Suscriptor digital

El ballottage amenaza la vuelta al poder de Tabaré

En el inicio de la campaña, el Frente Amplio es favorito, pero Lacalle Pou se consolida como rival opositor
Nelson Fernández
(0)
26 de septiembre de 2014  

MONTEVIDEO.- La campaña empieza hoy y hasta el 26 de octubre, Uruguay se enfrentará a varios fenómenos: la posibilidad de una elección abierta con resultado incierto, una competencia dura, una economía con inédito crecimiento, partidos políticos ante una votación histórica, un candidato opositor que emerge con buena chance y el oficialismo que pone toda su maquinaria electoral para conquistar cada sufragio.

"El Frente Amplio [FA] perdería la mayoría parlamentaria propia y el resultado del ballottage sería impronosticable", dijo anoche el politólogo Luis Eduardo González, al presentar su última encuesta.

Cuando falta un mes para las elecciones presidenciales y legislativas, las encuestas de intención de voto indican que no hay partido político con capacidad para ganar la presidencia en primera vuelta.

Para la consultora Cifra, el 43% de los uruguayos piensa votar al oficialista FA; el 33%, al Partido Nacional (PN); el 15%, al Partido Colorado (PC); algo más del 3%, al Partido Independiente (PI), y un poco menos del 1%, a Unidad Popular (UP, izquierda radical). En tanto, el 5% de los electores no sabe a qué partido elegir o dice que votaría en blanco, anulado o a otra fuerza.

En la medianoche de ayer, los partidos quedaron habilitados a exponer publicidad electoral por televisión y las tandas se llenaron de nuevos eslóganes y jingles.

Hace un año, la coalición de izquierda del FA consideraba que al convencer al ex presidente Tabaré Vázquez de postularse nuevamente, la elección estaba liquidada y la victoria se podría dar en primera vuelta con la renovación de la mayoría parlamentaria propia en ambas cámaras.

Pero el crecimiento del candidato opositor Luis Lacalle Pou (PN) comenzó a generar preocupación, tanto que la primera senadora Lucía Topolansky, esposa del presidente Mujica, admitió que la izquierda reaccionó por los sondeos que lo mostraban muy abajo.

"El susto despertó al mamado", dijo la dirigente del Movimiento Tupamaro para explicar gráficamente cómo se levantaron los frentistas para movilizarse y cambiar el tono de la campaña. Eso dio resultado con un aumento de intención de voto, pese a lo cual, los números aún no le son favorables.

"Hay una recuperación del FA y una consolidación de la posición del PN como desafiante", agregó González, que recordó: "Hasta el mes pasado, la tendencia era desfavorable para el Frente, que perdía apoyo lenta, pero persistentemente; pero ahora la tendencia cambió: detuvo la caída y recuperó dos puntos".

El politólogo Ignacio Zuasnabar, director de encuestas de Equipos Mori, dijo a LA NACION que su medición da una cantidad de indecisos importante (15%), pero que también entiende que no habrá mayoría parlamentaria para la izquierda. "La segunda vuelta de noviembre se definiría entre el candidato oficialista Tabaré Vázquez y el opositor Luis Lacalle Pou, en una definición que, en principio, se avizora cerrada."

Para Zuasnabar, "Uruguay tuvo transformaciones importantes en la última década" y "algunas de las demandas ciudadanas de principios de siglo, como el combate a la pobreza, la reducción de desigualdades y el aumento de derechos sociales y del empleo, fueron satisfechas en buena medida durante los gobiernos del FA".

Entonces, ¿por qué el oficialismo corre riesgo de perder el poder tras dos gobiernos con alto crecimiento económico y una mejora generalizada? "Como contracara de ese proceso surgieron nuevas demandas públicas", sobre las que el oficialismo "no ha construido relatos satisfactorios", dijo el sociólogo.

"Los déficits más notorios (...) se producen en materia de seguridad pública y la educación", aunque éstos "no son los únicos".

Lacalle Pou, con "un discurso que no discute, sino que reconoce los logros pasados" y propone "mejorar" lo que no se hizo bien y con un estilo que evita la confrontación, "ha logrado seducir a segmentos del electorado disconformes, y emparejar la elección".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?