Sol Líneas Aéreas se achica y deja de volar a Santa Cruz y Tierra del Fuego

También negocia un subsidio para mantener vuelos a Bahía Blanca, Trelew y Comodoro Rivadavia; en lo que va del año, ya canceló otras seis rutas
Juan Pablo De Santis
(0)
14 de octubre de 2014  • 18:27

La aerolínea rosarina Sol anunció que a partir de mañana suspende sus vuelos desde y hacia a Río Gallegos (Santa Cruz) y Río Grande (Tierra del Fuego). En tanto, la empresa negocia la renovación de un subsidio con Chubut para mantener operativas las frecuencias a esa provincia.

El gobierno chubutense mantiene un contrato de subsidio de combustible con Sol, para que esta opere el corredor Comodoro Rivadavia - Trelew y de allí una conexión con Bahía Blanca (Buenos Aires). El acuerdo caduca el 1 de noviembre y, si no se renueva, la empresa suspenderá el servicio, según confirmó uno de sus agentes de prensa a LA NACION. Las negociaciones permanecen abiertas, pero sin certezas.

En julio pasado, Sol también canceló sus frecuencias a Córdoba, Mendoza y Neuquén, también conocida como "corredor petrolero". En mayo había cancelado sus vuelos a Bariloche (Río Negro), Esquel (Chubut) y Ushuaia (Tierra del Fuego).

En contrapartida, incorporó a San Luis como nuevo destino y frecuencias estacionales a Punta del Este (Uruguay) durante el verano y feriados puente.

"La empresa está en un proceso de adecuación de su estructura al mercado actual", dijeron desde la línea aérea. Además de las incorporaciones y posibles cambios, Sol mantiene conexiones entre Buenos Aires y Santa Fe, Rosario, Villa Gesell y Mar del Plata.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.