El soterramiento del Sarmiento, paralizado y sin fecha de avance

La excavación del túnel entre Haedo y Caballito se anunció en 2012; la tuneladora costó 40 millones de euros y vive a la intemperie; los fondos están, pero el Gobierno aún no firmó el inicio de obra
Pablo Tomino
(0)
25 de septiembre de 2014  

Sigue postergado el soterramiento del ferrocarril Sarmiento. Hace poco más de dos años, el 15 de septiembre de 2012, el gobierno nacional anunció el inicio de obras de un túnel que, en la primera etapa, uniría Haedo y Caballito. Sin embargo, por problemas de financiamiento, nunca se concretó. Hoy, la tuneladora bautizada La Argentina, y que le costó al Estado 40 millones de euros, vive a la intemperie. Y desde que se bajó a la trinchera para realizar la megaobra, es sometida a mantenimiento para evitar su deterioro.

La empresa brasileña Odebrecht está, desde el año pasado, al frente del Consorcio Nuevo Sarmiento, un pool de empresas a cargo de la obra. Se logró cerrar un financiamiento por 1508 millones de dólares del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil (Bndes), y que cubre la mitad del costo total del soterramiento. En tanto, la Casa Rosada deberá desembolsar otros 1500 millones de dólares para alcanzar los 3000 millones que demandará la totalidad de la obra.

Las condiciones del préstamo que exige Bndes es que el 80 por ciento de la materia prima que se utilice para el soterramiento provenga de Brasil. En cuanto a los costos del financiamiento, se otorgaría una tasa menor al 6%, y los 1508 millones de dólares del préstamo el Estado podría cancelarlo en 12 años, con dos años de gracia.

De todas maneras, la Unidad Ejecutora del Soterramiento, un organismo creado en 2013 y coordinado por la Secretaría de Obras Públicas de la Nación -y además lo conforman los ministerios de Economía y de Transporte-, no ha firmado aún el acta para el inicio de las obras, según confiaron fuentes del sector.

Los funcionarios nacionales sólo han empeñado la palabra y prometieron que "muy pronto" la costosa tuneladora comenzaría a trabajar para hacer el viaducto de 17 kilómetros entre Haedo y Caballito, a 25 metros de profundidad.

Ante las recurrentes demoras, nadie quiso hablar del conflicto. Al consultar a la firma Odebrecht, se excusaron de responder preguntas e indicaron que el Ministerio de Transporte de la Nación, que conduce Florencio Randazzo, era quien debía referirse al tema. Sin embargo, en el área de Randazzo derivaron la inquietud a otro vocero oficial: la Secretaría de Obras Públicas. LA NACION consultó también al área que encabeza José López, pero el vocero de prensa no respondió ninguna de las inquietudes que le fueron planteadas.

En junio pasado, el jefe de Gabinete de la Nación, Jorge Capitanich, afirmó que "en el tercer trimestre" se podría "dar inicio a la ejecución de las obras" para el soterramiento del ferrocarril Sarmiento. El tercer trimestre de 2014 termina en pocos días. Y no hay indicios de que la obra arranque.

El soterramiento, que beneficiaría a 280.000 pasajeros por día, fue adjudicado en 2008 por la Nación a un pool de empresas. Pero los trabajos se demoraron por las negociaciones por la adecuación de precios ante la suba del índice inflacionario, según confiaron empresarios del sector.

Después del accidente en la estación de Once, en el que 51 personas murieron en febrero de 2012, el gobierno nacional aceleró el inicio de los trabajos. Presentó la tuneladora, la instaló en la trinchera de Haedo y desde entonces sigue sin funcionar.

Qué se hará

La primera etapa del túnel, entre Haedo y Caballito, demandará 44 meses, y reemplazaría a la actual traza de superficie. El obrador de Haedo, de 11 hectáreas, sólo está poblado de unos pocos obreros. Allí se construyeron 8000 m2 de oficinas, dormitorios, comedores, enfermería, galpones para talleres, almacenes, y una planta de prefabricación de revestimientos de hormigón. Y se prevé que en total se generarán 10.000 puestos de trabajos, 2000 relacionados en forma directa a la construcción y 8000 asociados indirectamente a la provisión de los distintos servicios, materiales y equipos que conforman el proyecto.

La última obra de la tuneladora que duerme en el olvido fue la construcción de un túnel bajo la comercial calle Serrano, en Madrid. Es la más grande utilizada en América latina, y debe será operada por 60 técnicos. Tiene 125 metros de longitud y avanza 450 metros por mes 20 metros por día-. En la primera etapa, desde Haedo hasta Caballito, se construirán seis estaciones de pasajeros bajo tierra, que en la superficie tendrán un diseño moderno y vistoso.

En una segunda etapa, se prevé que la máquina correrá en sentido inverso y hará el tramo hasta la estación Castelar, y en la tercera y última etapa, completará el recorrido soterrado hasta la estación cabecera de Moreno. Estos dos tramos demandarán 50 meses de trabajo.

En el proyecto se especifica que el túnel tendrá 10,40 metros de diámetro, por donde circularán las formaciones por dos vías. La obra totaldemandaría diez años, siempre y cuando no haya interrupciones. "No hay nadie trabajando; no vemos que quieran trabajar en esto, porque no hay movimiento en el obrador. Y estamos a metros de la tuneladora", dijo Edgardo Reynoso, delegado del Sarmiento. No hay dudas: por ahora, el soterramiento se asemeja bastante al cuento de la buena pipa.

La historia del ramal que une Once y Moreno

Desde su estreno hasta hoy: obras, tragedias y promesas

1947

Inauguración

El ferrocarril Sarmiento se creó el 13 de febrero de aquel año, al nacionalizarse el Ferrocarril Oeste de Buenos Aires (FCO), siendo administrado desde ese momento por la empresa estatal Ferrocarriles Argentinos

1990

El cese

A principios de esta década, con la disolución de Ferrocarriles Argentinos y la cancelación de servicios ferroviarios establecida por el entonces presidente, Carlos Saúl Menem, la mayoría de los servicios dejaron de operar

La concesión

El servicio de pasajeros pasó temporalmente a la empresa estatal Femesa y luego fue dado en concesión a Trenes de Buenos Aires (TBA)

13/9/2011

Accidente de Flores

Ese día un colectivo cruzó las vías y fue embestido por un ferrocarril metropolitano, que descarriló y embistió a otra formación: 11 personas fallecieron y 228 resultaron heridas

22/2/2012

Tragedia de Once

Un tren no pudo detener su marcha y colisionó con los sistemas de paragolpes de la estación de Once. Murieron 51 personas y más de 703 resultaron heridas

Quita de ramales

La presidenta de la Nación, Cristina Kirchner, decidió quitarle la concesión de las líneas Sarmiento y Mitre a TBA por el deficiente estado de los trenes y el deterioro en el servicio

Nuevos trenes chinos

Durante 2014, el gobierno nacional compró y sumó 9 formaciones cero km para la red. Y en total alcanzará a incorporar 25 trenes nuevos. El servicio, según los usuarios, mejoró sensiblemente a bordo de los coches chinos

Un anuncio incumplido

Desde 2008 el gobierno nacional le otorgó la concesión a un pull de empresas el soterramiento del Sarmiento. En septiembre de 2012 se bajó la tuneladora y se anunció el comienzo de la obra, pero nunca se concretó

Del editor: qué significa. Es el estigma del abandono, de las promesas incumplidas y la desidia. Es la línea Sarmiento, la misma de los 51 muertos en Once.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.