Relatos salvajes, la más vista

Anteayer superó el récord que ostentaba El secreto de sus ojos y se convirtió en el film más exitoso de la historia del cine local
(0)
26 de septiembre de 2014  

Relatos salvajes se convirtió en la película más taquillera de la historia del cine argentino, al menos desde que existen registros confiables en la industria, en 1997. Hasta anteayer, 2.414.000 personas vieron la película de Damián Szifron, superando así la recaudación del film que ostentaba el podio, la oscarizada El secreto de sus ojos, que vendió 2.410.592 entradas en 2009.

Si bien las cifras de audiencia de ambos títulos están muy por debajo de aquellas que tradicionalmente se le adjudican a grandes éxitos del cine nacional como Nazareno Cruz y el lobo, de Leonardo Favio (3.400.000) y El santo de la espada, de Leopoldo Torre Nilsson: (2.600.000), esos números carecen de respaldo fehaciente, y son entendidos además como producto de una época muy distinta a ésta, en términos de la cantidad de salas de cine que había en la Argentina, las condiciones de distribución de las películas y el hecho de que el cine tenía sólo competencia de la TV y no del cable, del DVD e Internet.

Las diez películas más vistas del pasado reciente en la Argentina, entonces, serían las siguientes:

1. Relatos salvajes, 2.414.000 espectadores

2. El secreto de sus ojos (2009), 2.410.000 espectadores

3. Manuelita (1999), 2.210.000 espectadores

4. Metegol (2013) 2.113.000 espectadores

5. Patoruzito (2004) 1.892.000 espectadores

6. Corazón de León (2013) 1.704.000 espectadores

7. Un argentino en Nueva York (1998) 1.592.000 espectadores

8. Papá se volvió loco (2005) 1.527.000 espectadores

9. El hijo de la novia (2001) 1.381.000 espectadores

10. Papá es un ídolo (2000) 1.357.000 espectadores

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.