Elecciones en Bolivia: por fallas y amenazas, se escrutó menos del 3% de los votos

Estos son los resultados hasta el momento
Estos son los resultados hasta el momento Crédito: TSE
El Tribunal Supremo Electoral explicó por qué se trabó el recuento; las 791 actas computadas no reflejan la victoria de Evo Morales, confirmada sólo por las encuestas de boca de urna
(0)
13 de octubre de 2014  • 12:54

LA PAZ.- El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia atribuyó hoy a supuestas amenazas de hackers y a problemas de logística el retraso en el recuento oficial de los comicios generales de ayer, de los que sólo escrutaron el 3%. Hasta el momento, la reelección de Evo Morales con el 60% fue atribuido sólo por las encuestas de boca de urna.

El TSE sólo reportó anoche un boletín con 2,89 de avance en el escrutinio que incluye resultados de 791 de las 27.403 mesas electorales que funcionaron en nueve departamentos, con un total de 143.227 votos válidos, 1.747 blancos y 4.576 nulos.

Lo llamativo es que con estas pocas actas computadas, no se ve reflejado el triunfo de Evo Morales. Dentro de ese 2,89% de los votos, la mayoría (43,43%) votó al empresario Samuel Doria Medina, del partido opositor Unidad Demócrata (UD), y recién después aparece Evo Morales, con un, 34,96% de esos votos.

Según el vocero del TSE Ramiro Paredes, alertas anónimas de posibles ataques informáticos y el recalentamiento de los equipos del tribunal fueron los motivos por los que determinó suspender el escrutinio por algunas horas esta mañana.

"Hemos tenido problemas en el sistema de transmisión de datos que se recalentó, se volvió lento y no superó de acuerdo a las pruebas que nosotros hemos establecido (.) La preocupación se centró además en las amenazas que recibimos de posibles hackeos", dijo al diario El Deber.

Paredes agregó que por un par de horas "se temió que hubiera injerencia externa en el sistema" y se tuvieron que adoptar nuevas medidas de seguridad para contrarrestar un posible ataque informático. "Felizmente no encontramos nada, pero esos elementos hicieron que se detuviera el cómputo", dijo.

Además, pese al esfuerzo "logístico y operativo" del TSE y a que se realizaron pruebas y ensayos, hubo un retraso en el trabajo de los notarios y los jurados ciudadanos que trabajaron en el proceso.

"Se tomaron su tiempo los jurados electorales, lo cual tuvo un efecto dominó en todas las actividades posteriores a ese hecho", indicó el funcionario electoral.

Añadió que "todos estos elementos no permitieron cumplir con lo que inicialmente había pensando el Tribunal Supremo Electoral".

Hasta 7 días según la ley

La presidenta del Tribunal Electoral, Wilma Velasco, había anunciado ayer que el primer cómputo oficial incluiría un 30 por ciento de la votación y se daría a conocer a las 20 de ayer (21 en la Argentina), algo que no se pudo cumplir.

"Ahí [hacemos] un mea culpa. Nosotros deberíamos no más regirnos por los plazos establecidos por la ley", dijo Paredes.

La legislación electoral boliviana otorga a los tribunales departamentales hasta siete días para que transmitan sus informes al TSE, que tiene otros cinco días más como plazo para dar a conocer los datos finales de manera oficial, recordó Paredes.

El Gobierno, la oposición y los medios siguen, por ahora, usando como referencia las encuestas difundidas ayer por la tarde, que dieron como ganador de las presidenciales a Evo Morales, con un apoyo en torno al 60 %

Como es tradición en las elecciones de Bolivia, tanto el presidente Morales como la oposición dieron anoche por válidos los resultados de los sondeos a pie de urna y de recuento rápido difundidos por tres medios y elaborados por las empresas Ipsos y Mori.

Según esos números, el rival mejor situado, el empresario conservador Samuel Doria Medina, del partido opositor Unidad Demócrata (UD), consiguió en torno al 25 %, y el expresidente Jorge Quiroga (2001-2002), un 9,6%.

Agencias EFE, DPA y Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?