...algo me acuerdo...No, no sé, en realidad fue todo muy rápido...

-¡Pero, qué barbaridad, querido! ¡¿Te das cuenta de lo que hiciste a tus compañeros? ¿Sos consciente de la gravedad de los hechos?

-Sí, sí...bah, no sé...

-¿Cómo te sentís... estás angustiado?

-...Sí...respondió, seco.

Es terrible,...¿supongo que estarás arrepentido?

-y...sí

Bien, Juniors, aunque no estás obligado, es importante que si tenés ganas, nos cuentes lo que te pasó a vos.

-...Cuando papá salió con mamá me metí en la pieza y saqué la pistola y los cargadores

-¿El arma estaba cargada? -inquirió la secretaria

-...-asintió con la cabeza.

-¿y después que pasó, te fuiste a dormir así nomás?

-No.. no dormí nada...

-¿Por qué? ¿estabas nervioso?

-Tenía escalofríos. Estaba descompuesto...

-¿Y qué hiciste a la mañana siguiente?

-Salí a las siete, me fuí caminando a la escuela...

-¿Qué pensabas en el camino?

-...Nada...

-¿Y qué hiciste cuando llegaste a la escuela?

Entré y me fui a formar la fila para subir la bandera...

-¿Le mostraste a alguien el arma? inquirió la jueza

-La pistola no...-Junior se sentó e hizo un largo silencio-... el cuchillo se lo mostré a Dante...-un compañero, reveló.

A cuentagotas, relató que se sentó solo en el primer banco y que una vez que pasaron sus compañeros se puso de pie y caminó hasta el pizarrón. Dijo que se paró frente al curso y extrajo el arma. Que ya estaba para disparar. Que vació el cargador. Que salió al pasillo y recargó . Que le disparó a un señor. Que no oyó voces, gritos ni ruidos. Que no era él.

-¿Por qué lo hiciste?- Le preguntó la jueza pidiéndole por cuarta vez que levante la vista y la mire a los ojos.

-...

-¿Estabas enojado?

Sí.

-¿Con tus compañeros?

Sí, susurró

-¿Con tu familia?

-...También...

-¿Por qué estabas enojado con tus compañeros?

Me molestan... siempre me molestaron, desde el Jardín... Desde el sépitmo que pensaba hacer algo así- dijo.

-¿Y cómo es que te molestan?

-...Y, me cargan. Dicen que soy raro... me joden porque tengo este grano en la nariz...

-¿Y con tu familia?

-Tuve una pesadilla: Yo agarraba un cuchillo y apuñalaba a mi papá. Pero él no se moría, me preguntaba por qué lo había hecho y yo le tiraba una silla y salía corriendo.

La masacre

El episodio ocurrió el 28 de septiembre de 2004 cuando Juniors de 15 años con el arma reglamentaria de su padre, agente de la Prefectura Naval, mató a tres compañeros e hirió a otros cinco dentro del aula de la escuela N° 202 Malvinas Argentinas en la que cursaban el primer año del ciclo Polimodal, la mayor parte de las demandas civiles se hallan paralizadas debido a la falta de notificación de Rafael Junior Solich -hoy de 24 años-, y de sus padres Rafael Solich y Esther Pangue.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.