Por amor al álbum

Un fenómeno que crece: bandas que tocan en vivo discos completos que se convirtieron en leyenda
Mauro Apicella
(0)
3 de octubre de 2014  

Las bandas que homenajean a otras bandas se cuentan de a montones. Entre los miles de clones que tienen los Beatles y las chicas superpoderosas que tocan temas de Iron Maiden, la variedad es sorprendente. Existen desde hace décadas, para todos los gustos y las edades. En cambio, el fenómeno del tributo al disco es mucho más reciente. El año pasado, Billie Joe Armstrong se reunió con Norah Jones para grabar un CD que no es de tributo a los Everly Brothers sino a un disco en particular de este famoso dúo norteamericano. En Foreverly, Billie Joe y Norah recrearon las canciones que los Everly Brothers registraron en 1958, en Songs Our Daddy Taught Us. Mientras tanto, el tecladista Rick Wakeman hace giras de autohomenaje con los temas de dos de sus más importantes discos, Las seis esposas de Enrique VIII y Viaje al centro de la Tierra . Entre el 19 y el 21 de este mes tocará en el Gran Rex, con orquesta sinfónica.

La producción local no se queda atrás con la recreación de álbumes completos. El grupo Genetics interpretará mañana The Lamb Lies Down on Broadway en el Coliseo –se trata de un disco emblemático de Genesis que cumple 40 años–. En los locales de jazz Notorious y Bebop se realizan tributos a ciertos discos con bastante frecuencia. Nueve 9, banda liderada por el ex Súper Ratones Fernando Blanco y la guitarrista y cantante Lucrecia López Sanz, comenzó tocando temas de los Beatles por diversión. Con los años empezó a ofrecer conciertos temáticos que incluyen la interpretación de discos completos, como el Álbum Blanco y Abbey Road, entre otros.

"Hay obras, hay discos, que trascienden al artista, sin duda –dice Fernando Blanco–. Con Nube 9 ya estamos cumpliendo diez años de hacer discos completos. A veces veo que algunos de los músicos sienten que ya los conocemos bien. Pero yo creo que siempre hay algo nuevo para encontrar en cada disco."

Nueve 9, que presenta su primer CD y DVD The Beatles, una historia en canciones, nació en 2001. Un par de años más tarde hizo un show más conceptual dedicado a George Harrison, con 28 o 29 canciones que compuso el guitarrista. Luego dio varios shows dedicados al Álbum Blanco y fue entonces cuando los músicos se dieron cuenta de que trabajar esos conciertos de manera temática tenía una respuesta diferente del público.

"Con los años, el rock se convirtió en un clásico. Por eso yo lo empariento con la música clásica. Así como una orquesta toca la N° 40 de Mozart o la Novena de Beethoven, nosotros nos enfocamos en los conciertos temáticos. Después del Álbum Blanco tocamos Abbey Road, Let it Be, Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band y Magical Mystery Tour. Y en cuanto a la versión, siempre decimos que estamos en el medio. Por un lado existe la banda clon, que trata de tocar todo igual. Creo que así se pierde la esencia de la canción, porque hay que tratar de darle vida. Por otro están las bandas de versiones, esas que agarran «Come Together» y la hacen puré. Vuelvo a la comparación con las orquestas clásicas. Que suene lo más parecido posible, pero dándole la impronta del director."

En 2012, los integrantes de Genetics –banda que clona la música de Genesis y tiene sus orígenes en Rael, otra que también era de tributo– cayeron en la cuenta de los 40 años del LP Foxtrot. Lo interpretaron completo, incluida esa maravillosa suite llamada Supper’s Ready. Al año siguiente recrearon Selling England By The Pound y ahora es el turno (según el plan de celebrar las cuatro décadas) de The Lamb...

"En 2012 nos dimos cuenta de que se iban cumpliendo los 40 años de estos discos y decidimos hacer conciertos más temáticos, presentando los temas como aparecían en el vinilo. No es algo que habitualmente hacen las bandas cuando presentan su disco, pero nos pareció interesante hacerlo así. De todas formas, esto representa la mitad del tiempo del show y siempre tocamos otros temas de la época", dice Horacio Pozzo, tecladista del grupo.

Para los fanáticos, escuchar en vivo el disco completo es una manera de revitalizar esa fascinación dentro de un teatro. ¿Acaso el disco The Dark Side of the Moon no es, a estas alturas, tan legendario como la banda que lo creó?

"Tocar los discos enteros no nos mostró otra manera de ver a Genesis. Lo que aparece es el gesto del productor del disco, o de los mismos músicos que tenían que decidir el orden de los temas. Esto era muy importante en los vinilos, uno se sentaba y escuchaba la música en una secuencia pensada, con una intención. Allí inciden el carácter de cada tema, a veces su tonalidad. Por lo general se buscaba que hubiera variedad entre el final de un tema y el principio del siguiente. Algo que se perdió con la forma de escuchar música digital en estos días. Aunque fueran temas sueltos, la manera de ordenarlos le daba un sentido al disco. Ése es el caso de Foxtrot o Selling England... En cambio, en The Lamb... hay una historia por narrar y muchos temas están unidos musicalmente", explica Horacio.

Los surcos del jazz

En el jazz también existen discos legendarios. En los últimos años, el local Notorious le dio espacio a esta tendencia, con la recreación completa de discos como Kind of Blue (1959), una de las obras maestras de Miles Davis, que fue recreada el último año por Carlos Álvarez (contrabajo), Cirilo Fernández (piano), Fernando Martínez (batería), Carlos Michelini (saxo alto), Gustavo Musso (saxo tenor) y Sergio Wagner (trompeta). Con varios de esos músicos, el año pasado también se interpretó Time Out, placa que The Dave Brubeck Quartet publicó en 1959.

Por estos días, en esa sala y disquería de Callao al 900 se interpreta La Fusa, el disco brasileño que recrea el paso de Vinicius (con Toquinho y Maria Creuza como invitados) por aquel mítico local argentino.

Este año, el sello Blue Note cumplió 75 años. La manera de celebrarlo en Buenos Aires fue (y es) con una serie de conciertos en el sótano jazzero Bebop. Para el primer concierto, el SuperTrío del baterista Oscar Giunta, que alista a Hernán Jacinto en piano y Arturo Puertas en contrabajo, tocó Money Jungle (1963), del trío de Duke Ellington, Charles Mingus y Max Roach. Después, Delfina Oliver cantó Billie’s Blues, de Billie Holiday.

El próximo tributo será para el señor McCoy Tyner. El 15 de noviembre, Nicolás Guerschberg, Mariano Sivori y Pipi Piazzolla se encargarán de The Real McCoy, álbum que, además, será reeditado para esa ocasión. Todo sea por la inmortalidad de esos discos que hicieron historia y que tanta gente celebra, en vivo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.